Pronombres personales átonos

Quizás lo más recomendable, antes de abordar una explicación sobre los Pronombres personales átonos, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partículas lingüísticas, en su contexto preciso.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que lo mejor sea delimitar esta revisión teórica a cuatro nociones específicas: Palabras, Sustantivos, Pronombres y Pronombres personales, debido a que estos se encuentran directamente relacionados con las partículas lingüísticas que se abordarán posteriormente. A continuación, cada uno de estas definiciones:

Las palabras

De esta manera, se comenzará por decir que las Palabras han sido explicadas de forma general como un tipo de partículas lingüísticas. Sin embargo, puede que el entendimiento integral de la Palabra puede requerir considerar la perspectiva que tiene cada una de las distintas disciplinas lingüísticas.

En primer lugar, se tendrá que por ejemplo la Morfología concibe la Palabra como una estructura morfológica, que se encuentra conformada por una combinación coherente de Lexemas (unidades lingüísticas que aportan sentido léxico a la palabra) y de Morfemas (unidades lingüísticas que se unen al Lexema para aportarle información léxica o gramatical).

Por otro lado, la Semántica –disciplina que estudia las palabras desde su significado- entiende las Palabras como una partícula lingüística con sentido propio, el cual sobrevive entre dos silencios, que ocurren durante un texto. En este punto, es importante señalar que siempre que en Lingüística se mencione la palabra “texto” se referirá al texto oral, y nunca al escrito, pues para esta disciplina la Escritura siempre será señalada como un registro secundario de la realidad viva del Lenguaje.

Así mismo, la Sintaxis –materia de la Lingüística que prefiere estudiar las palabras según su posición que ocupan en la oración- ve a estas partículas como el núcleo de esta estructura superior de significado, así como cada uno de los eslabones que la conforman. Por consiguiente, si se hiciera una visión de micro a macro en el texto, se tendría entonces que una combinación de lexemas y morfemas originará una palabra, mientras que la disposición de palabras originará una oración, y finamente el orden coherente y cohesionado de las oraciones producirá textos.

Sustantivos

En segunda instancia, también será necesario señalar cuál es el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados por los distintos autores como una de las principales clases de palabras que pueden encontrarse en la mayoría de las lenguas naturales, entre ellas el Español. No obstante, el entendimiento global de este tipo de partículas puede que pase igualmente por la consideración de la definición que han dado sobre ellas las distintas disciplinas de la Lingüística.

De esta manera, se comenzará por referir que la Semántica concibe los Sustantivos como aquellas partículas Lingüísticas, que cumplen con la misión de señalar o referir a ciertas entidades específicas, las cuales pueden estar conformadas por personas, animales, lugares, objetos y conceptos. Por ende, los Sustantivos son considerados entonces como nombres, pues cumplen la función de nombras entes determinados.

Por otra parte, la Morfología también ha señalado cuál es su visión sobre los Sustantivos, a los cuales consideran como un tipo de palabra variable, que modifican o cambian su estructura, de acuerdo a la necesidad de concordar en género y número con la entidad que desean nombrar. Para la Sintaxis, los Sustantivos serán partículas lingüísticas que fungen como el núcleo del sujeto, así como de los sintagmas nominales o preposicionales.

Pronombres

Así las cosas, resultará también de provecho lanzar luces sobre el concepto de Pronombres, los cuales han sido vistos por la Lingüística también como uno de los principales tipos de palabras, que pueden hallarse en la mayoría de las Lenguas naturales.

Desde una perspectiva mucho más específica, los Pronombres son definidos por la Sintaxis como aquellas partículas que cumplen con la función de sustituir al Sustantivo, cumpliendo con su función gramatical, y por ende posicionándose igualmente como el núcleo del sujeto o de los sintagmas nominales y preposicionales.

En cuanto al concepto que da la Morfología sobre los Pronombres, esta disciplina considera que estas palabras también cuentan con la cualidad de ser variables, pues son capaces de modificar su estructura, según deban concordar en persona gramatical, género y número con la persona a la que desean sustituir.

Así mismo, los Pronombres también han sido explicados por la Semántica, disciplina que ve en los Pronombres a aquellas partículas que al sustituir al Sustantivo, entonces cumplen con igual función que esta última partícula, es decir, señalar entidades, las cuales pueden estar conformadas por personas, animales, lugares, objetos o conceptos. Por ende, los Pronombres también cumplen con la función de nombrar o referir a entes específicos.

Pronombres personales

Por último, también se deberá revisar la definición de Pronombres personales, los cuales han sido catalogados como una de las principales partículas lingüísticas que existen en las Lenguas naturales, y dentro de los Pronombres.

De forma mucho más específica, los Pronombres personales serán aquellas partículas lingüísticas que señalarán el género, número, persona gramatical y hasta caso de la persona a la cual sustituyen. Por lo tanto, estos pronombres pueden funcionar también, desde un punto de vista gramatical, como sujeto o atributo. De acuerdo a lo que señala la Lingüística, existen dos tipos de pronombres personales: Pronombres personales tónicos y Pronombres personas átonos.

Pronombres personales átonos

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Pronombres personales átonos, también conocidos como clíticos, y que han sido explicados en primer lugar como uno de los dos principales tipos de Pronombres personales que existen en las lenguas naturales, entre las que se cuenta el Español.

De igual manera, los Pronombres personales átonos han sido descritos como aquellas partículas lingüísticas que sustituyen a la persona, para señalar entonces la función de Complemento Directo (sujeto que recibe la acción) o de Complemento Indirecto (sujeto que se beneficia con la acción) que esta tenía originalmente. Así mismo, estos pronombres se caracterizan por señalar también la persona, género, número y caso que tiene la persona a la cual sustituye, y no deben estar relacionados con el verbo por medio de una preposición. A continuación, algunos ejemplos de ellos:

Me, Nos, Te, Se, Os, Lo, La, Le, Los, La, Les, Se

Imagen: pixabay.com

Pronombres personales átonos
noviembre 14, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar