Pronombres personales

Quizás lo mejor, antes de abordar una explicación sobre los Pronombres personales sea realizar una breve revisión teórica, que permita tener en cuenta ciertos conceptos, necesarios a la hora de entender este tipo de palabra, dentro de su justo contexto morfológico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también se haga necesario el delimitar dicha revisión a tres nociones específicas: Palabra, Sustantivos y Pronombres, por ser las que se encuentran directamente relacionadas con el concepto de Pronombres personales. A continuación, cada una de estas cuestiones:

La palabra

De esta manera, se comenzará por decir que la Palabra ha sido explicada de forma general, por los distintos autores, como una partícula lingüística. Sin embargo, puede que el entendimiento integral de este tipo de partícula pase por la consideración de cada una de las perspectivas de las distintas disciplinas lingüísticas.

Por consiguiente, por ejemplo, se tiene que la Morfología considera la Palabra como una estructura morfológica, conformada por una combinación de Lexemas (unidades lingüísticas de sentido léxico) así como Morfemas (unidades lingüísticas que se unen al Lexema, para aportarle información léxica o gramatical).

Para la Semántica –disciplina que estudia las palabras de acuerdo a su significado- la Palabra es entendida básicamente como una partícula lingüística, con sentido propio, la cual se encuentra o hace vida entre dos silencios, que ocurren durante un texto. En este punto es importante señalar que siempre que en Lingüística se hable del concepto “texto”, se hará para referir al texto oral, y nunca al escrito, por cuanto en realidad esta disciplina asume que la Escritura es apenas un registro secundario de la realidad viva del Lenguaje, la cual reside en el Lengua, al tiempo que se realiza materialmente en el Habla, por medio de la acción de los Hablantes.

Así también, la Sintaxis –materia que prefiere estudiar las palabras de acuerdo a la posición que estas ocupan dentro de la oración- ve la Palabra como el núcleo de esta estructura superior de significados, considerándolas además como cada uno de los eslabones que la conforman. Por ende, si se analizara un texto, desde su nivel micro a su nivel macro, se tendría que una combinación de lexemas y morfemas producen palabras, mientras que una disposición coherente y cohesionada de palabras genera oraciones, y por último un orden de oraciones da como resultado un texto.

Sustantivos

En segunda instancia, será también necesario lanzar luces sobre el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados de forma general como uno de los principales tipos de palabras, que existen en las Lenguas naturales, entre ellas el Español. No obstante, puede que el entendimiento integral de este tipo de partícula también incluya la revisión de cada una de las definiciones, que dan desde sus respectivas perspectivas las distintas disciplinas lingüísticas.

Al respecto, se comenzará entonces por la Semántica, materia que concibe los Sustantivos como palabras, que cumplen con la función de señalar o referir una entidad específica, la cual puede estar constituida por una persona, un animal, objeto, concepto o lugar. Por ende, desde una óptica semántica, los Sustantivos son nombres, pues su función es nombrar un ente determinado, bien desde su nombre genérico (Sustantivos comunes) o desde su nombre propio.

Ejemplos de Sílaba tónica Tal vez lo mejor, antes de avanzar sobre los distintos ejemplos de Sílaba Tónica que pueden existir,...
Clasificación de la sílaba por su terminación Quizás lo mejor, antes de avanzar sobre los distintos tipos de sílabas que pueden diferenciarse segú...
Ejemplos de términos lingüísticos que comienzan por “A” (primera par... Uno de los elementos que más pueden confundir a un hablante, a la hora de dirigirse al Diccionario a...

Por su parte, la Morfología también ha señalado su propia visión de los Sustantivos, a los cuales ha visto como palabras variables, las cuales cuentan con la posibilidad de cambiar su estructura morfológica, en específico sus morfemas flexivos, con tal de concordar en género y número con las entidades que desean señalar. Finalmente, para la Sintaxis, los Sustantivos representarán siempre el núcleo del sujeto, así como de los sintagmas nominales y los sintagmas verbales.

Pronombres

Así mismo, es necesario detenerse también un momento en el concepto de Pronombre, el cual es también entendido como uno de los principales tipos de palabras. Para su entendimiento integral es igualmente necesario prestar atención a cuál ha sido definida esta partícula, cuya clasificación parece haber sido concebida dentro de la disciplina de la Sintaxis.

En este orden de ideas, se tendrá entonces que las Pronombres han sido explicados entonces por la Sintaxis como una partícula lingüística que cumple con la tarea de sustituir al nombre, es decir, al Sustantivo. Por lo tanto, dentro de la oración, los Pronombres vendrían entonces a ser también los núcleos del sujeto, o también de los sintagmas nominales o de los sintagmas verbales.

Por su parte, la Semántica entiende los Pronombres como aquellas palabras que, al sustituir al nombre, cumplen también su función, es decir, que ellos, los Pronombres también sirven para referir o señalar determinadas entidades, las cuales pueden estar conformadas por una persona, un animal, un lugar, un objeto o un concepto.

Finalmente, la Morfología concibe entonces los Pronombres también como palabras cambiantes, pues pueden cambiar o modificar su estructura morfológica, en pro de concordar en género, número e incluso en persona gramatical con la entidad a la cual señalan, al reemplazar al sustantivos.

Pronombres personales

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Pronombres personales, los cuales han sido explicados como uno de los principales tipos de Pronombres que existen en las Lenguas naturales.

Así mismo, ya desde una perspectiva un poco más específica, así como semántica, los Pronombres personales serán vistos como aquellas partículas lingüísticas, que cumplen con la tarea de señalar la persona gramatical de una oración. Por su parte, la Morfología apunta que este tipo de Sustantivos deben concordar en todo momento, en género, número y persona gramatical con la persona que sustituye. Para la Sintaxis, siendo Pronombres al fin, los Pronombres personales también se constituirán en el núcleo del sujeto, o de los sintagmas nominales y preposicionales.

No obstante, la Lingüística también ha señalado que, al menos en el Español, no puede hablarse tan solo de un tipo de Pronombres personales, sino que se pueden considerar dos distintos grupos, los cuales han sido explicados de la siguiente manera:

  • Pronombres personales tónicos: estos pronombres personales cumplen con la función de señalar a la persona de la oración, actuando incluso como el sujeto o atributo de la oración. Algunos ejemplos de este tipo de pronombres serán los siguientes: yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos, ustedes, conmigo, contigo, consigo.
  • Pronombres personales Átonos: conocidos también como Pronombres personales clíticos, este tipo de partículas cumplen con la función de ejercer como Complemento Directo (es decir la persona que recibe la acción) así también como Complemento indirecto (el beneficiario de la acción). Algunos ejemplos de este tipo de pronombres personales serán los siguientes: me, nos, te, se, lo, la, le, los, las, les, se.

Imagen: pixabay.com

Pronombres personales
octubre 31, 2018