Propiedades curativas de la aceituna

Quizás lo más conveniente, previo a abordar una exposición sobre las principales Propiedades medicinales de la Aceituna, sea revisar de forma breve algunos asuntos, relacionados con la naturaleza, origen y propiedades nutricionales de este fruto, proveniente del Mediterráneo.


Lo más reciente:

La aceituna: origen y propiedades

De esta forma, se comenzará por decir que la Aceituna –conocida también como Oliva- ha sido explicada por las distintas fuentes botánicas como un fruto o drupa (fruta de pulpa carnosa) del árbol conocido como Olivo, el cual recibe a su vez el nombre científico de Olea europea. Se caracterizan por sus colores verdes y negro, así como por su corazón o hueso duro y su pulpa carnosa, de la cual también puede extraerse aceite, denominado Aceite de Oliva, elemento este bastante apreciado por sus grandes propiedades nutricionales y culinarias.

Origen e Historia de la Aceituna

De acuerdo con lo que han señalado los distintos especialistas, tanto el árbol de olivo como su fruto, la Aceituna pudieron surgir sobre la faz de la tierra aproximadamente durante el Oligoceno, es decir, entre unos veinte a cuarenta millones de años atrás. De igual manera, los científicos han señalado que la región del mundo en donde esto sucedió fueron las regiones ubicadas en la cuenca del Mediterráneo oriental, así como algunos lugares en donde se encuentra actualmente asentada Italia. Ergo, la Aceituna es una fruta mediterránea.

No obstante, su antigüedad, no es sino unos seis mil años antes que surge la Aceituna comestible, la cual empezó a ser consumida por los seres humanos de forma regular durante la Edad de Bronce, es decir, unos tres mil o mil años antes de Cristo. Esta afirmación ha sido hecha por los científicos basados en los múltiples hallazgos arqueológicos, que prueban el conocimiento y uno de la aceituna por parte de los humanos, que habitaban las regiones mediterráneas.

Así mismo, los investigadores refieren descubrimientos que permiten señalar que en los territorios en donde se encuentra actualmente España también se puede afirmar que la Aceituna fue conocida y comenzó a ser consumida de forma importante durante la Edad de Cobre, entre tres mil y dos mil quinientos años antes de Cristo.

Por otro lado, los especialistas señalan que en esa época –en el 3.000 a.C.- la Aceituna no sólo constituía una fuente alimenticia, sino que también era un bien de comercialización importante. Un ejemplo de ello lo establece la civilización minoica, la cual se estableció como uno de los principales comerciantes de este fruto, lo cual le dejó a esta civilización grandes ganancias.

De igual forma, la Aceituna fue conocida y usada por los Egipcios, quienes creían que esta fruta había sido entregada a los hombre por Isis, deidad que le enseñó a la Humanidad a sembrar y cosechar el fruto del Olivo. También, en esta civilización, la Aceituna era utilizada como un elemento ornamental y religioso, siendo usado para iluminar, aprovechar sus beneficios cosméticos, así como para ciertos rituales, sobre todo funerarios.

De estas tierras, la Aceituna viaja a Grecia, aproximadamente dos mil años antes de Cristo, siendo tomada por esta antigua civilización como un elemento que es producido a gran escala. Así como para los Egipcios la Aceituna era un regalo de Isis, para los griegos el Olivo –y su fruto- se encuentran ligados con Atenea. Esta civilización lo usa como alimento, así como para extraer aceites. Además, conoce también sus distintas propiedades medicinales, usándolo como un elemento para tratar ciertas lesiones o heridas.

Como muchas cosas, la Aceituna pasó de Grecia a los romanos, quienes sintieron fascinación por el Aceite de oliva, elemento este que viajó, y fue conocido en todos los rincones del vasto imperio romano. Así mismo, dentro de esta cultura, la Aceituna tuvo una expansión en cuanto a su uso dentro de la culinaria.

Propiedades nutricionales de las Aceitunas

Pese a que las distintas civilizaciones del Mediterráneo y del mundo antiguo fueron rindiéndose al sabor, así como a la textura y cualidad aceitosa de este fruto del Olivo, desde hace algunas décadas se conoce que las Aceitunas, además de ser un delicioso ingrediente, cuenta también con grandes propiedades nutricionales, lo que lo convierte en una gran opción para ser integrada a una dieta saludable.

En consecuencia, las distintas fuentes nutricionales han señalado entonces que en las Aceitunas se pueden encontrar cantidades importantes –pero sanas- de Carbohidratos, Azúcares naturales, Fibra, Proteínas y Grasas, tanto saturadas como monoinsaturadas y poliinsaturadas. Así también, las Aceitunas son entendidas como una fuente importante de vitamina A, así como de vitaminas del complejo B (vitamina B1, B2, B3, B6, B9) y vitaminas C, E y K.

Por otro lado, los Nutricionistas también indican que la Aceituna puede ser vista como una fuente alimenticia rica en Minerales, que son vitales para el funcionamiento adecuado del cuerpo, entre las que se pueden encontrar el Calcio, Hierro, Magnesio, Fósforo, Potasio, y Sodio.

Propiedades medicinales de la aceituna

Sin embargo, tampoco son solo su sabor y valores nutricionales los únicos elementos que han hecho que el mundo se rinda ante esta fruta mediterránea, sino que la Ciencia y la Medicina naturista ha podido observar y comprobar a lo largo de los años las increíbles propiedades curativas con las que cuentan las Aceitunas. A continuación, algunas de ellas:

Protector del corazón

Existe la creencia popular errada sobre lo negativo del consumo de grasas. No obstante, en las últimas décadas la Medicina ha descubierto que en realidad lo que el cuerpo procesa y asimila como grasa son las harinas y azúcares procesados, puesto que en realidad el humano, como carnívoro, necesita grasa, la obtenga de una fuente animal o vegetal.

En este sentido, la Aceituna constituye una gran fuente de grasas insaturadas, elemento este que ayuda a nivelar, reducir y prevenir niveles altos del colesterol, por lo que la Aceituna constituye un buen amigo del corazón, no obstante su gran contenido de sodio hace que también deba ser consumido con moderación por aquellas personas que presenten hipertensión.

Huesos sanos

Por otro lado, las Aceitunas son reconocidas igualmente como una gran fuente de Magnesio, mineral este que baila una danza perfecta con el Calcio, evitando que este migre de los huesos, por lo que un consumo moderado de aceitunas, de forma regular en la dieta, se traduce en un aporte de Magnesio, que puede ser ideal para mantener huesos sanos.

Así mismo, al evitar que el Calcio escape de los Huesos, se previene que este mineral ocupe algunos órganos blandos, como por ejemplo los vasos sanguíneos, convirtiéndose entonces como un gran enemigo de los infartos y demás accidentes cerebrovasculares. Por otro lado, el Magnesio presente en las aceitunas previene igualmente que el Calcio cree cálculos renales, una vez ha escapado de los huesos.

Aceitunas: enemigo de la anemia

Por otro lado, en la Aceituna se encuentra –entre otras propiedades- una poderosa combinación: el Hierro y la vitamina C. Según señala la Medicina, el Hierro es vital para la producción de sangre, así como para lucha contra la anemia, la cuestión en contra es que el cuerpo en realidad no asimila tan bien los niveles de Hierro que necesita, siendo la vitamina C, el elemento que se encarga de optimizar los niveles de asimilación de este mineral por parte del organismo. Por lo tanto, el consumo de aceitunas se traduce en una combinación ideal para combatir esta condición.

Regenera los tejidos

Igualmente, la Medicina naturista ha señalado que dentro de las Aceitunas se encuentran también importantes cantidades de vitamina A, vital para la regeneración celular y de tejidos. Otro elemento que cuenta con esta capacidad, es la vitamina C, compuesto que además de ayudar a la asimilación de Hierro, evita enfermedades como el escorbuto. Así mismo, la combinación de estos elementos ayudan a mantener un sistema inmunológico alto.

Poderoso cicatrizante

Así también, la Medicina naturista resalta las grandes propiedades que tienen el Aceite de oliva, así como la piel de la aceituna para regenerar tejidos, y ayudar a los procesos cicatrizantes. Por lo tanto, este ingrediente se encuentra recomendado a la hora de curar heridas, e incluso también quemaduras. Sin embargo, es importante recordar que cualquier proceso debe ser hecho solo baja estricta autorización médica.

Enemigo del estreñimiento

Otra de las propiedades medicinales de las Aceitunas es la de ser un gran aliado de una digestión fluida, es decir, una gran herramienta a la hora de luchar contra el estreñimiento. Esta propiedad medicinal de la Aceituna reside en su importante cantidad de fibra alimenticia, la cual estimula el tránsito intestinal.

Sistema Central Nervioso

Empero, no sólo son los Huesos, tejidos o sistema cardiovascular el que puede verse favorecido por la ingesta de Aceitunas, puesto que de acuerdo han señalado la mayoría de las fuentes de Medicina naturista, las Aceitunas cuentan también con una importante cantidad de Tiamina (vitamina B1) la cual promueve el buen funcionamiento del Sistema Central Nervioso, además de ayudar al cuerpo a convertir los carbohidratos en energía, por lo que entonces las aceitunas se convierten también en un alimento que aporta y ayuda a que el cuerpo se encuentre mucho más activo.

Cabello y uñas fortalecidas

Por igual, la Medicina naturista identifica las Aceitunas como una gran fuente de vitamina E, elemento este que es necesario para nutrir el cabello, la piel y las uñas, manteniéndolos hidratados, fortalecidos, brillantes y sanos. En consecuencia, las Aceitunas son también un ingrediente que ayuda tanto a la salud como a la cosmética.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas de la aceituna
septiembre 26, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar