Propiedades curativas de la Acerola (Semeruco)

Tal vez lo más conveniente, antes de abordar una exposición sobre cada uno de las distintas propiedades medicinales de la Acerola, sea revisar de forma breve algunos aspectos importantes de esta fruta americana, como por ejemplo su naturaleza  o cualidades.

La Acerola: naturaleza y origen

De esta manera, se comenzará por decir que la Botánica define la Acerola –conocida también por otros nombres como cerecita, manzanita o semeruco- como la fruta, que proviene de un arbusto, que es conocido a su vez por pertenecer a la familia Malpighiaceae. Por igual, las ciencias botánicas han descrito la Acerola como un fruto pequeño, redondeada, de un rojo o amarillo característico, y que a diferencia de la cereza clásica, cuenta con una pulpa jugosa y suave, dividida en gajos.

Origen de la Acerola

Con respecto a su origen, la Acerola es vista también como el fruto de un árbol, que se cree se originó en las tierras centroamericanas, así como en las Antillas y las zonas tropicales de Sudamérica, en especial, aquellas que cuentan con gran humedad, territorios estos en donde se cree que empezó a ser consumida por los pueblos originarios del continente, varios cientos de años antes de la llegada de los españoles. Igualmente, la Acerola crece también en algunos territorios del norte del continente, que cuenten con las condiciones climáticas favorables a este árbol.

Pese a que en la actualidad es consumida en todos los países en donde se da, bien sea porque es cultivada, o por nacer espontáneamente, en realidad, a finales de la primera década del siglo XXI, Brasil y Puerto Rico se situaron a la cabeza de la producción de este pequeño y rojo fruto,al que se le atribuyen grandes cualidades. En algunos países, incluso es entendido como un árbol emblemático, como por ejemplo sucede en Venezuela, en donde la Acerola, que en este país es conocida más popularmente como semeruco, es el símbolo natural, por excelencia, del estado Lara.

Cualidades nutricionales de la Acerola

Sin embargo, no es solo el dulce y jugoso sabor de la Acerola lo que ha hecho que su consumo y producción cobren vigor, pues esta fruta americana es reconocida también por contar con grandes propiedades nutricionales. En este orden de ideas, las distintas fuentes señalan que la Acerola puede ser distinguida como una importante fuente de Carbohidratos, así también como de Fibra alimenticia, Proteínas y grasas naturales.

Por otro lado, la Acerola también es identificada por los especialistas en nutrición como una fuente importante de vitaminas, entre las que se encuentran importantes cantidades de vitamina A, vitaminas del complejo B (como la vitamina B1, B2, B3, B5 y B6), así como de vitamina C, la cual posee en grandes cantidades, teniendo entonces –tal como señalan las fuentes especializadas- unas treinta veces más vitamina C que una naranja.

De igual forma, la Acerola posee grandes cantidades de importantes minerales, vitales para el funcionamiento del cuerpo humano, entre los que se encuentran ser una gran fuente de Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio, Sodio y Zinc.

Propiedades medicinales de la Acerola

Empero, los componentes nutricionales que contiene la Acerola, no solo hacen de esta fruta una opción ideal para ser incluida de forma regular en la dieta, lo cual llenaría también los platos de color y dulce sabor, sino que estos componentes se traducen también en grandes propiedades medicinales, las cuales hacen que la Acerola, o semeruco, pueda ser usado para prevenir o combatir ciertas condiciones de salud. Algunas de estas propiedades medicinales serán las siguientes:

Recetas saladas a base de arándanos Quizás lo más adecuado, antes de abordar una exposición sobre las distintas recetas saladas a base d...
¿Qué son las fracturas? Dentro de la Traumatología, son consideradas como Fracturas todas aquellas lesiones óseas que impliq...
Propiedades curativas de la moringa Definición de la Moringa Proveniente de la India, la Moringa es un árbol caducifolio, con gran propi...

Acerola: enemigo de la gripe

Siendo entonces una fruta que contiene grandes cantidades de vitamina C (entre veinte y treinta veces más que una naranja) la Acerola constituye una de las herramientas naturales más efectivas contra el catarro o la gripe, bien si esta ha sido contraída, o si simplemente se quiere prevenir, puesto que la gran cantidad de esta vitamina que contiene esta fruta la convierte también en una buena forma de mantener el sistema inmunológico activo y fortalecido, es decir, que la Acerola es inmunoestimulante.

Excelente tónico

No obstante, las grandes cantidades de vitamina C, así como sus propiedades inmunoestimulantes, no sólo se traducen en un sistema inmunológico fortalecido y capaz de combatir infecciones y virus, sino que también significa la reducción de la fatiga, el cansancio y el estrés. De tal manera, la Acerola ha sido identificada igualmente como una gran manera de combatir estas condiciones, siendo considerada entonces un efectivo tónico. Por consiguiente, es aconsejado su consumo durante cuadros de hipotiroidismo, así como de Depresión.

Acerola contra la Anemia

Por igual, dentro de esta fruta, nativa de tierras americanas, se encuentra también una poderosa combinación, que convierte a la Acerola en el arma natural vital para combatir la anemia. En este sentido, la Ciencia explica que aun cuando el Hierro es el mineral que ayuda a estimular la producción de hemoglobina, la cual a su vez previene la anemia, en realidad, el cuerpo no está en toda su capacidad de asimilar todo el Hierro que consume.

En este sentido, la Ciencia también ha señalado que el componente que hace que el organismo pueda asimilar el Hierro es la vitamina C. Al encontrarse estos dos elementos dentro de la Acerola, se tendrá entonces que esta pequeña fruta no solo aporta el Hierro, sino que también cuenta con la vitamina C, que permite su asimilación.

Contra el envejecimiento

Entre las múltiples y valiosas propiedades medicinales que contiene la Acerola, se encuentra la de ser también fuente de grandes cantidades de antioxidantes, que entre otras funciones, cuentan con la de propiciar la producción de colágeno, tanto en los huesos, como en la piel, el cabello y las uñas, por lo que entonces la Acerola, es identificada también como una fruta antiedad, porque ayuda a prevenir el envejecimiento, propiedad esta que combinada con la vitamina A y C, convierten a esta fruta en un elixir de juventud, así también como de belleza. Además, su contenido de vitamina A, hacen de la Acerola el componente ideal para mejorar la visión nocturna.

Acerola, amiga de un corazón sano

Finalmente, entre muchas de las grandes propiedades medicinales con las que cuenta la Acerola, se encuentra la de ser una fuente importante de Potasio, mineral este que cuenta con la capacidad de controlar la presión en la sangre, así como de mantener el adecuado ritmo cardíaco. Así mismo, el Potasio –según señalan los especialistas- cuentan también con la capacidad de hacer que los vasos sanguíneos se tornen mucho más flexibles, lo cual a la larga se traducirá en menor riesgo de infartos.

No obstante, en la Acerola también se encuentran importantes cantidades de Magnesio, otro mineral que ayuda también a la salud cardiovascular, pues evita que el Calcio se salga de los huesos, escapando hacia los órganos blandos, como el corazón, así como hacia ciertos vasos sanguíneos, evitando también su endurecimiento, y el advenimiento de posibles accidentes o infartos. Por lo tanto, el consumo regular de Acerola puede contribuir a un corazón mucho más sano.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas de la Acerola (Semeruco)
septiembre 26, 2018