Propiedades curativas de la ciruela

Tal vez lo más conveniente, previo a abordar una exposición sobre algunas de las Propiedades curativas más importante de la Ciruela, sea revisar de forma breve ciertos aspectos, relacionados con la naturaleza, origen y propiedades nutricionales de esta fruta.

La ciruela

De esta forma, se comenzará por decir que la Ciruela ha sido descrita por la Botánica como una fruta, nacida del árbol del Ciruelo, el cual a su vez se encuentra inscrito en el género Prunus. Así mismo, la Botánica refiere que existen vario tipos de árboles Prunus, de los cuales nacen otras especies de frutas, como por ejemplo la Cereza, el Damasco, el Albaricoque o el Melocotón, por lo que las Ciruelas estarían entonces emparentadas con estas frutas.

Con respecto a la apariencia física de estas frutas, las ciruelas pueden ser descritas como frutas redondeadas, de piel lisa, cuyos colores pueden variar entre el rojo, el verde, el morado y el negro, característica que cambiará según su especie. Así mismo, las Ciruelas contarán con una pulpa carnosa y jugosa, cuyo interior contiene una única semilla, que se encuentra a su vez rodead de una textura carnosa, por lo que esta fruta puede ser considerada también como una drupa.

Por igual, los colores de la pulpa pueden variar entre blanco, ocre, verde o rojo, lo cual dependerá directamente de la especie, rasgo que también afectará el sabor que tenga la Ciruela, el cual oscila entre el dulce y el amargo.

Origen de la Ciruela

Igualmente, será necesario reparar en el origen de esta fruta, la cual según señalan los especialistas botánicos pudo llegar por primera vez al mundo en el continente asiático, específicamente a ciertas regiones del Cáucaso, como por ejemplo Anatolia, región que desde tiempos modernos pertenece a Turquía, y en donde la Ciruela era apreciada tan solo como una fruta salvaje.

No obstante, esta región turca no sería el único territorio en donde pudo nacer las Ciruela, puesto que de acuerdo a lo que han explicado algunas fuente, esta fruta asiática también se generó en algunas regiones de la antigua Persia, en donde en tiempos modernos se ubica Irán. Al respecto, los investigadores han podido precisar cómo –a diferencia de los antiguos turcos- los Persas sí apreciaban la Ciruela, al tiempo que manejaban un conocimiento sobre las distintas especies de esta fruta.

Así mismo, en el devenir de la Historia, serían las relaciones comerciales entre árabes y romanos, lo que haría que occidente conociera esta fruta, propia del continente asiático. Posteriormente, en épocas de la conquista, España sería la responsable de llevar la Ciruela a tierras americanas. Por otro lado, la Ciruela seguiría también su camino hacia oriente, siendo desde hace miles de años el emblema de huerto tanto para los chinos, como para los japoneses.

Propiedades nutricionales de la Ciruela

Por otro lado, la Ciruela es considerada por los expertos en nutrición como un fruto con grandes propiedades nutricionales, como por ejemplo ser una importante fuente de Proteínas vegetales, Grasas, Azúcares, Carbohidratos y Fibra alimentaria. Así mismo, la Ciruela es vista por los expertos como un fruto rico en vitaminas, entre las que destacan la vitamina A, la B1, B2, B3, B5, B6, B9, C, E y K.

Igualmente, los expertos en nutrición han señalado que la Ciruela contiene una gran variedad de minerales, los cuales resultan vitales para el buen funcionamiento del cuerpo humano, encontrándose entre ellos el Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio, Sodio y Zinc.

Propiedades curativas de la Ciruela

No obstante, esta gran cantidad de elementos nutricionales que contiene la Ciruela no sólo representan un saldo positivo en los estándares alimenticios del ser humano, sino que a su vez funcionan como elementos que inciden en la buena salud de la persona, convirtiendo entonces a la Ciruela también en un gran alimento, lleno de propiedades medicinales. A continuación, algunos de estos beneficios:

Enemiga del estreñimiento

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes de Medicina naturista, la Ciruela puede ser considerada por su buena cantidad de fibra alimenticia, como una enemiga acérrima del estreñimiento, pues su consumo estimula directamente el tránsito intestinal. De hecho, una ingesta moderada de ciruelas puede ayudar a la persona a ir al baño, mientras que una ingesta superior puede tener un efecto laxante mucho mayor.

Contra el catarro

Así mismo, los especialistas en Medicina natural han señalado que las Ciruelas cuentan con una gran cantidad de vitamina C, por lo que entonces su consumo regular puede ayudar a mantener las defensas inmunológicas fortalecidas, lo cual ayudará a prevenir entonces la gripe o catarro. De igual forma, según señalan las fuentes especializadas, en las ciruelas se encuentran también propiedades expectorantes, por lo que su consumo durante estados gripales también resulta bastante beneficioso.

10 sencillos pasos para ser feliz La felicidad es quizás el estado cumbre al que todos los seres humanos podamos aspirar y, contrario ...
Remedios naturales para los cálculos renales Quizás lo mejor, antes de abordar los distintos Remedios naturales, recomendados por las fuentes nat...
Cócteles a base de lulo Antes de exponer algunas de las recetas sobre cócteles a base de lulo, más populares de la web, pued...

Para prevenir la Anemia

Por otro lado, las distintas fuentes médicas han señalado que el cuerpo humano no puede asimilar todo el Hierro que consume, por lo que entonces el ingreso al organismo de este mineral vital para la producción de sangre, puede verse afectado. No obstante, cuando este mineral ingresa al cuerpo en presencia de la vitamina C, las posibilidades de asimilación son mucho mayores.

En este sentido, los expertos en medicina naturista han indicado que en la Ciruela se puede ver una combinación positiva de estos dos elementos, es decir, que en esta fruta de origen asiático se encuentra una buena fuente de Hierro, así como de vitamina C, por lo que su consumo puede hará de esta fruta un aliado natural para prevenir, combatir y erradicar la anemia.

Alivia el dolor

También, algunas fuentes especializadas afirman que dentro de la Ciruela, quizás por el gran contenido de ciertas vitaminas del complejo B, se pueden encontrar también importantes cualidades sedantes. Por lo tanto, el consumo de Ciruelas en algunas circunstancias que involucren dolor en el paciente, puede ser beneficioso, pues esta fruta vendría a disminuir esta incómoda situación, llevando a su vez al cuerpo a un estado de relajación.

Fuente de energía

En otro orden de ideas, la Medicina naturista resalta también la gran cantidad de carbohidratos y azúcares naturales que pueden encontrarse en la Ciruela, fruta que resulta entonces una gran fuente de energía, sobre todo para aquellas personas que cuentan con rutinas laborales o de ejercicios bastante fuertes. Así mismo, su gran contenido de vitamina B9 (ácido fólico) así como de Fósforo y Zinc, hacen que la ciruela sea la fruta ideal para los estudiantes, pues además de brindarles energía, influye también positivamente en sus funciones cognitivas.

Combate la retención de líquidos

Por otro lado, la Ciruela también es reconocida también como una gran fuente de Potasio, mineral que es esencial para mantener un buen equilibrio de líquidos dentro del cuerpo, evitando así la retención de estos. En consecuencia, el consumo de ciruela puede resultar bastante positivo para aquellos pacientes con tendencia a retener líquidos, o con algunas otras condiciones renales, incluida la Gota.

De esta manera, entre las propiedades laxantes que tienen las Ciruelas, y su capacidad para hacer que el cuerpo elimine líquidos, esta fruta resulta un aliado a la hora de desintoxicar y desinflamar el cuerpo.

Regeneradora de tejidos

Dentro de la Ciruela se pueden encontrar grandes cantidades de vitamina A, sobre todo en la ciruela amarilla. Según señalan los expertos en Medicina naturista, este componente identificado como beta-caroteno se constituye en un gran aliado a la hora de procurar la regeneración de tejidos, por lo que esta fruta puede ayudar a combatir de forma importante el envejecimiento.

Igualmente, la vitamina A se encuentra asociada a la salud visual, sobre todo a la nocturna, por lo que el consumo moderado de esta fruta puede ayudar entonces a este aspecto.

Fuente de antioxidantes

Así también, la Medicina naturista ha identificado la Ciruela como una gran fuente de antioxidantes, propiedad relacionada con la importante cantidad de vitamina C que puede encontrarse en esta fruta. Entre algunas de las cualidades que presenta el carácter antioxidante de esta fruta, se encuentra la de prevenir algunos tipos de cáncer, como por ejemplo el cáncer de pulmón o incluso el de garganta o de boca.

Fuente natural para combatir el Alzheimer

Entre muchas de las propiedades medicinales con las que cuenta la Ciruela, se encuentra también la de ser una gran fuente de vitamina K, componente este que ayuda a ciertas funciones mentales, así como metabólicas. Por igual, esta vitamina es considerada como un elemento con gran capacidad para regenerar las células cerebrales, así como para evitar enfermedades degenerativas, como por ejemplo el Alzheimer.

Evita la osteoporosis

Finalmente, la Medicina naturista señala también que las ciruelas cuentan en su composición con grandes cantidades de Magnesio, mineral que tienen la capacidad de evitar que el Calcio escape de los huesos. Por ende, el consumo de Ciruelas puede ayudar de manera importante a evitar la descalsificación de los huesos, así como la osteoporosis.

Así también, al evitar que el Calcio escape del tejido óseo, se impide igualmente que este mineral migre hacia ciertos tejidos blandos, como por ejemplo el corazón o algunos vasos sanguíneos. En consecuencia, las Ciruelas estarían comportándose igualmente como un gran aliado de la salud cardíaca, pues estaría evitando la aparición de infartos, así como de otros peligrosos accidentes cardiovasculares.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas de la ciruela
noviembre 29, 2018