Propiedades curativas de la mora

Antes de abordar una explicación sobre cada una de las propiedades medicinales de la Mora, sea revisar de forma breve algunos aspectos sobre esta fruta, cuyo origen lo comparten los territorios asiáticos y europeos.

La mora

De esta forma, se comenzará a decir que la Mora, conocida por su nombre científico como morus,  ha sido definida por la Botánica como el fruto del árbol morera. Sin embargo, la ciencia botánica señala que pueden conseguirse dos especies de mora: la morera negra (Morus nigra) y la morera blanca (Morus alba). No obstante, los especialistas botánicos señalan que esas dos especies no deben ser confundidas con los frutos de la zarzamora, los cuales también son llamados moras.

Con respecto a las características físicas de esta fruta, los especialistas han sido señalado que las moras han sido explicados como unas bayas, de colores característicos, siendo la más reconocida la de color vivo, y que no debe ser confundida con las bayas de color un poco más oscuro, que son frutos de la zarzamora, arbusto espinoso. Así mismo, existen cerca de trescientas especies distintas de moras.

Origen de las moras

En cuanto al origen de las moras, las distintas fuentes botánicas han señalado que las moras pueden ser consideradas como provenientes de Asia, en donde incluso el árbol de la morera es considerado como uno de los árboles sagrados de la religión del budismo, siendo conocida como el árbol del Fusang, en donde se cree que meditó y alcanzó la iluminación Budha.

No obstante, Asia no es el único territorio que puede ser identificado como la cuna de la mora, ya que Europa también puede ser considerado como un territorio en donde estas frutas nacieron a nivel silvestre, en especial en aquellos territorios húmedos, y que pueden encontrarse a más de mil metros de altitud. Por otro lado, las estaciones en donde se producen estas bayas son verano y otoño. Estas frutas se distinguen por su sabor dulce y afrutado, con un ligero tono ácido en ocasiones, y según la especie.

Propiedades nutricionales

Sin embargo, no es solo su delicioso sabor lo que hace a la mora un producto valioso para la alimentación humana, sobre todo por ser una gran fuente de minerales y vitaminas, así como por su baja cantidad de Hidratos de carbono y de bajo valor calórico,  por lo que resulta una gran opción para aquellas personas que siguen regímenes alimenticios orientados a la reducción de peso, o a controlar el metabolismo.

Por otro lado, las moras también han sido consideradas como una gran fuente de vitaminas, en donde se puede encontrar la vitamina A, así como de otras vitaminas del complejo B, entre las que se encuentra la B1, B2, B3, B5, B6 y B9. De igual forma, la Ciencia ha señalado que las moras pueden ser entendidas como un gran reservorio de vitamina C, E y K. Con respecto a la carga mineral, las moras también han sido consideradas también  como una fuente importante de Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio, Sodio y Zinc, además de ser un reservorio importante de proteínas y de fibra alimenticia.

Propiedades curativas de la Mora

Además de estas grandes propiedades alimenticias, las moras son reconocidas como un alimento con grandes cualidades curativas, entre las cuales se encuentran las siguientes:

Depurativo

Quizás una de las propiedades medicinales de la Mora es la de ser un gran depurativo, pues su gran cantidad de antioxidantes hacen que el cuerpo pueda eliminar los radicales libres, así como el daño que estos pueden haber causado en los distintos órganos del cuerpo. Así mismo, las hojas –así como los tallos y las plantas- cuentan con las propiedades de combatir el envejecimiento.

Defensas altas

En segunda instancia, las moras son reconocidas como un alimento que ayuda al cuerpo a tener sus defensas altas. Al respecto, las diversas fuentes médicas han señalado que las moras cuentan con una serie especial de alcaloides que estimulan la producción de macrófagos, una serie de glóbulos blancos, que permiten que el sistema inmunológico humano esté alto. Así también, las moras son fuente de una importante combinación: Hierro y vitamina C, las cuales son esenciales para combatir la anemia y mantener niveles de hemoglobina óptimo.

Contra el estreñimiento

Por otro lado, las moras también son consideradas como una fuente importante de fibra alimenticia, por lo que su consumo puede ser considerado como una buena forma de combatir el estreñimiento, porque estimula el tránsito intestinal. De manera, que incluir el consumo de moras en la dieta regular puede ayudar a que el individuo combata el estreñimiento, ayudando a desintoxicar el organismo.

Para un buen desarrollo del feto

Así mismo, las moras han sido identificadas como una gran fuente de vitamina B9, conocida también como el Ácido fólico, el cual ha sido visto por la Medicina como un elemento esencial para el buen desarrollo del sistema central nervioso del feto, por lo que entonces su consumo durante el embarazo asegura el buen crecimiento y desarrollo del bebé.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas de la mora
octubre 30, 2018
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar