Propiedades curativas de la papaya

Quizás lo más recomendable, antes de abordar una exposición sobre las distintas propiedades curativas de la Papaya, sea revisar de forma breve la propia naturaleza, origen y propiedades de esta fruta, propia de las tierras mesoamericanas.

La papaya

En este sentido, se puede decir que la Papaya es identificada por los especialistas en Botánica como el fruto de una planta, perteneciente a la familia de las Caricaceae. Su nombre, es decir, papaya, se origina de la lengua maya, en específico de la palabra páapay-ya, que en esta lengua originaria del actual continente americano puede ser traducida como zapote jaspeado.

Para la civilización moderna, la Papaya es conocida por otros nombres como papayón, olocotón e incluso papayón, como suele decírsele en las islas Canarias. Así también, otro de los nombres bastante comunes de esta fruta es el de lechosa, forma en que se le denomina en Venezuela, al igual que en República Dominicana. Por su parte, en el Caribe, en especial en Cuba, esta fruta es conocida con el nombre de fruta bomba, mientras que en Paraguay prefieren nombrarla como melón papaya, o incluso mamón.

Con respecto a sus características, la Papaya es descrita como una fruta acuosa, de pulpa carnosa y de un sabor bastante dulce. Como toda fruta cuenta con un aporte de proteína bastante bajo, pues su contenido es sobre todo agua y azúcares. Por demás, al no ser una fruta de contenido graso, su aporte en este sentido es también bastante bajo. Sin embargo, por su sabor, así como por su versatilidad, la papaya es la protagonista de innumerables y emblemáticas recetas, sobre todo en los territorios en donde su consumo es habitual.

Origen de la papaya

Así mismo, las distintas fuentes han señalado que esta fruta es originaria de las tierras mesoamericanas, en específico de México, en donde se cree que fue conocida y cosechada por la antigua civilización maya, la cual la consideraba como una fruta ligada a la fertilidad. Una vez llegados los españoles, e iniciado el proceso de conquista, la papaya traspasó las fronteras mesoamericanas, para comenzar a extenderse a lo largo y ancho del continente americano.

Desde entonces, ha ido ganando terreno en casi todas las zonas tropicales del continente que le dio origen. De esta manera, se encuentra que es altamente cultivada en países como Venezuela, Argentina, Colombia, Brasil, y por su puesto México. Así mismo, el proceso de globalización ha hecho que otros continentes se sientan atraídos también por esta fruta, lo cual ha hecho que sus semillas atraviesen el océano, para buscar adaptarse en las regiones tropicales de otros continentes, en especial el europeo y el asiático, tierras en donde sienten especial atracción por esta fruta tropical.

Propiedades nutricionales de la papaya

Por otro lado, además de su delicioso sabor, la Papaya es reconocida por los especialistas en nutrición como una fruta con propiedades nutricionales bastante importantes. En este orden de ideas, la Papaya es identificada como una fuente importante de vitaminas y minerales. De esta manera, dentro de las vitaminas con las que cuenta esta fruta tropical se encuentra la vitamina C, la cual la convierte en una fruta ideal para vencer y prevenir el catarro. Así mismo, cuenta con cantidades importantes de vitaminas del complejo B, al igual que vitamina A y D, por lo que su consumo es importante para los niños, las mujeres embarazadas y en general, ya que esta fruta juega un papel importante en la regeneración de tejidos y células.

Con respecto a los minerales que pueden encontrarse dentro de la papaya, esta fruta también se alza como una gran alternativa, pues –según señalan los especialistas- cuenta con importantes cantidades de Sodio, Potasio y Calcio. De igual forma, es una gran fuente de Magnesio, lo cual hace que el consumo de esta planta resulte beneficioso para el corazón. También, en la papaya se puede encontrar una buena cantidad de Hierro, Zinc, Fósforo y Yodo, este último de gran ventaja para las personas que sufren de Hipotiroidismo. No obstante, como toda fruta, la papaya no cuenta con un aporte proteico ni calórico importante.

Propiedades curativas de la papaya

Sin embargo, la Papaya no solo se destaca como una fruta de gran sabor e importantes aportes nutricionales, sino que cuenta también con importantes propiedades curativas, las cuales ayudarán a prevenir algunas dolencias, como por ejemplo la Hipertensión, la obesidad o ciertas dolencias cardiovasculares, e incluso –en algunos casos- a curar algunas condiciones graves, como el cáncer o la cirrosis hepática. Un ejemplo de estas propiedades serán las siguientes:

Estimula la función renal

Debido a su gran cantidad de agua, siendo al menos 90% agua, la papaya cuenta con propiedades diuréticas suaves, lo cual es de gran beneficio para los riñones, y el sistema urinario en general, ya que lo estimula. En este orden de ideas, la Papaya es también un elemento de gran ayuda para combatir la retención de líquidos, e incluso –cuando es consumida sin azúcar y solo hasta las diez de la mañana- un gran aliado en regímenes alimenticios, destinados a procurar la pérdida de peso.

Cómo preparar cócteles a base de anís Dentro de la gran variedad de licores que existe en el universo de la coctelería, se conoce con el n...
Propiedades curativas de la papa Se dice que la papa salvó a Europa del hambre, pues al ser llevada de América, sus propiedades nutri...
Recetas a base de café Tal vez lo mejor, antes de avanzar sobre la variedad de recetas saladas que se pueden elaborar en ba...

Papaya: enemigo del catarro

Por otro lado, de acuerdo a lo que han señalado los especialistas, la Papaya es una fruta que llama poderosamente la atención por su gran contenido de vitamina C. De hecho, los nutricionistas han indicado que una porción de cien gramos de esta fruta consta de la cantidad de vitamina C que necesita un individuo para su vida diaria, no en vano existen autores que han afirmado que la papaya le saca ventaja a la naranja en cuanto a su contenido de vitamina C. Por consiguiente, esta fruta resulta altamente efectiva para prevenir y combatir cuadros gripales.

Así mismo, la vitamina C, presente en la papaya, se encuentra relacionada con la capacidad de regeneración celular, por lo que su consumo es muy importante a la hora de prevenir el escorbuto, al tiempo que también mantiene fortalecido el sistema inmunológico, estimula la producción del colágeno y funge como un importante antioxidante, propiedades que llevan también a concluir que la Papaya es la fruta ideal para mantener un cuerpo sano, y además joven.

Contra la anemia: la papaya

De igual manera, esta fruta tropical, proveniente de México, es identificada como un elemento altamente efectivo para luchar contra la anemia. En este sentido, los especialistas señalan que por un lado la papaya cuenta con una cantidad importante de Hierro, lo cual la hace ser una fruta adecuada en caso de que la persona se vea afectada por esta condición. Sin embargo, esta no es la única propiedad que presenta esta fruta al respecto, pues además la gran cantidad de vitamina C que posee esta fruta, hace que la papaya sea un elemento también de gran importancia a la hora de estimular en el cuerpo la absorción del hierro, sobre todo si a esta fruta se le colocan algunas gotas de limón.

La papaya: protector solar natural

Entre otra de las propiedades naturales que tiene la papaya se encuentra la de ser un gran portador de vitamina A. De hecho, los especialistas en nutrición señalan que esta fruta constituye al menos 25% de la cantidad que un individuo debe consumir de esta vitamina al día. ¿Y para qué sirve la vitamina A? Pues por lo general, este componente está relacionado con la buena salud de la piel, ayudando a su regeneración.

Por igual, la vitamina A está asociada a los procesos de síntesis de la melanina, por lo que entonces distintas fuentes han señalado que el consumo de la papaya – o lechosa- es también un protector solar natural, pues ayuda a la piel a protegerse de los dañinos rayos UV. Sin embargo, esto no quiere decir que se desestime el uso de un protector solar externo, ni que se exponga la piel a la acción del sol sin ninguna protección previa.

Para un corazón y unas células sanas: la papaya

Así mismo, los distintos especialistas han señalado que la Papaya cuenta con la capacidad de tener en su composición importantes antioxidantes. Un ejemplo de esto es el licopeno, elemento que además de darle a la papaya su característico color, en el cuerpo puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, pues ayuda a mantener controlados los niveles de colesterol en el cuerpo. Por igual, el licopeno es un antioxidante reconocido como un importante elemento que ayuda a prevenir el cáncer. Además, este elemento presente en la papaya también juega un papel fundamental en la prevención y tratamiento del glaucoma.

En este mismo orden de ideas, la papaya se alza como una importante fuente de Criptoxantina, un importante flavonoide, que además de ayudar a la papaya también en su coloración característica, se desempeña como un importante antioxidante, el cual actúa sobre todo en la regeneración celular, y en evitar el envejecimiento de las células vivas. También, la Criptoxantina protege al cuerpo de la oxidación del colesterol LDL, lo que se traduce en una reducción de probables enfermedades cardiovasculares. De ahí que se diga que la papaya es uno de los principales protectores del corazón.

Contra las infecciones: papaya

Finalmente, entre otra de las muchas propiedades curativas de la papaya se encuentran la de ser un elemento antiséptico, el cual protege al cuerpo de las infecciones, e incluso lo ayuda a luchar contra ellas. Al respecto, algunas fuentes han señalado a la papaya como una fruta cuya ingesta puede ayudar a combatir algunas infecciones intestinales, además de contar –de acuerdo a algunos especialistas en Medicina naturista- con importantes propiedades cicatrizantes, lo cual la hace un elemento de gran ayuda en caso de colitis ulcerosa. Entre otras de las propiedades que se le atribuyen a esta fruta está la de combatir también algunos parásitos intestinales.

No obstante, el intestino no es la única área del cuerpo que puede beneficiarse con las propiedades bactericidas de la papaya, pues el consumo de su jugo puede ser de gran utilidad en el caso de ciertos dolores de garganta, sobre todo si se combina con la miel.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas de la papaya
junio 28, 2018