Propiedades curativas de la pera

De origen asiático, la pera se distingue como una de las frutas de más delicioso sabor, cuyo cultivo se cree se remonta a unos cuatro mil años de antigüedad, tiempo en el que también se han ido contabilizando las más de cinco mil especies que se cree tiene este nutritivo alimento.


Lo más reciente:

Descripción de la pera

Al contar con tal número de especies es difícil dar una descripción general de la pera. No obstante se puede afirmar que es una fruta de forma característica, que puede encontrarse en distintos tonos verdes, rojos, marrones e incluso en verdes casi negros. Así mismo, el peral, nombre del árbol que la produce es descrito como un alto y frondoso árbol, que puede superar los veinte metros de altura, así como los cien años de antigüedad.

Igualmente, la pera ha conquistado su espacio dentro de la culinaria mundial, en donde es usada tanto para platos principales, como para ensaladas y postres, a los cuales brinda su particular aroma, textura y sabor, reconocido como uno de los más dulces, junto a las naranjas y manzanas, sin contar con la gran fuente de Calcio, vitamina B y vitamina C, lo que la convierte en una opción además de muy sabrosa, nutritiva.

Propiedades curativas de la pera

No obstante, en referencia a la pera no todo es culinaria o nutrición, puesto que esta fruta, adaptada totalmente a las regiones tropicales, es también importante fuente de propiedades curativas, por lo que es usado por la Medicina natural como un elemento eficaz contra algunos malestares. En este sentido, se podrían nombrar algunas propiedades curativas de la pera, como las siguientes:

Alimento de transición ideal

En primer lugar, gracias a sus cualidades nutritivas, así como a los beneficios que puede brindar al aparato digestivo, en donde funciona como astringente y regulador de la digestión, la pera se erige como uno de los alimentos más idóneos para acompañar el proceso del bebé para pasar de la lactancia exclusiva a la alimentación inicial, en donde sólo debe consumir frutas y leche materna. De esta forma se revela la gran nobleza de este alimento.

Astringente

Así mismo, aun cuando en algunos casos aislados puede provocar estreñimiento, por lo general la Pera resulta un gran aliado a la hora de combatir cuadros diarreicos por sus importantes cualidades astringentes, las cuales regulan la actividad estomacal, sin provocar consecuencias secundarias negativas.

Contra el colesterol

Igualmente, algunas fuentes naturistas han reseñado que la pera cuenta con la propiedad de combatir los niveles altos de colesterol, lo que a la larga la convertirían a esta fruta en un eficiente protector cardiovascular, puesto que al reducir los niveles de colesterol estaría evitando sus consecuencias negativas como los accidentes cerebrovasculares, infartos, entre otros.

Eficiente hidratante

Por otro lado, la Pera contiene gran cantidad de agua –al menos 80 g por cada 100 g- por lo que en caso de presentar vómitos o diarreas, además de poder beneficiarse con sus cualidades astringentes, la persona puede ingerir un jugo de pera y zanahoria, hecho sólo con las pulpas de estos elementos, teniendo cuidado de extraer las semillas y piel, a fin de hidratarse y recuperar los niveles de electrolitos, que pueden verse afectados en estas circunstancias.

Anticancerígeno

Otra de las importantes propiedades de la pera es la de contener importantes antioxidantes, lo que la convierte en un alimento que puede ayudar a prevenir la aparición de células cancerígenas, así como otras enfermedades degenerativas. Así mismo, sus propiedades antiinflamatorias pueden resultar un importante aliado a la hora de prevenir el cáncer de colón, así como otras condiciones digestivas, como por ejemplo la colitis.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas de la pera
enero 31, 2017

Ver más Artículo al azar