Propiedades curativas de las lentejas

En el ámbito alimenticio, se conoce con el nombre de lenteja a la semilla de la plante Lens culinaris, especie de plante anualherbácea, la cual se cree es originaria del Cercano Oriente, región en donde es consumida desde épocas antiguas.


Lo más reciente:

Propiedades nutricionales

De acuerdo a lo que señalan las fuentes históricas los pueblos antiguos ya conocían el sabor, la versatilidad y las grandes propiedades alimenticias de las lentejas, razón por la cual su cultivo y consumo poco a poco se fue extendiendo a lo largo y ancho de África, Asia, Europa, y más recientemente en América, no en vano para el 2008, la FAO calculó que en el mundo se producían 2,82 millones de toneladas de lentejas, siendo la India el país con la que más producción contaba.

Y es que la lenteja es considerada un alimento rico en vitaminas, sobre todo en las del complejo B (B2, B3, B6) y sobre todo B9, es decir, ácido fólico. Así también, las lentejas son consideradas una gran fuente de fibra, Hierro e Hidratos de carbono, por lo que su consumo es considerado un aporte de energía importante para el cuerpo.

Propiedades curativas de las lentejas

Sin embargo, en cuanto a las lentejas no todo es nutrición, puesto que estas semillas son tenidas también como un alimento de grandes propiedades curativas, puesto que muchos de las sustancias y elementos que contiene en su composición están relacionados con procesos sanadores y reconstituyentes, que convierten a las lentejas en un alimento obligatorio de una dieta saludable, siempre y cuando no exista alguna alergia o reacción adversa a ellas. Entre algunas de las principales propiedades curativas de las lentejas, se encuentran las siguientes:

Para un embarazo saludable

A pesar de que el ácido fólico es indispensable en las funciones vitales del organismo, es sobre todo durante los primeros meses de gestación en donde sus niveles adecuados, en el cuerpo de la madre, aseguran la correcta formación del nuevo bebé. Una de las propiedades más importantes que tienen las lentejas es la de ser una gran fuente de ácido fólico, por lo que entonces –al menos que algún médico señale lo contrario- es de gran beneficio el consumirlas durante los primeros meses de embarazo, e incluso cuando todavía la mujer esté buscando salir embarazada.

Contra la anemia

Así también, los distintos estudios nutricionales que se han realizado en torno a las propiedades de las Lentejas, han demostrado que estas semillas son una fuente bastante importante de Hierro, calculándose que se puede encontrar al menos ocho (8) miligramos de este mineral por cada kilo de lentejas. En este sentido, su consumo puede estar relacionado igualmente con una disminución en cuadros de anemia. De igual forma, vuelve a ser un alimento bastante beneficioso para las mujeres embarazadas.

Sin embargo, es importante decir que los especialistas que resaltan esta propiedad de las lentejas, advierten igualmente que el hierro que se encuentra en estas semillas no es de tan buena calidad como el que puede encontrarse en la carne, además de necesitar presencia de vitamina C para mejorar su absorción. En este sentido, algunas fuentes aconsejan echarle a las lentejas unas gotitas de limón, consumir acompañadas de una limonada, o incluso también de una ensalada de tomate.

Contra el estreñimiento

Por otro lado, y aun cuando no lo parezca, la gran cantidad de fibra que contienen las lentejas, hace que este alimento actúe como un estimulante del tránsito intestinal, por lo que son consideradas como un remedio efectivo en casos de estreñimiento. De igual forma, su consumo regular –es decir, una o dos veces por semana- puede ayudar también a bajar de peso de forma saludable, siempre y cuando se consuman acompañadas de otros alimentos sanos.

Para la caída del cabello

La presencia en las lentejas de vitaminas del complejo B hace que estas semillas actúen igualmente como regeneradoras y reconstituyente del cuerpo humano, teniendo entre algunos de sus beneficios el de detener la caída del cabello. Para esto, algunas fuentes naturistas indican que lo más recomendable es incrementar el consumo de lentejas al menos dos veces por semana.

Como hipertensivo

De igual forma, las distintas fuentes naturistas coinciden en identificar las lentejas como un alimento con gran contenido de potasio, elemento este que consumido de forma adecuada puede tener un efecto regulador en la presión arterial, por lo que el consumo de lentejas –al menos que exista una contraindicación específica- es visto como positivo en las personas afectadas por la hipertensión, lo que hace que las lentejas sean a la vez tenidas como protectoras del sistema cardiovascular.

Para unos músculos y huesos sanos

Finalmente, entre la gran cantidad de componentes saludables con los que cuentan las lentejas, se encuentra la de ser un alimento rico en Magnesio, elemento este que es asociado a la salud de los músculos, pues les permite mantener su tonicidad. De igual forma, los niveles adecuados de Magnesio se encuentran asociados a los niveles adecuados de Calcio en el cuerpo, por lo que un consumo regular de lentejas podría traducirse igualmente en la salud de los dientes y demás elementos del aparato óseo.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas de las lentejas
diciembre 14, 2017

Ver más Artículo al azar