Propiedades curativas del ajonjolí

El ajonjolí, el cual también es conocido en algunas regiones con el nombre de sésamo, constituye una semilla, la cual es usada ampliamente en la culinaria, tanto como elemento decorativo, como espesante, así también como aceite, el cual es extraído directamente de esta semilla, rica en esta sustancia.


Lo más reciente:

Origen del Ajonjolí

Con respecto a su origen, la mayoría de las fuentes indican que este elemento proviene directamente de la India, así como de algunas regiones de África, territorios desde donde emigró a América de mano de la población africana esclavizada, encontrando buena acogida en la tierra, y siendo usada en este continente desde la época de la conquista en gran variedad de platos, siendo sus propiedades espesantes las más buscadas en ese momento.

Cómo consumir ajonjolí

Sin embargo, a pesar de encontrarse en la gastronomía americana desde la época de la conquista, durante algunos años pareció olvidarse por completo, dejándose sólo como un elemento decorativo, sin que se aprovecharán su rico sabor y sus grandes propiedades alimenticias, entre las cuales se encuentran el ser una fuente de proteínas, minerales como Hierro, Fósforo, Zinc, Calcio y Magnesio (vital para evitar la eliminación de calcio por parte de los huesos) así como de importantes elementos  antioxidantes, que ayudan a prevenir el cáncer.

Afortunadamente, en los últimos años, occidente ha recordador esta versátil semilla, con la cual se pueden cocinar desde platos salados como salsas, arroces y carnes, así también como postres e incluso bebidas, destacándose principalmente la leche de ajonjolí, alimento que sirve para sustituir adecuadamente el consumo de leche de vaca, para aquellos intolerantes a la lactosa o que han decidido por sí mismos dejar de tomarla. De esta forma, el ajonjolí puede ser usado en semilla, molido, en aceite o licuado, brindando su perfume y aroma, y agregando gran valor nutritivo, por lo cual además se recomienda agregarlo a las sopas.

Propiedades medicinales del ajonjolí

Por si fuese poco, el ajonjolí no sólo cuenta con grandes propiedades alimenticias, sino que además tiene dentro de su conformación sustancias capaces de ayudar al cuerpo a prevenir y sanar dolencias. En este sentido, el consumo de ajonjolí o sésamo está relacionado también con la prevención de la diabetes, la osteoporosis, la pérdida de cabello, la fatiga, entre otros. Sin embargo, resulta pertinente entonces describir algunos de los usos medicinales que la medicina naturista reconoce en esta semilla asiática, adaptada totalmente al suelo americano:

Ajonjolí contra las migrañas

Una de las principales causas de los dolores de cabeza o migrañas es el bajo contenido de Magnesio en el cuerpo del individuo, lo cual se origina principalmente por la falta de consumo de vegetales verdes crudos. En este sentido, siendo el ajonjolí una fuente importante de magnesio, al ser agregado de forma regular a la dieta del individuo, incrementa y garantiza el consumo de magnesio, lo cual produce una reducción importante en los dolores de cabeza, así como en la fatiga y sensación de cansancio.

Para aliviar quemaduras

Así mismo, al parecer el aceite de ajonjolí cuenta con grandes propiedades regenerativas, por lo que algunas fuentes recomiendan su uso en el tratamiento de sanación de quemaduras. De igual forma, se aconseja aplicar aceite de ajonjolí en el cabello como una forma de evitar su caída y procurar su restauración, aportando importantes propiedades regenerativas también al cuero cabelludo. En este sentido, el consumo regular de esta semilla también garantiza una apariencia mucho más saludable de la piel, así como del cabello.

Contra los parásitos

También los textos de Medicina Alternativa han indicado las propiedades con las que cuenta el ajonjolí para ayudar a matar los parásitos que hacen vida en el intestino humano, por lo que su consumo de forma regular, tanto en sopas como en leche de ajonjolí, pareciera ser un aliado crucial para la salud de la familia, sobre todo de los más pequeños, puesto que además de ayudar en la eliminación de este tipo de organismos que pueden colocar en jaque la salud humana, evita también su proliferación y nuevas apariciones, por lo que procura la salud intestinal.

Contra la osteoporosis

Al igual que el Magnesio de contiene el ajonjolí resulta un gran aliado contra el dolor de cabeza, este ingrediente presente en esta semilla es un importante elemento a la hora de combatir la osteoporosis, puesto que la presencia de Magnesio en el organismo –tal como lo indican algunas corrientes médicas- es vital para evitar que el Calcio emigre de los huesos, depositándose en las arterias y órganos como los riñones, lo cual no sólo traería como consecuencia el debilitamiento de los huesos, sino el engrosamiento de los vasos sanguíneos, por lo que el ajonjolí combatiría a un tiempo la osteoporosis y el riesgo de infartos.

Sistema Nervioso fortalecido

Finalmente, las fuentes de medicina alternativa también destacan el importante contenido de vitamina E que tienen estas semillas, las cuales además de otorgar beneficios al cabello y la piel, internamente fortalece el Sistema Nervioso, evitando igualmente enfermedades degenerativas que coloquen en riesgo esta parte vital del organismo. Así mismo, el magnesio de esta semilla puede ayudar a combatir algunos síntomas relacionados con la menopausia, e incluso el asma.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas del ajonjolí
julio 31, 2016

Ver más Artículo al azar