Propiedades curativas del arroz

Antes de avanzar sobre la exposición de algunas de las propiedades medicinales en base al arroz, se revisarán algunos aspectos sobre este cereal, como por ejemplo su naturaleza, historia y cualidades nutricionales.

El arroz

En este sentido, se comenzará por señalar que el Arroz ha sido explicado por la Botánica como la semilla, que nace en la planta Oryza sativa, al tiempo que es clasificado como un cereal.

Así mismo, de acuerdo a lo que señalan los expertos, el Arroz es catalogado como el segundo cereal más consumido en el mundo, ubicándose tan solo después del maíz. No obstante, si se toma en cuenta que la producción total del maíz no es destinado al consumo humano, sino que parte de ella es usado para alimentación animal y para ciertos procesos industriales, entonces el Arroz es en realidad el cereal de mayor consumo en el mundo.

Origen del arroz

Con respecto al origen de este cereal, los científicos señalan que el Arroz pudo originarse de forma silvestre en el continente asiático, en las tierras que sirven de límite a China e India. No obstante, los especialistas no han logrado un acuerdo en cuál de los dos países puede ser considerado la cuna del arroz.

Empero, en lo que sí hay consenso, según los hallazgos arqueológicos, es que en esta zona del planeta se comenzó a cultivar este cereal al menos unos 5.000 a.C. Así mismo, los expertos han señalado que el Arroz partió de esta zona limítrofe en China e India, para conquistar otras latitudes asiáticas hacia el año 3000 a.C., momento en el que fue conocido y cultivado en Tailandia.

Posteriormente, el Arroz también sería conocido y cultivado en Camboya y Vietnam, así como en otros países del continente asiático, como por ejemplo Japón, Corea, Pakistan, Sri Lanka y las Filipinas.

De igual manera, los historiadores han señalado que en el año 320 a.C. Alejandro Magno, en su contacto con la India, conoció el Arroz, convirtiéndose en el primer occidental en hacerlo, al menos en quedar registrado en los libros de Historia. Desde ese momento, los especialistas también han podido precisar que los griegos conocieron el arroz, reconociéndolo también como un cultivo propio de la India.

Más adelante, hacia el siglo I d.C., el Arroz fue conocido por los romanos. Por su parte, los árabes se encargaron de llevar el arroz al norte de África, región en donde se tiene noticia de que el Arroz sería conocido en Egipto hacia el siglo IV d.C. Sin embargo, y aun cuando la expansión del Islam favoreció para la difusión del Arroz por este continente, no se cree que el Arroz haya sido llevado por los moros a España.

En este sentido, se cree que en realidad España conoció el Arroz hacia el siglo VII d.C., mientras los territorios en donde reposa el moderno Levante pertenecían a Bizancio. Igualmente, algunas fuentes señalan que el Arroz fue servido por primera vez en Europa, en una mesa noble, en el siglo XVII, cuando le fue ofrecido al rey francés Luis IX en forma de postre, en lo que seguramente era una de las primeras versiones del tradicional arroz con leche.

Con respecto a su popularización en España, las fuentes históricas refieren que la primera cultura culinaria en asimilarlo fue la cocina catalana, quien además lo incorporó en platos salados, como ciertos guisos. Según señalan algunas fuentes, para el año 1500 se tiene noticia de algunos recetarios que lo incorporaban como ingrediente.

Así también, los libros de Historia señalan que fueron los españoles los responsables de llevar al Arroz hacia América, lo cual ocurrió específicamente durante el segundo viaje de Cristóbal Colón, es decir, en el año 1493.

Sin embargo, los intentos por cultivarlos en el Nuevo mundo no prosperaron, sino que les tomó a estos europeos al menos unos 20 años de ensayo y error, hasta que en 1512 lograron cultivar con éxito la variedad asiática de este cereal.

Empero, los especialistas señalan que la verdadera adaptación y expansión del Arroz ocurrió con la llegada de las grandes oleadas de africanos secuestrados y esclavizados, por parte de los españoles y portugueses, pues ellos sí tenían conocimientos sobre el cultivo de este cereal, que desde entonces constituye parte esencial de la alimentación en el continente americano, sobre todo en Centroamérica y Latinoamérica.

Propiedades nutricionales del arroz

Por otro lado, los especialistas han señalado que la gran cantidad de producción, y la capacidad de alimentar a gran cantidad de la población, no son las únicas razones por las cuales el Arroz es apreciado como un alimento, que debe ser incluido en una alimentación balanceada, pues según refieren los nutricionistas, este cereal también contaría con importantes cualidades alimenticias.

En este orden de ideas, las distintas fuentes han señalado que el Arroz puede ser considerado una fuente importante de grasas y azúcares naturales, así también como de proteínas vegetales, fibra alimentaria y carbohidratos.

Por otra parte, este cereal de origen asiático es considerado como un alimento en donde se puede encontrar igualmente las vitaminas A, B6, B12, C y D. De igual forma, en este alimento existen minerales vitales para el funcionamiento del cuerpo humano, como por ejemplo el Hierro, Calcio, Magnesio, Sodio y Potasio.

Propiedades medicinales del Arroz

Empero, las propiedades nutricionales que contiene el Arroz no se limitan a hacer de este cereal tan solo una excelente opción alimenticia, sino que producen en el cuerpo ciertos procesos, que pueden conducir a prevenir o curar algunas enfermedades o condiciones de salud, lo cual hace que el Arroz sea reconocido igualmente como un alimento con importantes propiedades curativas. A continuación, algunas de ellas:

Ayuda a regular la tensión arterial

De acuerdo a lo que han señalado las distintas fuentes de Medicina natural, el Arroz constituye un alimento ideal para aquellas personas que padecen de enfermedades cardíacas, o que sufren de hipertensión, puesto que este cereal cuenta con dos grandes ventajas: en primer lugar, resulta un alimento bajo en sodio, por lo que su ingesta en el humano con hipertensión es inocua.

Por otro lado, el Arroz también se presenta como un alimento contentivo de Potasio y de Magnesio, minerales que tienen un papel importante en la prevención de enfermedades cardíacas, así como en la regulación de la tensión arterial.

No obstante, algunas voces han señalado que el arroz caliente es asimilado en el cuerpo como glucosa, por lo que su consumo debe ser hecho en una temperatura ambiente, puesto que mucha azúcar en el cuerpo puede ser contraproducente para la salud del paciente con hipertensión.

Combate el estreñimiento

Otra de las cualidades medicinales que le son atribuidas al Arroz, por parte de los expertos en Medicina natural es la de contener importantes cantidades de fibra alimenticia, componente este que es asociado a su vez con un buen movimiento intestinal, por lo que entonces se cree que el consumo de arroz puede ayudar a que el cuerpo combata o prevenga el estreñimiento.

Así mismo, los expertos han indicado que si el Arroz es mezclado a su vez con vegetales, se aumenta aún más la cantidad de fibra en el cuerpo, por lo que se estaría estimulando de forma importante el intestino.

Astringente

Sin embargo, los expertos en Medicina naturista señalan que el Agua de arroz puede tener un efecto astringente. Por ende, así como el arroz cocido puede estimular el tránsito intestinal, el agua en la que este cereal se cocina puede causar el efecto contrario, lo cual es sumamente útil en caso de diarreas severas, puesto que además de calmar la actividad intestinal, reduciendo las contracciones, por su contenido de Potasio puede combatir también la deshidratación en el organismo.

Previene algunos tipos de cáncer

Por otro lado, según algunas investigaciones, el Arroz resulta igualmente ser un alimento rico en antioxidantes, como por ejemplo la vitamina A y C, al igual que en flavonoides y fenólicos, los cuales cumplen con la tarea de eliminar los radicales libres, proceso este que ciertamente puede evitar la aparición de algunos tipos de cáncer, al tiempo que también previene la aparición de algunas enfermedades degenerativas y detiene el envejecimiento.

Un bocado de energía

Entre las distintas propiedades nutricionales con las que cuenta el Arroz se encuentra la de ser rico en Carbohidratos, Azúcares y Proteínas vegetales, componentes estos que en el cuerpo humano se traducen en un bocado de energía.

Sin embargo, esto no se reduce tan solo a tener fuerzas para enfrentar los desafíos físicos que presenta la vida, sino que hace que el Arroz se convierta también en un alimento idóneo para aquel que quiere pensar con claridad, puesto que la energía que este cereal proporciona va también a los órganos del cuerpo, ayudándolos a cumplir eficientemente con sus funciones.

Seguro para los celíacos

Así mismo, el Arroz es identificado por los expertos como un alimento libre de gluten, lo que hace que su consumo –mientras no existan otras alergias- sea seguro para personas celiacas. Por igual, al ser de bajo índice glicémico –en la medida en que no se consuma caliente- también puede ser un alimento seguro para las personas con diabetes, aun cuando hay voces más radicales que no se muestran partidarias con esta última opción.

No obstante, sustituir la harina de trigo para reemplazarla por harina de arroz parece ser una decisión bastante positiva, lo cual se reflejará en una mejor salud.

Imagen: pixabay.com

Propiedades curativas del arroz
junio 22, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar