Propiedades medicinales de la alfalfa

Originaría del continente asiático, cultivada alrededor del mundo y conocida también por otros nombres como Alpapa, Mielga, Bielgo o Amelga, la Alfalfa constituye una planta de gran reputación medicinal desde hace milenios.

En la actualidad, la Medicago Sativa (nombre científico de la alfalfa) es consumida sobre todo en forma de brotes, los cuales son cultivados incluso hidropónicamente. No obstante, de ella también pueden ser aprovechadas sus hojas, las cuales tienen también un alto contenido de nutrientes, debido quizás al hecho –señalado por algunos especialistas en botánica- de que cuenta con profundas raíces, que logran absorber grandes cantidades de minerales del suelo.

En esta oportunidad entonces ofrecemos una lista de usos medicinales que se le atribuyen a esta planta, la cual ha sido usada por los chinos, desde el siglo VI d.C, con fines curativos:

Para los cálculos renales

Uno de los principales usos que hace la Medicina Alternativa de la alfalfa es usarla a fin de combatir cuadros de cálculos renales. Según lo indicado por los expertos, esta planta cuenta con grandes cantidades de vitaminas A, C y E, así como de Zinc, elementos que son indispensables en la disolución de las piedras del riñón, por lo que deberían incluirse de forma permanente en la dieta de la persona. No obstante se aconseja que su ingesta se realice sobre todo en horas de la mañana, pues en ese momento del día se convierte en un gran purificador del organismo, ayudándolo a eliminar todas las toxinas acumuladas. De igual forma, la alfalfa cuenta con grandes propiedades diuréticas que sirven para contrarrestar los síntomas secundarios de la litiasis, como la retención de líquidos.

Contra la pérdida de cabello

Igualmente, dentro de las cualidades que presenta esta planta se encuentra la de servir como coadyuvante en el tratamiento contra la calvicie, así como para combatir la caída de cabellos. En este sentido, la mayoría de los expertos aconsejan preparar un jugo nutritivo a base de alfalfa, lechuga y zanahoria, a fin de beberlo diariamente. De acuerdo a lo señalado en varios portales de internet sobre medicina alternativa, esta bebida a base de alfalfa cuenta con importantes vitaminas y minerales que fortalecerán el cabello, al tiempo que estimularán el crecimiento de éste.

Contra la diabetes

Así mismo, a la luz de lo afirmado por algunos médicos naturistas, la alfalfa cuenta con la propiedad de reducir los niveles de azúcar en la sangre, por lo que constituye un alimento esencial para las personas que padecen de diabetes o de resistencia a la insulina. No obstante, debe tenerse presente que la ingesta de esta planta nunca debe sustituir el tratamiento prescrito por un profesional. De la misma forma, no se puede perder de vista que el consumo en exceso de sus hojas no produce efectos colaterales, no así el de sus brotes o semillas, los cuales en grandes cantidades puede generar que el sistema inmunológico de la persona comience a atacarse así mismo, pues contienen una encima que produce este tipo de reacciones, por lo que no está aconsejado el consumo excesivo de esta planta en forma de brotes.

Contra la desnutrición

De igual manera, gracias a su alto contenido de vitaminas, entre las que destacan la vitamina A, C y E, así como de minerales, la alfalfa representa un eficiente medicamento natural contra algunos cuadros de desnutrición, permitiendo que el cuerpo recobre en poco tiempo sus niveles de nutrición, por los cuales debe ser incorporado de manera permanente en la dieta del paciente. Así también se ha comprobado su eficacia en el tratamiento de cuadros de anorexia, pues estimula que el cuerpo recupere sus niveles, constituyéndose en una fuente de alimento esencial en la nutrición de los órganos del aparato digestivo, urinario, intestinal y óseo.

Contra el mal olor de los pies

Por otro lado, la alfalfa también puede ser usada de forma tópica. En este sentido, una de las formas en las que se puede emplear es la de combatir el mal olor de los pies, producidos por la acumulación de bacterias. Para utilizarla con este fin basta con que la persona coloque dentro de sus zapatos a usar, un par de hojas de alfalfa, teniendo en cuenta que los pies deben entrar en contacto con la sustancia viscosa de la planta. Según lo reseñado por algunos especialistas, la fricción del pie contra la planta liberará algunos componentes que reducirán de forma considerable las bacterias que producen el mal olor.

Otros usos medicinales de la alfalfa

Así también, los especialistas en plantas aconsejan el uso de la Alfalfa para tratar otras condiciones, como por ejemplo las siguientes:

  1. Para combatir la osteoporosis, para lo que se recomienda su ingesta en forma de infusión.
  2. Como purificador sanguíneo. En este sentido se aconseja tomarlo en forma de jugo.
  3. Igualmente está indicado su uso en caso de bronquitis, pues cuenta con la propiedad de fortalecer los pulmones.
  4. También cuenta con la propiedad de servir como un desintoxicante del hígado.
  5. Así mismo hay quien usa la alfalfa para propiciar la retirada de la leche materna. En este caso se debe machacar las hojas de la planta y aplicarlas sobre el pecho, según lo reseñado esto hará que las glándulas mamarias dejen de producir leche.
  6. De la misma forma, el uso de la alfalfa puede acelerar la evacuación intestinal, por lo que está recomendado su uso también en casos de estreñimiento.

Fuente de imagen: homeremediesweb.com

Propiedades medicinales de la alfalfa
noviembre 29, 2015
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar