Propiedades nutricionales del Arroz

Antes de abordar algunas de las principales propiedades nutricionales que  pueden encontrarse en el arroz, se revisarán algunos aspectos propios de este popular cereal, considerado como parte de la dieta fundamental de varias culturas y cientos de países alrededor del mundo.

Lo más reciente:

El arroz

De esta manera, se comenzará por decir que la Botánica ha definido al Arroz esencialmente como la semilla que nace de la planta conocida como Oryza sativa. Así mismo, las fuentes especializadas han señalado que el Arroz puede ser considerado también como un cereal.

Con respecto a la tasa de consumo, las instituciones mundiales con competencia en alimentación han señalado que el Arroz es el segundo cereal más consumido en el planeta, teniendo un lugar solo después del maíz.

No obstante, tal como han acotado algunos expertos, si se piensa que la totalidad del consumo del maíz no está dirigido al ser humano, sino que se toma gran parte para la alimentación animal, así como para endulzar algunos alimentos, entonces el Arroz sí viene siendo el cereal que más alta taza de consumo presenta en el mundo.

Breve historia del Arroz

Además de ser entonces el cereal más consumido en el planeta, el Arroz es también uno de los más antiguos en la dieta humana. En este sentido, los investigadores han indicado que el Arroz es conocido por el ser humano desde aproximadamente el año 5000 a.C., momento en el cual ya se cultivaba en los territorios limítrofes entre China e India, región que se considera la cuna del arroz.

No obstante, los historiadores señalan que no se tiene claridad en cuál de los dos países asiáticos son la tierra que sirvió de origen al arroz, siendo incluso tema de gran debate esta situación. Así mismo, se cree que hacia el año 3000 a.C. el Arroz emigró de la frontera entre China e India a otras naciones de Asia, como por ejemplo Vietnam, Camboya, Japón y Corea. Incluso, para algunas culturas asiáticas, la palabra Arroz es sinónimo de alimento.

Posteriormente, el Arroz fue llevado por los árabes a África, específicamente a Egipto, país en donde este cereal prosperó de forma importante. Por su parte, los romanos jugaron un papel fundamental en la incorporación del arroz en la alimentación europea.

Hacia la Edad Media, el Arroz llegó a España, específicamente a las tierras catalanas, en donde comenzó a ser incluido en guisos y preparaciones saladas. De hecho, según reportan los historiadores, para el año 1500 ya se pueden encontrar en España recetarios en donde figura el arroz como ingrediente.

Así mismo, los especialistas señalan que fueron los españoles los responsables de llevar el arroz a América, tierras a donde este cereal sería llevado en el año 1493, específicamente en el segundo viaje de Cristóbal Colón. Sin embargo, a los europeos les costó unos doce años de ensayo y error lograr que el arroz prosperara en el nuevo continente.

De hecho, según apuntan algunos expertos, no fue hasta que se produjo la gran oleada de tráfico de africanos esclavizados, que el arroz pudo ser cultivado y cosechado con éxito en América, ya que esta población traía consigo conocimientos vitales para este proceso. Desde entonces, el Arroz no es solo cultivado en América, sino que además constituye un alimento básico de la alimentación de la población que habita estas tierras.

Propiedades nutricionales del arroz

Sin embargo, no es sólo la gran capacidad de producción con la que cuenta el Arroz lo que hace de este cereal una buena opción alimenticia, sino que este cereal es considerado un ingrediente ideal para una alimentación balanceada, ya que según señalan provee de una gran cantidad de energía a quien lo consume.

No obstante, es necesario revisar un poco por separados sus componentes, para así entender un poco mejor las diversas propiedades alimenticias que presenta este cereal. A continuación, algunas de ellas:

Aporte de energía

Según señalan las fuentes nutricionistas, en el Arroz, pueden encontrarse importantes cantidades de Almidón y Carbohidratos, así también como Azúcares naturales, lo cual hace que este alimento sea considerado una inyección directa de energía.

No obstante, algunos estudios han señalado que una taza de arroz caliente es casi equivalente a tres cucharadas de azúcar, por lo que quizás su consumo por parte de una persona con diabetes o con resistencia a la insulina, o que incluso esté siguiendo un proceso para bajar de peso, no sea tan conveniente, pues este alimento cuenta con la propiedad de aumentar el índice glicémico de las personas.

Por otro lado, en el Arroz también se encuentran grandes cantidades de proteínas vegetales, así como de grasas naturales, por lo que su ingesta moderada se considera apropiada en una dieta que tienda al equilibrio y la salud, siempre y cuando no existan trastornos metabólicos o pancreáticos.

Vitaminas  presentes en el Arroz

En segundo lugar, el Arroz ha sido descrito por la Ciencia como un cereal contentivo de vitaminas, que resultan bastante beneficiosas para el ser humano. Entre ellas, se encuentra por ejemplo la vitamina A, elementos este que juega un papel importante en la regeneración de tejidos, por lo que el consumo de arroz puede ayudar a la regeneración celular.

Así mismo, la vitamina A presente en este cereal puede estar relacionada con la salud visual del individuo. Por otro lado, en el Arroz también se han conseguido alguna cantidad de vitamina C, por lo que entonces se le relaciona a este elemento con un sistema inmunológico fortalecido, así como con la capacidad de combatir catarros y resfríos.

Igualmente, el Arroz contiene cantidades adecuadas de vitamina B6, componente que es relacionado por la ciencia como indispensable en la transportación de oxígeno en los glóbulos rojos, rumbo a los diversos tejidos del cuerpo, y que es de gran importancia a la hora de evitar la aparición de cuadros anémicos, tanto como el Hierro. Igualmente, la vitamina B6 que contiene el arroz, entro otros alimentos, se encarga de  mantener las funciones neurológicas activas.

Por otro lado, este alimento también presenta en su composición vitamina B12, responsable de convertir los carbohidratos en glucosa, ayudando entonces que la energía llegue al cuerpo, reduciendo así mismo la fatiga. La vitamina B12 también cuenta con un papel importante a la hora de propiciar una buena función nerviosa.

En cuanto a las vitaminas presentes en el arroz, la Ciencia ha señalado que en este alimento también puede encontrarse vitamina D, componente que es vital para que el cuerpo pueda absorber y retener Calcio, así como Fósforo, minerales vitales para la salud ósea y el buen funcionamiento neurológico y cognitivo.

 Minerales que contiene el arroz

Así también, en este cereal de origen asiático, los expertos en nutrición han podido encontrar una serie de minerales, que resultan vitales en el funcionamiento del ser humano. En este orden de ideas, por ejemplo, según señalan los nutricionistas, en el Arroz se encuentran importantes cantidades de Calcio, mineral que es esencial para tener huesos y dientes fortalecidos, evitando así fracturas, dolores articulares o pérdidas dentales.

Así también, en el Arroz puede encontrarse la presencia también del Hierro, mineral que en combinación con la vitamina C, presente también en este grano, se convierte en una poderosa herramienta para combatir la aparición de la anemia, al tiempo que incentiva también la producción de Hemoglobina.

Como si fuese poco, el Arroz también contiene Magnesio, el cual es un mineral relacionado con la capacidad del cuerpo de retener Calcio en los tejidos óseos. Igualmente, el Magnesio es tenido como un antidepresivo natural, al tiempo que se relaciona con la capacidad de combatir el insomnio, la inflamación y la jaqueca.

Dentro del arroz también se pueden encontrar importantes cantidades de Sodio, cuya primera misión es la de mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo, incluso a nivel celular. Por otra parte, el Sodio cumple también un papel fundamental en la transmisión y generación de los impulsos nerviosos, así como en la correcta respuesta del músculo ante los diversos estímulos.

Finalmente, dentro de los distintos minerales que contiene el Arroz, se encuentra también el Potasio, elemento este que resulta indispensable para el descomposición y asimilación de los carbohidratos, la producción de proteínas, el equilibrio de líquidos en el cuerpo, el control del Sodio, así como el control y equilibrio de la actividad eléctrica en el corazón.

Precauciones con el Arroz

No obstante, y aun cuando por lo general el Arroz es visto como un alimento sano, e indispensable en una dieta balanceada, algunas voces se han levantado para señalar algunos inconvenientes que puede presentar este cereal.

En este sentido, algunos expertos en nutrición han destacado que el Arroz es un alimento que eleva el índice glicémico, por lo que consumirlo puede ser contraproducente para los individuos que sufren del azúcar.

Por otra parte, ciertos estudios han destacado que el Arroz puede resultar también bastante rico en Arsénico, sobre todo cuando se consume su agua, o de forma líquida. Por lo tanto, y aun cuando el Arsénico contenido en el Arroz, en realidad, no resulta de peligro para los adultos, algunos profesionales de la salud señalan que en los niños sí debe evitarse el consumo continúo de arroz, en especial si se consume en forma de crema o bebida, pues puede ser acumulativo y no tan conveniente para la salud.

Empero, en líneas generales, el consumo de arroz, al menos una o dos veces por semana, y sobre todo en preparaciones sólidas y frías, pareciera ser recomendada por las distintas fuentes médicas, ya que lo consideran un alimento con grandes propiedades nutricionales.

Imagen: pixabay.com

Propiedades nutricionales del Arroz
junio 8, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar