¿Qué es halagüeño?

Al consultar el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), se puede encontrar que la palabra “halagüeño” es identificada como una derivación del verbo “halagar”, el cual puede ser definido como la acción de emitir halagos, elogios o lisonjas hacia una persona, momento o proceso.

También te puede interesar:

Varias acepciones de halagüeño

De esta forma, la palabra “halagüeño” cuenta en el Diccionario de la RAE con una entrada, que señala que esta partícula se acepta tanto en su forma masculina (halagüeño) como en su modo femenino (halagüeño) siendo reconocido además como un adjetivo, es decir, que sería una partícula gramatical que estaría destinada a unirse y modificar al sustantivo o sujeto de una oración.

Así mismo, el término “halagüeño / -ña” cuenta con tres acepciones distintas. Esto quiere decir, que aunque presenta una sola entrada, que lo identifica como una derivación del verbo “halagar”, cuenta con tres distintos tipos de matices semánticos. Resulta pertinente entonces, señalar cada uno de ellos. A continuación, las distintas acepciones de la partícula “halagüeño”:

Acepción 1

En su primera acepción, el Diccionario de la RAE indica que esta palabra puede ser identificada como un adjetivo, cuyo significado esencial es “que halaga”, es decir que puede referirse a una persona o comentario “que halaga”. Por ejemplo: “el comentario halagüeño de tu profesor, en realidad me pareció muy acertado”.

Acepción 2

Por otra parte, la segunda acepción de la entrada “halagüeño”, del Diccionario de la RAE, también se refiere a un adjetivo que refiere a la acción de halagar, pero con un matiz diferente, pues en esta acepción se coloca el acento en la intención de “adular”, en donde si bien se estaría ofreciendo un halago, este tal vez no sería sincero, sino hecho con la principal intención de complacer al interlocutor, más allá de ser cierto o no.

De esta forma, la segunda acepción de “halagüeño” se definiría literalmente como “que lisonjea o adula”, dándole un matiz un poco más peyorativo que su primer significado. Un ejemplo de este tipo de uso sería el siguiente: “Todo soberano debe librarse de cualquier consejero halagüeño, pues en su intento de quedar bien y ganar la venía del gobernante, le ocultará la verdad, entregándole solo lisonjas, aun a riesgo de la pérdida del poder”.

Acepción 3

Finalmente, el Diccionario de la RAE distingue una tercera acepción para el término “halagüeño”, el cual puede definirse directamente como “que atrae con dulzura y suavidad”, lo cual le estaría confiriendo también un matiz semántico, relacionado con la capacidad de seducir o lograr algo de alguien a través de los buenos tratos.

Otras definiciones

Así mismo, en otros diccionarios se ha encontrado evidencia de otro tipo de acepciones distintas, en donde esta palabra, aunque también es reconocida como adjetivo, se encuentra definida como aquello “que tendrá éxito o causará satisfacción”. En este sentido, la palabra “halagüeño se distancia un poco de su significado de “halagar”, para acercarla al significado de “prometedor”, generando entonces la posibilidad de ser reseñada como una entrada aparte. Entre los ejemplos que pueden encontrarse en referencia a este uso de la palabra “halagüeño” se encuentran los siguientes:

Esta campaña promete resultados halagüeños

El astrólogo dejó ver sus pronósticos halagüeños para el signo Libra

Creo que el Director tiene perspectivas bastante halagüeñas en cuanto al proyecto

Imagen: pixabay.com

¿Qué es halagüeño?
octubre 15, 2016
Se habla de:                             


Ver más Artículo al azar