¿Qué es un fonema?

Quizás lo mejor, antes de aproximarse a la definición de Fonema, sea necesario revisar la propia definición de Fonología, pues es la disciplina que lo ha concebido y se encarga principalmente de su estudio.

Definición de Fonología

En este sentido, se puede comenzar por decir entonces que la Fonología puede ser entendida como una disciplina lingüística –aun cuando algunas fuentes prefieren incluso definirla como subdisciplina- que se encarga principalmente de estudiar todos los procesos relacionados con la adquisición y funcionamiento de los fonemas por parte del hablante, es decir, con aquellos aspectos inherentes a las representaciones mentales y abstractas que los hablantes tienen sobre los sonidos. A diferencia de la Fonética, disciplina que estudia la realización de los sonidos de una comunidad o hablante en específico, la Fonología se interesa más por entender cómo funcionan estas representaciones en la dimensión intelectual del hablante, por lo que no se limita a una Lengua en específico, sino a la Lengua en general.

¿Qué es un fonema?

Con esta definición presente, puede que sea mucho más sencillo entender entonces la definición de Fonema, el cual es conceptualizado como una unidad fonológica básica, la cual constituye la representación mental e intangible del sonido de una lengua. Son estudiadas por la Fonología, y pertenecen al nivel fónico-fonológico del Lenguaje. Así mismo, son comprendidas como las unidades segmentales que conforman el Inventario Fonológico de una Lengua, así como el sistema fonológico de ella.

Por otro lado, la Fonología ha señalado que se puede hablar también –más allá de los distintos tipos de fonemas que tienen lugar de acuerdo a su punto y modo de articulación- con dos clases de fonemas básicos: los consonánticos, los cuales dan cuenta de aquellos sonidos, que al momento de realizarse en el habla, se caracterizan por el choque que presenta la columna de aire con los distintos obstáculos físicos; por otro lado, se puede hablar también de los fonemas vocálicos, definidos como aquellas representaciones de sonidos, que al momento de ser pronunciados, cuentan con columnas de aire que viajan por el aparato fonador sin encontrar ningún tipo de barrera, por lo que ésta sale libremente, produciendo una vibración sonora en las cuerdas vocales.

Características de los fonemas

De igual forma, la Fonología se ha dado a la tarea de señalar y definir cada uno de los rasgos que pueden ser vistos como inherentes a estas unidades segmentales llamadas fonemas, y que básicamente se encuentran conformadas por tres características:

Principios del Cambio fonético (Neogramática) Dentro del ámbito lingüístico, se conoce con el nombre de Cambio fonético aquellas variaciones en la...
Sufijos aumentativos Tal vez la mejor forma de abordar el significado y demás aspectos de los Sufijos aumentativos, sea r...
Ejemplos de pronombres posesivos Es probable que lo mejor, antes de exponer algunos ejemplos de los Pronombres posesivos que pueden e...

Son abstractos

Siendo el primer rasgo a destacar sobre el fonema, la Fonología ha sido enfática en decir que aun cuando esta unidad fonológica refiera a un sonido, no señala un sonido concreto o realizado –lo cual queda para la definición de fono- sino que hace referencia a un ideal de sonido, de ahí que su existencia se ubique en la Lengua, intangible y abstracta. En consecuencia, el Fonema es la representación intelectual que tiene un hablante sobre un sonido de su Lengua. En este orden de ideas, se podría exponer un ejemplo que permita ver a qué se refiere la Fonología:

Dado el fonema /d/ puede verse cómo esta representación mental cuenta, en el Español, con dos posibles realizaciones:

En caso, de que /d/ se encuentre después de una consonante, como en el caso de la forma /toldo/, será pronunciado como un fonema oclusivo [d]: [tól-do]

En cambio, si /d/ ocupa una posición intervocálica, como en el caso de /todo/ entonces su pronunciación corresponderá a un fonema fricativo [đ]: [tó- đo]

Se puede decir entonces que para el fonema /d/ existen dos posibles fonos, situación que tiene su explicación en el hecho de que el fonema es una abstracción, un ideal de sonido, mientras que el fono es la realidad concreta, de cómo se pronuncia en el habla esta representación.

Indivisible

Por otro lado, la Fonética ha señalado como otro de los principales rasgos del Fonema su carácter indivisible, es decir, que al ser una unidad fonológica, ésta no puede ser dividida en partes más pequeñas. En contravía, el Fonema sirve de base para dar pie a otras formas lingüísticas mucho más complejas, como por ejemplo los morfemas, los lexemas, las palabras, e incluso las oraciones.

Diferenciador

Finalmente, otra de las más importantes características del Fonema es aquella que refiere al valor que cada uno de estas unidades segmentales llega a tener en la medida en que se opone a otra de ellas, realidad que a su vez da paso a los pares mínimos, en base a los cuales se establecer el inventario fonológico. Esta característica se da gracias a que cada fonema no existe como una realidad aislada, sino que forma parte de un sistema, en donde entonces cada uno existe y se define, por oposición con los otros, es decir que se entiende que es /a/ porque no es /b/ o /p/. Así mismo, en cuanto a los pares mínimos, surgidos por oposición se puede tener que es /b-o-c-a/ y no /t-o-c-a/ o /p-o-c-a/ debido precisamente a la oposición de los fonemas consonánticos /b/, /t/ y /p/.

Imagen:  pixabay.com

¿Qué es un fonema?
julio 25, 2017