¿Qué significó el fallo de La Haya para Colombia y para Nicaragua?

Definición del Fallo de La Haya

En el ámbito internacional, se conoce como el fallo de la Corte de La Haya a una sentencia, emitida por esta corte, específicamente el 19 de noviembre de 2012, por medio de la cual se resolvió el conflicto limítrofe, entre Guatemala y Colombia, quienes sostenían una disputa, desde el año 2001, por el límite de sus territorios marítimos.

Antecedentes del Fallo de la Haya

De acuerdo a lo que se puede encontrar en las distintas fuentes periodísticas y jurídicas el proceso que desencadenaría en este Fallo, pronunciado en el 2012, comenzaría a través de una querella, entablada por parte de Nicaragua en el mes de diciembre del año 2001, en la cual este país centroamericano, reclamaba para sí un área marítima que tenía más de cincuenta mil kilómetros de extensión, la cual había permanecido bajo el dominio colombiano, por década, y en donde se incluía el archipiélago de San Andrés, gran fuente de recursos turísticos de la zona.

Sin embargo, seis años después, en diciembre de 2007, la Corte de la Haya declaró que era procedente el proceso incidental, por medio del cual Colombia presentaba las excepciones preliminares, que habían sido presentadas por Nicaragua. En este sentido, Colombia reafirmaba su soberanía sobre los territorios pertenecientes al archipiélago de San Andrés, Providencia e incluso Santa Catalino.

Así mismo, en esta oportunidad, La Haya declaró también su competencia como árbitro internacional, que pudiera fallar en este conflicto limítrofe, y se comprometió a examinar la tesis presentada por Colombia, en la cual este país suramericano declaraba que el límite entre los dos países era el meridiano 82.

Sentencia emitida por la Corte de la Haya

Según las distintas fuentes periodísticas, la sentencia emitida por esta corte, conocido oficialmente como el Fallo de la Haya, tuvo lugar el 19 de noviembre de 2012, justamente en el lugar de su sede, ubicada en la ciudad de La Haya, perteneciente a los países bajos. Así mismo, los medios internacionales detallaron que esta decisión judicial había correspondido a la deliberación y veredicto de un total de quince jueces, suscritos a la Organización de las Nacionales Unidas.

Igualmente, la lectura de la Sentencia estuvo a cargo del juez Peter Tomka, quien funge como presidente de la Corte de la Haya, quien se encontraba acompañado también de los representantes diplomáticos de cada una de las naciones en conflicto, quienes asistieron a la comunicación de la decisión. Este acto tuvo lugar en la Gran Sala del Juzgado de Paz. Entre algunas de las particularidades que tuvo este acto de comunicación de la sentencia fue que aun cuando la lengua de cada uno de los países beligerantes es de lengua española, el veredicto fue comunicado en inglés y francés, hecho que no constituye un error diplomático, sino que corresponde a que estos son los dos idiomas oficiales de este tribunal, por lo que cualquier fallo puede ser leído o comunicado solo en estas dos lenguas. .

La decisión de esta corte internacional determinó que Colombia podía continuar con el ejercicio de soberanía que tenía sobre los territorios de San Andrés, Santa Catalina, Providencia, e incluso siete cayos más, que Nicaragua reclamaba para ser incluidos dentro de sus límites marítimos. En términos de Derecho Internacional, el Fallo de la Haya entraba a reconocer el tratado que habían establecido ambos países en el año 1928, y que es conocido históricamente, como el tratado de Esguerra-Bárcenas. Sin embargo, desde 1980 el presidente Daniel Ortega, quien también en ese momento era presidente señalaba cono nulo ese tratado, argumentando que en el momento de firmar dicho acuerdo, Nicaragua se encontraba ocupada por Estados Unidos, por lo que era un acuerdo establecido sin que se velara por los intereses nicaragüenses

Sin embargo, este Fallo de la Haya también determinó que una zona de extensión considerable, ubicada al oriente del meridiano 82, y que hasta ese momento pertenecía a Colombia, comenzaría a ser parte del territorio marítimo de Nicaragua, a pesar de continuar reafirmando la soberanía de Colombia sobre ciertos territorios insulares, como los son San Andrés, Providencia y los cayos Quitasueño y Serrana, los cuales no obstante estarán rodeados de aguas nicaragüenses, aun cuando la soberanía de los territorios sobre la superficie sean colombianos y el mar territorial también.

En este sentido, es importante destacar que estos territorios marítimos no son valiosos solo por su tremenda belleza, que los ha convertido en epicentro de la actividad turística, sino que además son territorios llenos en recursos naturales, como petróleo, gas, así como ricos en flora y fauna marina, por lo que su tenencia, más allá de ampliar o por el contrario acortar la extensión del país, también implica la ganancia o pérdida de importantes medios de subsistencia y gran fuente de recursos.

Con referencia a esto, la Corte de la Haya reconocía también los tratados que Colombia hubiese firmado con otros países, sobre intercambios comerciales sobre estos territorios marítimos, en la búsqueda de que la nueva decisión no afectara a terceros países, que no fuesen los directamente involucrados. Sin embargo, planteaba que estos acuerdos deberían ser mantenidos pero renegociados, por parte de Nicaragua, quien ahora ejercía la Soberanía sobre esas tierras.

Finalmente, el fallo de esta corte internacional buscaba poner fin definitivo a esta disputa territorial protagonizada por estos dos países, con respecto a sus territorios marítimos, ubicados en el Mar Caribe. Sin embargo, la delimitación quedó abierta. Así mismo, aun  cuando la sentencia es única y definitiva, se permite que alguno de los dos países pueda introducir algún recurso de amparo o revisión de la sentencia, en esta misma corte, la cual podría tomarse hasta diez años en revisar la petición solicitada por alguno de los países involucrados.

 Colombia se retira de La Haya

No obstante, durante marzo de 2016, esta Corte Internacional de Justicia, emitió un veredicto, donde en una proporción de catorce votos a favor y solo dos en contra, admitía la demanda de Nicaragua, quien alegaba violación a su espacio marítimo, planteando nuevamente una delimitación en la que declaró que parte de los territorios marítimos que habían sido hasta ese momento colombianos, pasaban a manos de Nicaragua.

Como respuesta, solo nueve días después de esta sentencia, el presidente Juan Manuel Santos dijo que Colombia se retiraba del Pacto de Bogotá, por medio del cual esta República suramericana se atenía a esta Corte Internacional, a fin de resolver pacíficamente los conflictos ocurridos entre naciones. No obstante, el presidente colombiano declaró en su momento a los medios que esta decisión para nada se interponía a las intenciones de paz que Colombia tenía en aras de resolver este conflicto, sino que buscarían otro tipo de instancias, para hacerlo. El argumento del Gobierno Colombiano son las incongruencias que presentó esta corte en el trato a la demanda interpuesta por Nicaragua.

De esta forma, Colombia buscaba protegerse de futuras demandas, previendo que Nicaragua pudiese seguir el conflicto limítrofe, buscando sumar mucho más territorio marítimo colombiano a su soberanía. En ese sentido, al abandonar el Pacto de Bogotá, y dejar de comparecer ante La Haya, Colombia hasta cierto punto se garantiza detener este proceso.

Imagen: americaeconomia.com

¿Qué significó el fallo de La Haya para Colombia y para Nicaragua?
marzo 28, 2016
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar