Quién inventó la medicina

Ciertamente, no se puede decir a ciencia cierta quién fue el primer inventor de la medicina, pero sí se tienen muchos datos de cómo en los años más remotos de la humanidad se comenzó a emplear para curar las enfermedades de las personas.

Lo primero que hay que decir es que ellos no se curaban con químicos, ni con farmacéuticos, ni drogas, ni nada artificial por el estilo. La medicina surgió cuando los hombres se percataron de que las plantas tenían propiedades sanadoras y que cada una tiene una debida preparación, manejo y especialidad.

Desde épocas inmemorables, el hombre se ha cuestionado acerca de su verdadero origen y la verdad sobre los misterios de la vida y de la muerte, incluyendo las causas de porqué enfermamos. Se cree que los primeros habitantes terrícolas dividieron el saber médico en dos ramas complementarias: la primera, en la especialidad del manejo adecuado de las plantas para los remedios de la naturaleza. La segunda, las prácticas shamánicas mágicas de índole espiritual, que con energía pueden curar lo que sea.

Uno de los que pudiéramos denominar como de los primeros exponentes del estudio de  la medicina, es Alcmeón de Crotona, quien vivió cinco siglos antes de Jesucristo y logró argumentar que las enfermedades se ocasionaban por la influencia de varios agentes externos, susceptibles de ser cambiados y modificados. Pero esto, hablando en términos de la medicina moderna, porque se debe tener en cuenta que la humanidad vive en este planeta hace millones de años y lógicamente, poseían secretos y técnicas de la medicina.

Gracias a los estudios efectuados por la ciencia de la Paleopatología, que se encarga de analizar las pictografías que plasman los métodos curativos de los esqueletos y cráneos, al igual que las herramientas quirúrgicas ancestrales, conllevó al conocimiento de la práctica médica prehistórica.

Las patologías más graves y extrañas llamaban el foco de atención de aquellos investigadores primitivos, que no obstante de que no podían curarlas, pretendían analizarlas para comprenderlas y hallar una cura a tales males. Pero como eran hombres shamanes conocedores de las ciencias de la energía que hoy son ocultas, consideraban que la enfermedad  provenía de la influencia de entidades maléficas o demonios.

De tal manera que la solución y el alivio de esos padecimientos físicos dolorosos, se hallaba en la práctica de rituales, danzas, sacrificios, hechizos, conjuros y demás actividades esotéricas. También, preparaban pociones mágicas que provocaban el vómito del paciente, por donde expulsaba el maleficio que lo enfermaba, al igual que le hacían un agujero en el cráneo, por donde huía el demonio o entidad.

Ejemplos de metales Definición de metales En el ámbito de las Ciencias Químicas se conoce como metales a los elementos q...
Tipos de palancas La Física define la palanca como un sistema de “transmisión lineal” consistente en una barra rígida ...
Fluor, el veneno del siglo XXI Algunos investigadores de las conspiraciones, están advirtiendo que la población mundial está siendo...

Los antiguos egipcios médicos

La Antropología y la Arqueología han aportado datos cruciales sobre el origen de la Medicina, atribuyendo gran parte de estos inicios y auges a los primeros egipcios, quienes también incursionaron en la curación de la enfermedad a través de la magia pero también, de plantas y análisis reflexivos profundos de las diversas patologías.

En la Tercera Dinastía de los faraones, el médico egipcio se formaba como una especie de científico investigador, que a diferencia del druida o del sacerdote shaman, empleaba la razón, el análisis y la experiencia de los males físicos. Imhotep, es uno de los primeros médicos registrados por la ciencia oficial, quien vivió hace máss de 4800 años. Él no sólo era un médico, sino también astrólogo, guerrero militar y arquitecto edificador de  pirámides.

En los diferentes templos se impartían clases de medicina, en el que se aprendía a diagnosticar a través de una entrevista detallada al paciente, al igual que los exámenes hechos con el tacto. Pero siempre se vio en todas las culturas, no sólo en la egipcia, el empleo de medicinas naturales como las frutas, vegetales y plantas. Por ejemplo, para curar el estreñimiento, usaban los higos, aceites vegetales y los dátiles.

La odontología, según los escritos del griego Heródoto, surgió allí en el antiguo Egipto y le daban una gran prioridad médica. Otro de los grandes exponentes de la medicina antigua fue Tales de Mileto, otro griego que viajó a Egipto, en el siglo VII antes de Cristo.

Es que en diversos escenarios de la Tierra, en las diversas épocas antiguas, la medicina evolucionaba satisfactoriamente. Épocas esplendorosas de los griegos, de los mesopotámicos, de los romanos, chinos, tibetanos, hindúes, árabes, europeos, asiáticos e indígenas americanos, marcaron los comienzos de la Medicina.

Concretamente, en la actualidad queda muy poco de los conocimientos médicos ancestrales y la medicina oficial imperante en esta época, se basa en la producción masiva de farmacéuticos, los cuales son unos químicos empacados y procesados por laboratorios privados e independientes.

Pero si se pretende buscar quién inventó la Medicina, no queda otro remedio que remontarse a esos seres primitivos, especialmente en Egipto pero también en las culturas mesopotámicas, como en Babilonia y Asiria, donde producían más de 500 fármacos naturales, muchos de ellos de origen mineral. Por si fuera poco, el estudio de los sueños lo relacionaban con el estudio de los orígenes de las enfermedades.

Quién inventó la medicina
mayo 1, 2015