Receta de ensalada a base de arracacha

La mayoría de las personas, cuando piensan en cocinar con arracacha, refieren inmediatamente a cremas, sopas o purés. Sin embargo, la arracacha, siempre que esté bien cocida, puede usarse también como un ingrediente dulce en las ensaladas, aportándole un toque de almidón y vitamina C a estas preparaciones.

No obstante, previo a abordar la exposición de algunas recetas que pueden prepararse en base a este tubérculo andino, se revisarán algunos aspectos, sobre su naturaleza, origen y propiedades.

La arracacha

En consecuencia, se puede comenzar por decir que la Arracacha ha sido explicada como la raíz de una planta herbácea perenne homónima, que se considera perteneciente a la familia de las apiáceas, al igual que la zanahoria, y que tiene como nombre científico Arracacia xanthorrhiza.

Así mismo, la Arracacha se distingue por tener una forma redondeada y alargada, bastante parecida a la zanahoria, pero a diferencia de ese tubérculo, se encuentra recubierto de una piel rústica, cuyos colores varían entre marrón, amarillo, morado o incluso blanco. En cuanto a su pulpa, esta se caracteriza por ser firme, carnosa y de colores amarillos y blancos.

Este tubérculo, que recibe otros nombres como Vicarra, Zanahoria blanca o Apio criollo, es identificado como una raíz propia de los territorios andinos de América del sur. En este sentido, los expertos señalan que se produce en algunas zonas de Venezuela, así como en Ecuador, Perú y Colombia, país que ha sido señalada durante las primeras décadas del siglo XXI como el mayor productor. Este tubérculo también se produce en Costa Rica y Brasil.

Igualmente, los expertos señalan que la arracacha se caracteriza por ser una planta que prospera con facilidad, siempre y cuando tenga las condiciones específicas, es decir, que crezca en territorios ubicados entre 600 y 2300 metros sobre el nivel del mar.

Origen

Por consiguiente, los científicos señalan que la Arracacha puede considerarse originaria de los Andes, siendo de hecho el tubérculo de más antigua producción en el continente suramericano, incluso de forma anterior a la papa y al maíz. Por ende, algunos especialistas la denominan como un tubérculo pre-inca.

Sin embargo, sigue habiendo diferencias en cuanto a cuál fue el lugar preciso en donde esta raíz nació. Al respecto, algunas teorías señalan que lo más probable es que haya nacido de forma silvestre, por primera vez, en los territorios ubicados en el Cusco, lo cual convertiría a este tubérculo como un producto original de Perú.

Propiedades nutricionales

De igual manera, la Arracacha es considerada por los expertos en nutrición como un alimento con grandes propiedades nutricionales, entre las que se encuentran por ejemplo el ser una fuente importante de almidón, azúcares, proteínas, vegetales, grasas naturales y agua.

Así también, en esta raíz suramericana puede encontrarse presencia de importantes vitaminas, como la A, B1, B3 y C, al igual que de minerales, vitales para el buen funcionamiento del cuerpo humano, como por ejemplo Calcio, Cobre, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio y Zinc.

Receta de ensalada a base de arracacha

Empero, la gran cantidad de nutrientes presentes en esta raíz es apenas una de las tantas razones por las cuales las personas lo eligen a diario como alimento, y es que la arracacha es reconocida igualmente por su delicioso sabor y versatilidad, pues con ella pueden prepararse cientos de recetas, entre ellas, riquísimas ensaladas. A continuación, un ejemplo de cómo preparar ensaladas a base de arracacha:

Receta oriental de arracacha

Esta receta permite mezclar a perfección los sabores del maní, la arracacha y la caléndula, creando un sabor totalmente oriental, perfecto para acompañar carnes rojas y blancas, o incluso una pasta con vegetales.

Para prepararla será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: una (1) arracha grande / media (½) taza de queso de oveja o de cuajada / una (1) flor de caléndula / una (1) cucharada grande de pasta de maní / tres (3) cucharadas de aceite de oliva / una (1) cucharada de vinagre balsámico.

Al momento de comenzar con la preparación, se comenzará por lavar, pelar las arracachas y cortarlas en bastones, tal cual la forma de las papas a la francesa. Así mismo, se tomara una olla con agua, y se llevará al fuego, para así poder cocerla. Cuando este tubérculo esté blando, entonces se bajará del fuego, y se le permitirá enfriarse, antes de proseguir con la preparación.

Así mismo, los tomates se cortarán en octavos, mientras que el queso se cortará en cubos. Se colocan en la ensaladera los bastones de arracacha, el tomate y el queso. Se prepara el aderezo hecho con el aceite de oliva, el vinagre balsámico y la pasta de maní.

Se agrega sal, pimienta y los pétalos de caléndula. Por último, se lleva a la nevera por unos diez minutos, para que los ingredientes tomen firmeza, y luego se baña con el aderezo que se ha preparado. Es necesario estar completamente seguro de no contar con ninguna alergia al maní, si va a preparar o consumir esta ensalada.

Imagen: pixabay.com

Receta de ensalada a base de arracacha
octubre 4, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar