Receta de jugos de nueces

Por lo general, cuando las personas piensan en preparaciones a base de nueces, imagina productos salados o dulces, pero siempre sólidos, puesto que la gran mayoría no sabe que las nueces son un ingrediente ideal para agregar una inyección de proteínas, energía y grasas saludables a los jugos naturales.

También te puede interesar:

No obstante, previo a exponer algunas de las tantas recetas de jugos o batidos a base de nueces, se revisarán algunos aspectos sobre estos frutos secos, como por ejemplo su naturaleza, su origen o propiedades nutricionales.

La nuez

En este sentido, podrá comenzarse por decir que la Nuez ha sido explicada por la Botánica como un fruto seco, el cual nace del árbol del nogal, clasificado a su vez dentro del género juglans.

Sin embargo, cuando se dice nuez, en realidad se está haciendo referencia a sesenta y ocho distintas especies de frutos secos, todos nacidos de distintos especímenes de nogales. De estas, cuatro son las más consumidas y conocidas a nivel mundial, estas son las siguientes: nuez persa o nuez europea (Juglans regia), la nuez negra (J.nigra), la nuez blanca (J.cinérea) o la nuez californiana (J. califórnica).

Con respecto a sus características físicas, la gran mayoría de las nueces se distingue por contar con una corteza rugosa y dura, la cual cuenta con un color pardo, cuya intensidad varía según la especie. En cuanto a su interior, se puede encontrar una especie de semilla seca y corrugada.

Origen de la nuez

De acuerdo a lo que señalan los científicos, la Nuez puedo haber surgido de forma silvestre, hace miles de años en Europa. No obstante, los expertos creen que esto ocurrió antes de la última glaciación, y que precisamente este fenómeno planetario acabó con esta especie.

Sin embargo, una vez se superó la era de hielo, la nuez regresó como parte de las especies vegetales terrestres, surgiendo esta vez en los territorios ubicados entre Europa y Asía, más específicamente Persia. Empero, hay teorías que prefieren ubicar su cuna un poco más adentro del continente asiático.

Durante el mundo antiguo, la nuez fue llevada de Asia a Grecia, y de allí pasó a Roma. Es acá donde el consumo de nuez y su producción dan un giro, pues fueron los romanos los responsables de llevarla por toda Europa, en su carrera por expandir su imperio, al tiempo que se convirtieron en los primeros en lograr su producción en base a semillas.

Por su lado, los españoles, en el siglo XV, llevan las nueces de Europa a América, territorio en donde esta especie se adaptó prósperamente. De esta manera, el siglo XXI se inaugura teniendo a la cabeza de la producción de nueces a Asia, Estados Unidos y la Comunidad Europea.

Propiedades nutricionales

Además de su gran capacidad de producción y adaptación, las nueces también se distinguen por ser un alimento con gran cantidad de nutrientes, vitales para la salud humana. En este sentido, las nueces pueden considerarse, en primera instancia, como una fuente de Carbohidratos, Azúcares naturales, Fibra alimenticia y, sobre todo, ácidos grasos, entre ellos el omega 3.

Así mismo, en las nueces se pueden encontrar una gran cantidad de vitaminas, entre ellas las vitaminas A, B1, B2, B3, B6, B9, C, D y E, al igual que importantes minerales, como Cobre, Fósforo, Hierro, Magnesio, Manganeso, Potasio y Zinc, esenciales para el funcionamiento del cuerpo humano.

Recetas de jugos a base de nueces

Tal vez por esto es que tan solo un puñado de nueces aporta al cuerpo los nutrientes suficientes para una jornada de seis horas. En consecuencia, incorporarlas en alguna de las tres comidas, al menos dos veces por semana, puede traducirse en una nutrición adecuada.

Empero, no todo el mundo sabe cómo hacer este proceso. Una buena forma de comenzar a aprovechar la gran cantidad de propiedades nutricionales de las nueces es incorporándola en algunos batidos naturales. A continuación, algunos ejemplos de preparaciones:

Batido de manzana y nueces

Este batido constituye una bebida ideal para deportistas o personas que gastan mucha energía en el día, por lo que tomarlo en las mañanas resulta una buena alternativa.

Para prepararlo, será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: una (1) manzana verde / media ( ½ ) taza de nueces / dos (2) tazas de leche de almendras / el jugo de media ( ½ ) naranja / una (1) pizca de canela en polvo.

Una vez se tengan todos los elementos a mano, se llevan a la licuadora, y se procesan hasta obtener un batido espeso y homogéneo. Se sirve en un vaso largo, y se puede colocar un poco de canela y miel por encima. Se toma en ayunas, y puede acompañar una proteína.

Batido de nueces y avena

Por el contrario, si lo que se busca es una opción ligera pero llena de vitaminas para desayunar de forma rápida, este batido puede ser ideal, pues es en verdad una inyección de energía y nutrientes, que garantizan todas las necesidades nutricionales.

Al momento de prepararlo, será necesario tener a disposición los siguientes elementos: un cuarto (¼) de avena en hojuelas / dos (2) cucharadas de nueces troceadas / una (1) cucharada de linaza / media (½) banana / media (½) taza de arándanos / una (1) cucharada de miel de abejas / una (1) taza de leche de coco o de almendras.

Unos quince minutos antes de preparar este batido, es recomendable colocar la avena a remojar en media taza de leche de coco, para que se hidrate. Pasado este tiempo, se lleva a la licuadora junto con todos los ingredientes, y se procesa una primera vez, hasta que se obtiene un batido espeso.

Se comienza entonces a colocar poco a poco, con la licuadora en funcionamiento, y con cuidado de no meter en ella ningún instrumento o las manos, la leche de coco, pues esto hará que la bebida espese. Cuando esté listo, se sirve en un vaso largo, el cual se puede adornar con una rodaja de banana y una nuez. Si se deseara mucho más espeso y helado, la banana debe estar previamente congelada.

Imagen: pixabay.com

Receta de jugos de nueces
agosto 31, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar