Recetas a base de calabaza

En el ámbito alimenticio, se conoce con el nombre de Calabaza –así también como ahuyama o zapallo- al fruto de la planta Cucurbita máxima, la cual pertenece a la especie de plantas cucurbitáceas, el cual es originario del continente americano.


Lo más reciente:

Propiedades alimenticias

Así mismo, este fruto es considerado una fuente importante de vitaminas, entre las que destacan la A, la B, la K y la D. De igual forma, los especialistas han considerado que la Calabaza puede ser considerada un alimento que aporta gran cantidad de líquido, fibra y demás minerales.

Por otro lado, la Calabaza o Ahuyama es reconocida también como una fuente de salud, ya que la Medicina naturista le reconoce su capacidad para eliminar parásitos, mejorar el tránsito intestinal, combatir la anemia, limpiar las arterias, disminuir el colesterol, bajar la fiebre, restaurar el corazón después de un infarto, suspender la diarrea, prevenir el cáncer, entre muchas otras propiedades curativas, que han hecho que la Calabaza se convierta en parte importante del menú de muchos hogares, tanto en América, como en otros rincones del mundo, en donde son aprovechadas tanto sus semillas, como su pulpa, sus hojas y sus flores.

Recetas a base de calabaza

Sin embargo, aun cuando la calabaza es un ingrediente realmente versátil, el cual puede ser preparado tanto en platos salados como dulces, son pocas las personas que conocen recetas a base de calabaza, que vayan más allá de la crema o sopa.

No obstante, cada vez son más los chefs profesionales que se interesan por este ingrediente, incorporándolo a sus más famosas recetas, sin que ellas se alejen de lo práctico o casero. A continuación, algunas de las preparaciones a base de Calabaza, más populares de la web:

Panqueques de calabaza

Aun cuando por lo general se asocia la calabaza con el almuerzo o la cena, este ingrediente puede convertirse también en el protagonista de un desayuno sano y divertido, en donde la calabaza y su dulce sabor aporten todas sus vitaminas y su baja carga calórica.

Para preparar estos deliciosos panqueques de calabaza o de ahuyama, será necesario tener a mano los siguientes ingredientes: cinco (5) claras de huevo / un tercio ( 1/3 ) de taza de calabaza cocida y seca / una (1) cucharada de semillas de amapola / un cuarto (1/4) de taza de leche de coco o de almendras, o incluso de agua / una (1) cucharada de miel / una (1) cucharadita de polvo para hornear.

Una vez que se cuente con todos los elementos, se procederá a verterlos en el vaso de la licuadora, y procesar hasta conseguir una masa homogénea. Posteriormente en un aceite caliente, previamente untado con manteca, se colocará la porción de masa, según el tamaño que se desee el panqueque. Se repite la operación hasta haceros todos. Se pueden comer acompañados de quesos y jamón, o incluso solo con mermelada de frutas.

Flores de calabaza rellenas

Otro de los platos a base de calabaza, que están dando de qué hablar al mundo entero, debido a su delicado y delicioso sabor, es el de las flores de calabaza rellenas, las cuales además de sabrosas, otorgarán un aspecto bastante chic y vanguardista a la mesa del cocinero que se atreva a probar con ellas.

Para preparar este plato, será necesario contar  con los siguientes elementos: treinta (30) flores de calabaza frescas / una (1) taza de queso de hebra o siete cueros / una (1) taza de harina de trigo / un cuarto ( ¼ ) de aceite vegetal / una (1) botella de agua con gas / sal y pimienta al gusto.

Al momento de preparar el plato, será necesario comenzar por limpiar las flores de calabaza, para lo cual simplemente se lavarán y se les retirará el pistillo natural, aun cuando también se pueden pedir ya limpias en el sitio en donde se comprar. Sin embargo, si se decide limpiar en casa, se deberá hacer con mucho cuidado, pues estas flores suelen ser bastante delicadas.

Cumplido con este paso, se preparará a continuación la masa tempura con la que se freirán las flores de calabaza. Para esto será necesario colocar en un bowl, en el cual colocamos la harina, la sal y la pimienta. Así mismo, se agregará agua gasificada helada, casi a punto de congelación, y se mezcla con fuerza, hasta obtener una textura parecida a la papilla.

Se toma una flor, se rellena con un poco de queso, se pasa rápidamente por la mezcla de tempura, y se lleva al aceite, que debe estar lo más caliente posible. Se dejan freír hasta que la masa esté dorada y crujiente. Se pueden servir como guarnición de carne o de una pasta con vegetales. Así también se pueden comer solas, con un poco de salsa de soya.

Tarta de calabaza

Por último, otra de las deliciosas recetas a base de este fruto americano, es la tarta de calabaza, la cual incluso puede ser el broche de oro de cualquier cena navideña, de Halloween, o de cualquier fecha del calendario, sin que haya culpa de comerla, pues además esta preparación no representa un pecado para la dieta.

Para prepararla, será necesario tener a mano los siguientes ingredientes. Para la masa:  media ( ½ ) taza de Harina de trigo / un cuarto ( ¼ ) de taza de mantequilla sin sal / dos y media ( 2 ½ ) cucharadas de azúcar glass / una (1) yema de huevo.  Igualmente, se requerirán para el relleno los siguientes elementos: dos (2) tazas y media de puré de calabaza / dos (2) huevos / dos (2) cucharadas de azúcar morena / media ( ½ ) cucharadita de canela en polvo / y una (1) taza de crema de leche.

Se comenzará  por preparar el puré de calabaza, para lo cual en una bandeja para horno, se colocará la calabaza, pelada y cortada en cubos, se espolvoreará con azúcar morena, un poquito de agua, no mucha, y se llevará al horno, a una temperatura de 180 grados centígrados, por unos 40 minutos. Pasado este tiempo, se sacará del horno, y se procesará en una licuadora hasta que se consiga la textura de puré. Se reservará para hacer el relleno con él.

Por otro lado, se irá haciendo la masa. Para esto será necesario mezclas la mantequilla y la harina, hasta obtener una masa sin grumos. Así mismo, se agregará el azúcar y la yema de huevo, y se amasará hasta obtener la textura deseada. Se envolverá en papel film o transparente, y enfriar en la nevera al menos una hora.

Pasado este tiempo, se sacará la masa, y con ayuda de un rodillo se hará una capa delgada, con la cual se cubrirá el molde para tartas. Usando un tenedor, se abrirán pequeños huequitos, para que al hornear no se creen burbujas en la masa. Se cubrirá esta vez con papel parafinado, y se le agregará peso, puede ser por ejemplo con algunos garbanzos. Se llevará al horno, por al menos unos 25 minutos, en los cuales se horneará la masa a 180 grados centígrados. Pasado este tiempo, se retirará el peso y el papel, y se dejará en el horno, al menos unos 5 minutos más.  Se sacará la masa del horno.

Para hacer el relleno, se colocará en un bowl, los huevos, la canela y el azúcar, los cuales se mezclarán hasta obtener una masa homogénea. En ese momento, se agregará también la crema de leche y se batirá hasta que se hayan integrado nuevamente todos los ingredientes. Se añade el puré de calabaza, se mezcla nuevamente, y se vierte sobre la masa horneada. Se lleva nuevamente al horno, esta vez a 170 grados centígrados, por un tiempo de 35 minutos, o hasta que el relleno haya cobrado una textura firme.

Se saca del horno, y se deja enfriar antes de desmoldar. Se  puede servir con helado o merengue suizo, y ser el acompañante ideal de una taza de café, de té, o incluso una copa de vino, tanto para una merienda, como para el postre de una rica comida.

Imagen: pixabay.com

Recetas a base de calabaza
octubre 31, 2017
Se habla de:             

Ver más Artículo al azar