Recetas a base de cilantro

Tal vez lo más conveniente, antes de avanzar en la exposición de algunas recetas a base de cilantro, sea revisar algunos aspectos sobre la naturaleza y propiedades de esta planta, considerada como una de las principales plantas aromáticas por el mundo de la culinaria.

El cilantro

En este sentido, se debe comenzar por decir que el Cilantro, cuyo nombre científico es Coriandrum sativum, es considerada como una hierba, perteneciente a la familia de las apiáceas. Así mismo, la Botánica refiere a que el Cilantro es una planta o hierba anual, que llega a medir no más de sesenta centímetros de alto. Por lo general, se da bien en climas templados o de montaña, por lo que suele ser bastante resistente a los terrenos fríos. Sin embargo, no prospera en terrenos pantanosos o demasiado húmedos.

En el ámbito doméstico es de muy sencilla producción, puesto que se da bien en jardines o macetas, siempre y cuando se tenga cuidado con la cantidad de agua que se aporte a la tierra. Así también, los especialistas en Botánica han señalado que el cilantro florece regularmente en verano, contando con unas características flores blancas, de pequeño tamaño.

Origen del cilantro

De igual manera, lo diferentes autores coinciden en señalar que la Ciencia no ha podido precisar con certeza de dónde proviene el Cilantro. Por ende, existen algunas teorías que lo ubican como originario del sur de Europa, como otras que prefieren atribuirle el origen de esta planta al continente africano, específicamente al norte de África.

Pese a la división de opiniones sobre el territorio específico que vio aparecer esta planta por primera vez, lo cierto es que existen hallazgos científicos que demuestran la antigüedad de esta hierba, así como del conocimiento y uso de ella, por parte de civilizaciones antiguas. Por ejemplo, existen evidencias arqueológicas que demuestran que en el tiempo de los faraones, los egipcios no sólo conocían esta planta, sino que además la cultivaban. De igual forma, se conoce que los antiguos griegos ya sabían y utilizaban las propiedades aromáticas del cilantro, para la elaboración de perfumes y esencias.

Más adelante, han señalado los especialistas, el conocimiento sobre el cilantro pasó de Grecia directamente a los romanos, pasando así de Oriente a Occidente.  Así mismo, respecto a su llegada a América latina, en este caso no fueron los españoles quienes la trajeron al nuevo mundo, sino que pasó de Inglaterra a Estados Unidos, y desde ahí, al norte de América al resto de este continente. En la actualidad es conocida en todo el planeta, siendo uno de los ingredientes principales de recetas típicas de Europa, África, América y Asia, regiones en donde también es conocida por otros nombres como culantro, culantro europeo, perejil europeo o coriandro.

Propiedades del cilantro

Además de ser apreciado por su aroma y sabor, el cilantro es reconocido igualmente por sus grandes propiedades curativas, entre las cuales se encuentran la de ser un efectivo desinflamatorio, así como un antidiarréico, antiséptico y fungicida natural, analgésico y fuente importante de antioxidantes. Por lo tanto, esta planta, de la que se usan sus hojas, semillas, tallos y raíces, es empleada para tratar múltiples afecciones de salud, como por ejemplo la anemia, cólicos menstruales, diarrea, náuseas, condiciones hepáticas, heridas, dolores de dientes, entre otras.

Recetas a base de cilantro

No obstante, sus usos medicinales, el cilantro tiene mucha más fama como ingrediente o sazonador, siendo consumido en todo el mundo, de forma fresca o seca y triturada, para preparar cientos de platillos, como salsas, aderezos, panes, arroces, ensaladas, carnes y hasta postres, puesto que su intenso aroma y versatilidad lo convierten en el ingrediente perfecto, situación que ha hecho que su fama se extienda por todo el mundo. A continuación, algunos ejemplos de las deliciosas recetas que se pueden preparar en base a esta planta aromática:

Salmón con crema de naranja y cilantro

Esta es quizás una de las recetas a base de cilantro, más populares de la web, por sus deliciosos sabores y su hermosa presentación. Para prepararlo será necesario tener a mano los siguientes ingredientes: cinco (5) porciones de salmón rosado / una (1) taza de jugo de naranja natural / una y media (1 y ½ ) tazas de leche evaporada / un (1) ajo porro /  un (1) puñado de cilantro fresco / pimienta / sal marina / aceite de oliva / nuez moscada.

Una vez se han reunido estos ingredientes, se comenzará por preparar la crema de naranja y cilantro, con la cual se bañará el salmón. Para esto, se colocará un sartén al fuego, en el que se colocará una chispa de aceite de oliva y el ajo porro picado en trocitos muy finos. Cuando éste comience a tornarse dorado, se agregará directamente al sartén –y con mucho cuidado de no quemarse- el jugo de naranja, y se dejará al fuego hasta que reduzca lo más posible.

Llegado ese momento, se agregará la leche evaporada, y se sazonará la salsa, agregando la nuez moscada, la pimienta y la sal. Se bajará la intensidad del fuego, y se removerá, para impedir que la salsa se pegue. Cuando se consiga el espesor deseado, se bajará del fuego, y se procesará con la batidora, para obtener una textura mucho más cremosa. Se lleva nuevamente al fuego, y en ese momento, se toma el cilantro fresco, se pica muy finamente, y se incorpora a la crema de naranja, se mezcla, hasta que el cilantro esté totalmente incorporado, se verifica la sazón, y se baja del fuego.

Hecha la salsa, se tomarán los trozos de salmón, se sazonan con sal marina, pimienta y tomillo, y se sellan en una sartén con aceite de oliva, por cada lado. Se dejan unos minutos más al fuego, y se apaga. Se sirve en un plato llano, se baña con la salsa, y se acompaña de ensalada, papas o arroz.

Mojo de cilantro

En segunda instancia, se tendrá otra receta que es bastante popular en tierras canarias, de donde se origina, y en donde es usada para acompañar carnes asadas, pescados e incluso papas, que se usarán como guarnición de platos principales. Para elaborarla, será también importante tener a mano los siguientes ingredientes: un (1) puñado de cilantro fresco / cinco (5) dientes de ajo / dos (2) gramos de semillas de comino / dos (2) chiles verdes / sal marina / aceite de oliva.

Teniendo todos los ingredientes reunidos, se comenzará a arrancar solamente las hojas, reservando los tallos para futuras preparaciones. Se lavan, y se apartan. Así mismo, con la ayuda de un mortero, se procesarán los ajos, el comino, el chile, el cilantro y la sal marina. Si se prefiere también se puede usar la batidora. Igualmente, algunas fuentes indican que se puede implementar también una chispa de vinagre blanco para hacer un poco más fuerte el sabor.

La preparación se lleva al recipiente en donde se va a servir, y se agrega la cantidad de aceite de oliva que se desee. Y ya se encuentra listo, para ser usado en carnes o demás preparaciones. Si no se desea picante, se deben retirar las semillas de los chiles, y cocinarlos un poco en agua hirviendo, para que así conserven su sabor, pero pierdan su característico toque picante. Igualmente, según las fuentes que refieren esta preparación, este mojito de cilantro puede conservarse hasta tres días en la heladera.

Muffins de cilantro y zanahoria

Finalmente, otro de los platos que pueden prepararse a base de cilantro son unos deliciosos Muffins salados, los cuales pueden ser ideales para un desayuno, un día de campo, o por qué no como una original guarnición de carnes o ensaladas. Para prepararlos será necesario reunir dos (2) tazas de harina integral / ocho (8) gramos de levadura / una (1) taza de zanahoria rallada / dos (2) cucharadas soperas de cilantro fresco picado / dos (2) cucharadas de semillas de comino / sal marina / una y media (1 y ½ ) taza de leche / media ( ½ ) taza de aceite de oliva / un (1) huevo.

Una vez se tengan todos los elementos a disposición, se deberán seguir los pasos que se mencionan a continuación: se empezará por tomar un sartén, y tostar las semillas de comino, teniendo cuidad de no quemarlas. Por otro lado, se tamiza la harina, y se mezcla con la sal y las semillas que se han tostado.

A esta mezcla de ingredientes secos, también se le incorpora la zanahoria y el cilantro, finamente picados, así como la leche, el huevo y el aceite. Se mezclan hasta ver que los ingredientes se encuentran incorporados. Se reparte la masa en moldes para muffins, previamente enmantecados con aceite de oliva. Así mismo, se tiene cuidado en no llenar cada espacio del molde hasta el final, sino dejando al menos un dedo de espacio, para que así no se bote. Si la masa se desea con un sabor mucho más contundente, se deberá agregar un poquito de pimienta, o también semillas de cilantro tostadas y molidas.

Por último, se lleva la preparación al horno, por al menos 25 minutos, o hasta que los aromas de estos muffins de cilantro y zanahoria impregnen la cocina. Llegado este punto, se sacan del horno, y se dejan enfriar antes de sacar del molde. Se pueden servir con carnes, ensaladas o sopas.

Imagen: pixabay.com

Recetas a base de cilantro
mayo 22, 2018
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar