Recetas a base de ñame

En el ámbito de los tubérculos, se conoce con el nombre de Ñame a la raíz de la planta comestible Discorea, la cual se cree originaria de África, aun cuando también hay variedades oriundas de algunos territorios de Asia y de algunas islas del Pacífico.

Incidencia en el mundo

No obstante, el ñame que se consume en la actualidad en América llegó a este continente en manos de los esclavos africanos traídos por los portugueses, durante los largos años de conquista. De ahí quizás que se cultive también principalmente en las zonas costeras, en donde el clima también le resulta beneficioso. Desde la década de los ochenta, este tubérculo propio de la cultura latinoamericana –en donde es consumido básicamente en sopas, sancochos y hervidos- ha venido popularizándose, debido a las grandes propiedades nutricionales, curativas e incluso industriales que posee este tubérculo, prometiendo convertirse en un capital agrícola de los países al sur del continente americano, como por ejemplo Colombia, que es el territorio que cuenta con más hectáreas sembradas de este alimento.

Recetas a base de ñame

Sin embargo, pese al aumento de su popularidad y las grandes propiedades que se le atribuyen, pocos conocen la gran variedad de opciones culinarias que existen para este plato, pues la mayoría no logra concebirlo de otra forma que no sea como parte de las guarniciones que llevan las sopas tradicionales latinoamericanas. Afortunadamente, cada día son más los chefs que se aventuran en la misión de convertir al ñame en un ingrediente versátil, aun cuando no se necesita incursionar en la alta cocina para incluir al ñame como un ingrediente más de la dieta doméstica cotidiana. A continuación, algunas recetas que pueden ayudar a cumplir con este objetivo:

Tortitas de Ñame

Una buena y rica forma de incluir el ñame en las recetas caseras, y especialmente en el menú de los más pequeños, puede ser su transformación en unas apetitosas tortitas o torrejas de ñame. Para prepararlas será necesario contar con los siguientes ingredientes:  una (1) ñame grande / media (1/2) cucharadita de sal / cuatro (4) cucharadas de harina de trigo / una (1) taza de aceite vegetal. Cuando se cuenten con todos los elementos a mano, será necesario entonces proceder a pelar y lavar el ñame. Seguidamente, con ayuda de un rayador, se rayará el ñame, usando la parte más fina de este utensilio. Una vez el ñame esté totalmente rayado, se agregará la sal, la harina y el aceite, mezclando hasta obtener una masa viscosa. Se colocará entonces una olla al fuego, con una cantidad generosa de aceite, cuando este ya se encuentre caliente, con la ayuda de una cuchara se tomará un poco de la masa, y se pondrá en el aceite, tratando de hacer una pelotita con ella. Se dejarán dorar por un lado, y luego por el otro. Se sirven calientes, acompañadas de alguna salsa o mayonesa. Este plato constituye una excelente entrada, aun cuando puede ser servido también como merienda, cena o como abrebocas en alguna celebración.

Mote de ñame con queso

A pesar de que la presentación más típica del ñame suele ser en sopas o sancochos, el Mote de ñame con queso constituye un plato típico de Colombia, que puede darle un giro sorpresivamente delicioso a las sopas con ñame. Para prepararlo se necesitará tener a mano los siguientes ingredientes:

  • Para la sopa: un kilo y medio (1 ½ kg.) de ñame / tres (3) litros de agua / cuatro (4) dientes de ajo / un  (1 kg.) kilo de queso blanco / sal.
  • Para el guiso: seis (6) dientes de ajo / cuatro (4) tomates maduros / cuatro (4) cebollas grandes / tres (3) cucharadas de aceite vegetal.
  • Para el emplatado: tres (3) cebollas / suero o crema de leche.

Una vez reunidos todos los ingredientes será necesario comenzar la receta con la preparación del guiso, para lo cual deberán cortarse los ajos, los tomates y las cebollas en cuadritos bastante pequeños. Realizado este paso, se sofreirán en una sartén, hasta que comiencen a largar sus jugos. En una olla para sopa, se deberá cocinar el ñame –previamente lavado y cortado en trozos- con un poco de sal y el ajo. Cuando este tubérculo ablande, se deberá agregar el guiso a la preparación, y de dejará al fuego –cuidando que no se queme- hasta conseguir que la preparación espese. En el momento en que se vaya a servir la sopa, se deberán agregar los cubos de queso, buscando que el calor los derrita. Así mismo, se agregarán las tiras de cebolla frita. Una vez servida, se puede agregar una cucharada de suero costeño, o en su defecto de crema de leche. Esta sopa puede ser la entrada de un plato de pescado frito con patacones, para un almuerzo completo.

Puré de ñame

Otra de las formas más populares de preparar el ñame es en puré, alternativa que también resulta ser una de las favoritas de los más pequeños, quienes se verán beneficiados con las grandes propiedades nutricionales de este tubérculo. Para preparar un delicioso puré de ñame, se necesitará tener a disposición un (1) ñame grande / tres (3) cucharadas de mantequilla / dos (2) cucharadas de leche / y una cucharada y media (1 ½ ) de crema de leche / un (1) diente de ajo /  Sal y Pimienta. Teniendo a mano los elementos, se procederá entonces a colocar una olla con agua al fuego. Cuando el agua haya comenzado a hervir, se agregará el ajo cortado en trocitos, una cucharadita pequeña de sal y el ñame, previamente lavado y cortado en trozos. Se dejará cocinar hasta que esté tan blando que pueda ser aplastado por un tenedor. Al llegar a este punto, se retira del fuego, se coloca en otro recipiente, se pisa con un tenedor, y se le agrega la leche, la mantequilla y la crema de leche, así mismo se agrega pimienta al gusto, y se verifica la sal. Se sirve caliente. Este plato constituye una guarnición perfecta para pollos, carnes y pescados, o incluso de un plato de vegetales salteados.

Dulce de ñame

Una prueba de que la versatilidad del ñame en la culinaria es este postre a base de ñame, que puede ser perfecto para amenizar una tarde de visita, o cualquier otra ocasión especial. Para prepararlo será necesario tener los siguientes ingredientes: un (1) kilo de ñame / una (1) taza de leche de coco / una (1) taza de azúcar / tres (3) tazas de leche / una (1) rama de canela / un (1) puñado de uvas pasas. Teniendo a mano los ingredientes, se procederá entonces a colocar una olla con agua en el fuego. Cuando esta hierva, se agregará el ñame, previamente lavado y cortado en trozos, así como la ramita de canela. Se deja cocinar hasta que se ablande, a punto de puré. Llegado este punto, se retira la rama de canela, y se licúa con el agua en donde se cocinó. Se vierte nuevamente en la olla, se coloca al fuego, y se le agrega la leche y la leche de coco, así también como el azúcar, y se deja cocinar, teniendo cuidado de remover constantemente, evitando que se pegue. Cuando haya tomado la contextura deseada, y se haya secado lo suficiente, se apaga el fuego, y se agregan las uvas pasas. Se lleva a la heladera, y se come frío.  Se puede espolvorear con un poco de canela en polvo.

Imagen: wikipedia.org

Recetas a base de ñame
septiembre 28, 2017

Ver más Artículo al azar