Recetas de ensaladas a base de banana

Ampliar este tema:

Tal vez una de las frutas tropicales favoritas en el mundo sea la Banana. Sin embargo, cuando la mayoría piensa en cómo consumirla siempre la piensa sola, y como un bocado de energía, sin tener en cuenta que la Banana puede ser en realidad la protagonista de deliciosas recetas, entre ellas, las más creativas ensaladas.

Empero, antes de exponer en detalle algunas de las deliciosas mezclas de vegetales y frutas que se pueden elaborar en base a Bananas, se revisarán algunos aspectos sobre este alimento, dulce y lleno de nutrientes.

La Banana

De esta forma, podrá comenzarse a decir que la Botánica ha descrito la Banana como una baya comestible, bautizada con el nombre científico Musa x paradisiaca, que nace de una planta, llamada a su vez bananera, aun cuando recibe otros nombres, como por ejemplo plantanera o bananeros.

No obstante, la planta de donde nace esta fruta no es la única que recibe varios nombres, pues ella misma cuenta con varios nombres, los cuales dependen de la región, conociéndose entonces también como Plátano, Banano o Cámbur.

Desde el punto de vista genético, los expertos han señalado que la Banana puede ser considerada en realidad un híbrido, nacido del cruce de dos especies silvestres: la Musa acumunata y la Musa balbisiana. De igual manera, la Banana es identificada como una fruta estéril, pues sus semillas no son fructificantes.

También es importante destacar que esta fruta se ha extendido por casi todo el mundo, adaptándose de manera contundente en las regiones que cuentan con climas tropicales y subtropicales, lo cual necesariamente ha implicado adaptaciones del tipo genético. Por ende, se puede hablar de al menos mil distintas variedades, de las cuales apenas la mitad resultan comestibles.

Características de la Banana

En cuanto a sus rasgos físicos, las Banana se caracteriza por ser una fruta de forma larga y ligeramente curva, la cual puede llegar a medir unos diez o doce centímetros de largo, aun cuando hay especies mucho más pequeñas, las cuales no superan los ocho centímetros. Por otro lado, esta baya comestible también puede contar con unos cuatro o cinco centímetros de diámetro.

Con respecto a su exterior, la Banana se distingue por poseer una cáscara dura, la cual sin embargo se desprende fácilmente cuando la fruta alcanza su madurez. Así mismo, cuando la fruta se encuentra en sus primeras etapas, su cáscara luce de color verde, pero esto va cambiando a medida que la fruta madura, momento en que las cáscara se torna, según la especie, de color amarillo intenso, púrpura, roja, verde o incluso marrón.

La pulpa de esta fruta puede ser descrita por su parte como carnosa y dulce, cuyos colores varían entre el amarillo, blanco o beige. A diferencia de sus padre, la Musa balbisiana (plátano macho) a medida que la banana va madurando, va tornándose mucho más dulce, por lo que no es de extrañar que esta baya comestible sea la favorita de los niños.

Origen de la Banana

Otro rasgo importante a considerar respecto a la Banana será su origen, el cual puede ubicarse, según los especialistas en Oceanía. De esta forma, los investigadores han señalado que el cruce genético que trajo al mundo la Banana pudo ocurrir por primera vez en el territorio Indomalayo tropical y Australia.

Sin embargo, los científicos también consideran que en realidad la primera vez que pudo domesticarse esta especie debió ser en Papua Nueva Guinea. Además de esto, si se considera que la Musa balbisiana se originó de forma silvestre en los territorios limítrofes entre China e India, mientras que la Musa acumunata es nativa de Australia, entonces la Banana puede considerarse una fruta de orígenes asiáticos y oceánicos.

Así también, los historiadores señalan que hacia el siglo V d.C., la Banana fue llevada al Mediterráneo y también a África, territorios estos donde esta fruta encontró un clima ideal para prosperar activamente.

De forma posterior, en el año 1516, la Banana fue llevada también al continente americano, como parte de las múltiples consecuencias que trajo el proceso de conquista de este territorio, por parte de los europeos. En América, la Banana también encontró grandes extensiones de tierras con climas apropiados para su producción.

En las épocas modernas, la Banana se produce activa en al menos 315 distintos países, siendo todavía Asia y Oceanía sus principales productores, aun cuando otras regiones los siguen de cerca en esta materia.

Propiedades de la Banana

Sin embargo, el único rasgo a resaltar sobre la Banana no es su gran capacidad de producción, sino que también ha sido identificada por los científicos como una fruta llena de propiedades nutricionales, necesarias para la buena salud del ser humano.

En este sentido, los especialistas en nutrición han señalado que la Banana puede ser considerada entonces como una fuente importante de Carbohidratos, Azúcares naturales, Proteínas vegetales, Almidón y Fibra alimenticia.

Por otro lado, las Bananas también contienen una gran cantidad de vitaminas, entre las que destacan las vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B9, B12, C, D, E y K, elementos vitales para algunos procesos orgánicos, como por ejemplo la regeneración de tejidos, la producción de glóbulos rojos, la salud nerviosa y un sistema inmunológico fortalecido.

Así mismo, en esta fruta se pueden encontrar una gran cantidad de minerales, vitales para el desarrollo de distintos procesos corporales, como por ejemplo Calcio, Cobre, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Flúor, Potasio, Selenio, Sodio y Zinc.

Recetas de ensaladas a base de Banana

Con gran capacidad de adaptación y producción, además de ser gran fuente de vitaminas y minerales, la Banana es también una fruta llena de sabor, texturas y posibilidades culinarias, por lo que la mayoría de las personas la consumen con entusiasmo, pues es también un bocado de energía y diversión.

Empero, no siempre debe consumirse sola, puesto que la Banana puede ser también la protagonista de deliciosas y creativas mezclas, como por ejemplo las Ensaladas, tanto de vegetales como de frutas. A continuación, algunos ejemplos:

Ensalada Waldorf Astoria

Si lo que se quiere es preparar una deliciosa ensalada, con ascendencia histórica y un toque chic, esta puede ser una gran opción, pues resulta un verdadero homenaje a los chefs que en el siglo XIX la concibieron para el famoso Hotel Waldorf Astoria, en la ciudad de Nueva York, y cuyo menú sigue ofreciéndola, por ser uno de los platos más famosos de su restaurante.

Para prepararla, se necesitará tener a mano los siguientes ingredientes: cuatro (4) manzanas / una (1) taza de nueces picadas / tres (3) ramas de céleri o apio / tres (3) tazas de banana madura, picada en finas longjas / tres (3) tazas de lechuga troceada / una (1) taza de mayonesa / un (1) litro de crema de leche / un (1) limón / sal.

Al momento de comenzar con la receta, se tomará la manzana, se lavará y se cortará en dados, vertiéndola en un recipiente, en donde se baña con jugo de limón, para evitar que se oxiden. Así mismo, se toma una olla con agua, se pone al fuego, y se coloca las ramas de apio, por tan solo treinta segundos, para bloquearla. Inmediatamente, se colocan en agua con hielo, para detener el proceso de cocción y conservar su hermoso color verde.

Se procede entonces a tomar estas ramas, eliminar sus fibras, y cortarla en tiras. Igualmente, en un recipiente hondo, se deberá hacer el aderezo, para esto se mezclan la mayonesa y la crema de leche, así también como unas gotas de limón y sal. Se mezclan con energía, y se reserva.

En la ensaladera, se coloca entonces la lechuga –que debe haberse lavado en agua y vinagre previamente- así mismo, se agregan las nueces, las manzanas y las bananas. Se agrega el aderezo, el apio y más jugo de limón, y se mezcla muy bien, para que todos los ingredientes queden integrados de forma uniforme. Se sirve a los invitados. Es ideal para acompañar carnes blancas, como el pavo o el pollo.

Ensalada de manzana, banana y maní

Otra de las preparaciones que se pueden hacer en base a Banana es esta deliciosa ensalada, la cual por sus ingredientes ofrece al paladar una verdadera experiencia asiática, además de ser bastante sencilla de preparar.

Para prepararla, se deberán tener a mano los siguientes ingredientes: cuatro (4) tazas de lechuga troceada, y previamente lavada en agua y vinagre / dos (2) bananas maduras / dos y media (2 y ½) manzanas rojas / tres cuartos ( ¾ ) de taza de maní tostado sin sal y sin cáscara / un tercio ( 1/3 ) de yogur natural y sin azúcar / dos (2) cucharadas de mayonesa / una (1) cucharada de miel / dos (2) cucharaditas de paprika.

Lo primero que se hará será lavar las manzanas, y picarlas en cubos. Así mismo, se pelarán las bananas, y se cortarán en finas rodajas. En un recipiente hondo, se mezclará el yogur, la miel, la paprika y la mayonesa, removiendo vigorosamente hasta lograr un aderezo homogéneo y cremoso.

Se toma entonces la ensaladera, y en ella se coloca la lechuga, las manzanas, las bananas y el manía. Se bañan estos ingredientes con el aderezo, y se mezclan vigorosamente. Esta ensalada es ideal para compartir con carnes blancas, por su sabor dulce.

Ensalada de zanahorias y plátanos

Entre las distintas opciones de ensaladas que existen en base a las bananas, se encuentra esta, que en realidad es bastante colorida, práctica y económica.

Para prepararla, se deberá disponer de los siguientes ingredientes: dos (2) bananas / tres (3) zanahorias / un (1) limón / un (1) yogur natural / Azúcar / Sal.

El primer paso para la elaboración de esta ensalada, será tomar los plátanos y cortarlos en finas rodajas. Así mismo, la zanahoria deberá pelarse, y rallarse. En un recipiente hondo, se coloca el yogur, una pizca de sal y una pizca de azúcar, no obstante podría cambiarse por una cucharada de miel.

Se colocan los elementos en la ensaladera, se bañan con el aderezo, y luego se coloca en la nevera, al menos veinte minutos antes de servir. Esta ensalada es ideal para acompañar el pescado.

Imagen: pixabay.com

Recetas de ensaladas a base de banana

Bibliografía ►

Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar