Recetas de ensaladas a base de garbanzos

Ampliar este tema:

Por lo general, siempre que se piensa en un régimen para bajar de peso, se piensa en ensaladas. No obstante, las ensaladas son más que lechuga y tomate con algo de sal, pudiendo ser bastante divertidas y sobre todo alimenticias. Un ejemplo de esto son las que pueden hacerse usando garbanzos, que en sí constituyen un golpe de energía para el cuerpo. Sin embargo, antes de exponer algunas recetas, se revisarán algunos aspectos propios de esta leguminosa.

El garbanzo

En este sentido, se comenzará por señalar que la Botánica define al garbanzo (Cicer arietunum) como un grano o legumbre, propia de una planta anual, que crece en climas mediterráneos. Así mismo, en cuanto a la descripción del garbanzo, este puede ser descrito como un grano, de consistencia dura, forma redondeada, laterales achatados y un relieve que atraviesa su diámetro, el cual corresponde a la raicilla.

Origen del garbanzo

Por otro lado, los especialistas han indicado que el origen de esta legumbre es un hecho ampliamente discutido, pues existen corrientes que señalan que los garbanzos pudieron surgir por primera vez en el planeta en el continente asiático, mientras que otros se inclinan a pensar que en realidad pueden ser propios del Mediterráneo.

No obstante, en tiempos modernos, la tesis que más gana peso es la que señala que el Garbanzo pudo surgir de forma silvestre en la ribera mediterránea, convirtiéndose también en una de las legumbres más antiguamente conocidas y producidas. Por igual, los investigadores indican que el garbanzo pudo viajar del Mediterráneo a Asia central, a través de la ribera mediterránea. Igualmente, serían los viajes, el comercio y las conquistas lo que facilitarían su paso hacia África y América.

Propiedades nutricionales de los garbanzos

Incluso en épocas remotas, los garbanzos eran reconocidos como un alimento con grandes propiedades nutricionales, considerándose fuente de energía y vitalidad. En tiempos modernos, la Ciencia ha podido determinar que en los garbanzos se encuentran grandes cantidades de Carbohidratos, Azúcares, Grasas naturales, Proteínas vegetales, Fibra alimenticia y Agua.

Así también, estas leguminosas son consideradas una fuente importante de vitaminas, encontrándose en ellas vitaminas del complejo B, como por ejemplo las vitaminas B1, B2, B3, B6 y B9. Por igual, en este alimento se encuentran también grandes cantidades de vitamina C, E y K, haciendo de los garbanzos una gran fuente de componente vitales para las buenas funciones cognitivas, un sistema nervioso central sano y un sistema inmunológico fortalecido.

Igualmente, los Garbanzos pueden considerarse fuente de importantes minerales, como lo son el Calcio, Hierro, Magnesio, Fósforo, Potasio y Zinc, los cuales son totalmente necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo humano, así como para prevenir y combatir ciertas enfermedades.

Recetas de ensaladas a base de garbanzos

Sin embargo, no son sólo sus grandes propiedades nutricionales las que convierten a los garbanzos en la elección constante de miles de paladares alrededor del mundo, sino que estos granos también destacan por su gran sabor, deliciosa textura, y sobre todo por su diversidad culinaria.

Un ejemplo de esto pueden ser las deliciosas ensaladas que pueden prepararse con ellas, siendo los garbanzos el toque de proteína que puede integrarse en esta clase de preparaciones, por lo que resulta ideal para quien desee un plato vegetariano, o que quiera reforzar con proteínas vegetales las aportadas por la carne. A continuación, algunas recetas de ensaladas a base de garbanzos:

Ensalada mediterránea con garbanzos

Una de las tantas combinaciones que se puede hacer con los garbanzos y los vegetales será esta ensalada mediterránea, la cual además de deliciosa, también puede constituir un plato elegante y colorido, que ponga un toque chic y exótico en la mesa.

Para prepararlo, será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: dos (2) tazas de garbanzos cocidos, aun cuando se pueden usar también los de lata / un (1) puñado de perejil fresco, picado finamente / un (1) pimiento rojo / un (1) pimiento amarillo / tres (3) cebollas rojas / tres (3) tazas de tomates cherry / media ( ½ ) docena de aceitunas negras sin hueso / tres (3) tazas de queso feta desmenuzado.

Así mismo, se deberán reunir los siguientes ingredientes para el aderezo de esta ensalada: cuatro (4) cucharadas de aceite de oliva / dos (2) cucharadas de yogur natural / una (1) cucharada de jugo de limón / una (1) cucharada de vinagre de vino / un (1) diente de ajo rallado / un cuarto ( ¼ ) de cucharadita de comino / sal / pimienta. Antes de comenzar con la preparación, se puede hacer este aderezo, mezclando todos los ingredientes en un recipiente, y conservando aparte.

En seguida, se comenzará entonces con colocar en la ensaladera los gabanzos, el perejil, los pimientos sin semillas y cortados en dados, las cebollas rojas en julianas, los tomates cherry por la mitad, las aceitunas picadas en rebanadas y el queso feta. Se mezclan los ingredientes, se baña con aceite de oliva, sal y pimienta. Y finalmente, se agrega el aderezo. Este plato puede comerse solo, o acompañando una porción de pollo, o un delicioso arroz con remolacha.

Ensaladas de garbanzos y pollo

Por su parte, esta opción resulta ideal para aquellos que quieran elaborar un plato verdaderamente proteico, pero bajo en calorías y elementos perjudiciales para la salud. Para prepararlo, se necesitarán los siguientes ingredientes: dos (2) lechugas romanas / una (1) pechuga de pollo cocida / una (1) libra de garbanzos cocidos y escurridos, pueden ser enlatados / una (1) taza de tomates cherry / una (1) lata de maíz dulce / un cuarto ( ¼ ) de taza de queso de cabra / un (1) puñado de cilantro fresco, lavado y picado / un (1) aguacate pequeño.

Para comenzar con esta preparación, se procede a lavar con agua y vinagre la lechuga. Se deshoja y se corta de forma rústica. Se lleva a la ensaladera, y se incorporan los demás ingredientes, todo cortados en dados o julianas. Finalmente se agregan los garbanzos, las especies, y un aderezo hecho a base de mostaza miel.

Ensalada de garbanzos, aguacate y feta

Otra ensalada deliciosa, práctica y además bastante fresca, a base de garbanzos es esta en donde se combina el delicioso sabor de este grano con el frescor del aguacate y el distintivo sabor del queso feta.

Para prepararlo, se necesitarán los siguientes ingredientes: dos (2) tazas de garbanzos cocidos / dos (2) aguacates picados en dados / un (1) manojo de perejil picado / media ( ½ ) cebolla blanca / una (1) libra de queso feta / un (1) limón / sal / pimienta.

Reunidos todos estos elementos, se tomará la ensaladera, y en ella se colocarán entonces los garbanzos bien escurridos, el aguacate en trozos, la cebolla en julianas, el perejil cortado rústicamente y el queso feta finamente desmenuzado. Se agrega sal, pimienta y aceite de oliva. Se agrega el jugo de limón, se mezclan los ingredientes y ya está listo. Esta ensalada puede ser usada para acompañar un delicioso pescado.

Imagen: pixabay.com

Recetas de ensaladas a base de garbanzos

Bibliografía ►

Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar