Recetas de ensaladas a base de zanahoria

Uno de los ingredientes que más sabor y colorido le puede ofrecer a las ensaladas, tanto de vegetales como de frutas, es la zanahoria. Sin embargo, antes de abordar la exposición sobre las diferentes recetas de ensaladas que pueden prepararse con esta hortaliza, se revisarán algunos aspectos sobre ella.


Lo más reciente:

La zanahoria

En consecuencia, se comenzará por decir que la Zanahoria, cuyo nombre científico es Daucus carota, es considerada por los especialistas en Botánica como una hortaliza, perteneciente a la subespecie sativus, y que resulta altamente aprovechable, en tanto que sus hojas cuentan con virtudes aromáticas, mientras sus raíces presentan gran cantidad de azúcar, un delicioso sabor y una textura increíble.

Así mismo, la Zanahoria puede ser descrita como una planta bienal, cuyas hojas se caracterizan por crecer en forma de roseta, las cuales prosperan durante la primavera y el verano. Con respecto a sus raíces, estas son gruesas y napiformes, con gran contenido de azúcar y de un característico color anaranjado. Sin embargo, este –aun cuando es el más conocido- no es el único color que puede encontrarse en las zanahorias, en donde pueden encontrarse variedades de color blanco, rojo o violeta.

Historia de la zanahoria

Otro de los aspectos interesantes a estudiar sobre la zanahoria es su origen, el cual según señalan algunos expertos puede situarse en el continente asiático. De esta manera, los especialistas han señalado que los primeros especímenes de la zanahoria pudieron haber surgido de forma silvestre en este continente, específicamente en los territorios en los cuales se ubica el moderno Irán.

Sin embargo, durante sus primeros tiempos, los humanos que iniciaron su consumo solo aprovechaban las hojas de esta planta, las cuales tienen grandes propiedades aromáticas, como otras yerbas, como por ejemplo el perejil, el cilantro o el eneldo. De hecho, algunos historiadores señalan que antes del siglo I a.C. no existe ninguna evidencia que sirva para demostrar que los humanos consumían la raíz de esta planta.

Por ende, se cree que la incorporación de la raíz de la zanahoria en la dieta humana pudo generarse después de este siglo. Así también, los historiadores han responsabilizado al pueblo árabe de llevar la zanahoria de Asia a Europa, continente este en donde esta hortaliza encontró una gran acogida en territorios andaluces. No obstante, es importante señalar que en este momento no se trataba de la especie anaranjada de la zanahoria, sino de otras como la amarilla y la roja.

Con respecto a la especie anaranjada de zanahoria, la cual en tiempos modernos es el referente para esta disciplina, los científicos señalan que en realidad no existió sino hasta el siglo XVII, cuando fue creada por los agricultores de los Países bajos, como una forma de rendir homenaje a la Casa real Orange. Curiosamente fue el espécimen que mejor adaptación y mayor difusión encontró en el mundo.

Propiedades de las zanahorias

Igualmente, los especialistas resaltan que esta anaranjada hortaliza puede constituir una gran fuente de nutrientes, por lo que su incorporación a la dieta cotidiana, tanto de forma cruda, líquida o cocida es necesaria. En este orden de ideas, los nutricionistas señalan que las zanahorias pueden ser entendidas entonces como una fuente importante de Carbohidratos, Fibra alimenticia, Grasas, Proteínas y Azúcares naturales.

Por otro lado, la ciencia de la Nutrición considera que las zanahorias pueden ser vistas como una gran fuente de vitaminas, entre las que se encuentran la vitamina A, B1, B2, B3, B5, B6, C, E y K, al igual que es considerada una importante fuente de beta-carotenos. Además de vitaminas, las zanahorias son identificadas como portadoras de minerales, de gran importancia para el funcionamiento del cuerpo humano, entre los que se encuentran el Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio, Sodio y Zinc.

Además, estos componentes nutricionales de la Zanahoria le confieren a esta hortaliza una gran cantidad de propiedades medicinales, entre las que se encuentra por ejemplo el de promover la regeneración celular, la reparación de tejidos, la salud visual, la eliminación de parásitos. Así mismo, de acuerdo a lo que señala la Medicina natural, la Zanahoria cuenta con componentes que le permiten combatir y eliminar los metales pesados del cuerpo humano.

Ensaladas a base de zanahoria

Sin embargo, estas propiedades nutricionales, así como la larga lista de propiedades medicinales que le son atribuidas a esta hortaliza no son la únicas razones por la que miles de paladares en todo el mundo escogen a diario a la zanahoria para convertirla en uno de sus ingredientes estrellas de múltiples platillos.

Una de las preparaciones más comunes en incluir zanahoria entre ellas son las ensaladas, las cuales pueden ser tanto dulces como saladas, pero que se caracterizarán siempre por su gran color, frescura, textura y sabor. A continuación, algunas de las más deliciosas ensaladas a base de zanahoria:

Ensalada tropical de zanahoria

Uno de los ejemplos de las deliciosas ensaladas que pueden prepararse usando esta anaranjada hortaliza es esta ensalada tropical, la cual resulta ideal para aquellos que gustan de la combinación de los sabores dulces y salados, así como de la mezcla de vegetales y frutas.

Para prepararla, será necesario tener a mano los siguientes ingredientes: cuatro (4) cucharadas de mayonesa casera / medio (½) vaso de jugo de naranja natural / una (1) cucharadita de jengibre / media (½) cucharadita de jengibre en polvo / media  (½) cucharadita de nuez moscada / dos (2) zanahorias medianas ralladas / una (1) taza de piña madura picada en cuadritos / media (½) taza de uvas pasas / doce (12) hojitas de yerbabuena fresca / un cuarto (¼) de taza de naranja deshidratada.

Una vez se han reunido todos los ingredientes, se comenzará por preparar el aderezo de esta ensalada. Para esto se puede tomar un recipiente de vidrio con tapa, en el cual se colocará entonces respectivamente la mayonesa, el jugo de naranja, la nuez moscada y las hojitas de yerbabuena. Se cierra, se bate vigorosamente, y se lleva al refrigerador por al menos una hora antes de servir la ensalada.

Aparte, en un recipiente hondo, se mezclará la zanahoria, las uvas pasas, la piña y los cubitos de naranja deshidratada. Se agrega el aderezo, y se mezcla la preparación. Se sirve sobre una cama de lechuga o de espinacas. Esta ensalada puede ser el acompañante perfecto de un pescado o del pollo.

Ensalada de repollo y zanahoria

Otra ensalada perfecta para integrar la zanahoria es esta, la cual resulta ideal para acompañar pollo apanado, unas deliciosas croquetas de papa, o alguna otra preparación. Así mismo, resulta bastante fresca, rápida y práctica como para ser usada en picnics, o para llevar a la oficina.

Para preparar esta ensalada de repollo y zanahoria, se tendrán que tener a disposición los siguientes ingredientes: tres (3) tazas de repollo blanco rallado, previamente lavado, y pasado por vinagre y agua caliente / dos (2) tazas de zanahoria rallada / una (1) manzana rallada / una (1) pizca de sal / un (1) limón / tres (3) cucharadas de miel / una (1) cucharadita de miel / una (1) cucharadita de mayonesa.

Una vez se tienen todos los elementos a disposición, se procede a tomar un recipiente hondo, en el cual se preparará el aderezo. Para esto, se mezclará la miel, la mostaza y la mayonesa. Se refrigerará durante al menos 45 minutos antes de preparar la ensalada. Cuando esto vaya a suceder, se colocarán en una ensaladera el repollo, la zanahoria y la manzana. Se bañan con el aderezo, se agrega sal y pimienta, se mezcla todo, y se sirve.

Ensalada de zanahorias, espinaca y arándanos

Otra combinación deliciosa de sabores y texturas, la proporciona esta ensalada, que mezcla el fuerte sabor de la espinaca, con el dulzor de las zanahorias y arándanos, produciendo un plato, que resulta una verdadera fuente de vitaminas y minerales.

Al momento de prepararla, se necesitarán tener a disposición los siguientes ingredientes: ocho (8) hojas de lechuga romana / dos (2) tazas de espinacas cortadas en tiras muy delgadas / una (1) zanahoria mediana previamente rallada /  media ( ½ ) taza de arándanos picaditos por la mitad / tres (3) cucharadas de vinagre balsámico / dos (2) cucharadas de mostaza / tres (3) cucharadas de aceite de oliva / sal al gusto.

Con todo a disposición, se toma un recipiente hondo, y en él se agrega la mostaza, el aceite de oliva, el vinagre balsámico y la pizca de sal. Se mezclan vigorosamente. En una ensaladera, se colocan las hojas de espinaca, previamente lavadas con agua y vinagre, la zanahoria y los arándanos, se baña con el aderezo, se mezcla y se sirve. Esta ensalada es ideal para acompañar carnes rojas.

Ensalada de zanahoria y uvas pasas

Igualmente, entre las muchas opciones que existen de ensaladas a base de zanahorias, se encuentra esta que se distingue por la deliciosa combinación de sabores dulces y cítricos. Para prepararla será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: dos (2) tazas de zanahoria rallada / una (1) taza de uvas pasas / dos (2) cucharadas de mayonesa casera / dos (2) cucharadas de jugo de naranja natural.

Al momento de preparar, será necesario mezclar en una taza la mayonesa y el jugo de naranja, a fin de lograr el aderezo con el cual se preparará esta ensalada. En segundo lugar, se tomará un recipiente, y en él se mezclarán las zanahorias y las uvas pasas. Finalmente, se unen todos los ingredientes. Esta ensalada es muy propicia para servir con pavo, pollo o pescado.

Imagen: pixabay.com

Recetas de ensaladas a base de zanahoria
marzo 30, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar