Recetas de pasteles a base de berenjenas

Quizás una de las frutas más versátiles que existen es la Berenjena, pues con ella se pueden preparar cientos de platos, tanto salados como dulces. Un ejemplo de ellos son los deliciosos pasteles que pueden hacerse con ella. Sin embargo, antes de abordar una exposición sobre estas preparaciones, se revisarán algunos aspectos sobre esta fruta comestible.


Lo más reciente:

La Berenjena

En consecuencia, se puede comenzar por decir que la Berenjena ha sido explicada por los expertos en Botánica como una fruta comestible, cuyo nombre científico es Solanum melongena. Así mismo, los científicos han señalado que la Berenjena puede ser entendida como el fruto de una planta, que a su vez ha sido identificada como parte de la familia de las solanáceas.

Por otro lado, en lo que se refiere a su apariencia, la Berenjena puede ser descrita como una baya comestible, de forma cilíndrica y oblonga, cuya longitud puede estar entre seis y treinta centímetros. Además, se encuentra completamente recubierta de una cáscara suave, que por lo general es de color morado o negro, aun cuando también –según la variedad- se pueden encontrar otros colores como rojo, blanco, amarillo o incluso verde.

En cuanto a su interior, la Berenjena se distingue por contar con una pulpa carnosa, que por lo general es de color blanco o crema. En ella pueden verse también un gran número de semillas, las cuales generalmente son de color amarillo, no obstante, conforme la fruta madura, estas se tornan cafés o negras. La pulpa de la Berenjena también se distingue por contar con un sabor ligeramente amargo.

Historia de la Berenjena

Otro aspecto que debe tenerse en cuenta sobre la Berenjena es su origen e historia. En este orden de ideas, los expertos han indicado que esta fruta puede considerarse propia de Asia, específicamente del sudeste de este continente, en donde se cree que nació de forma silvestre.

De igual forma, Asia fue el primer continente en cultivar esta fruta. Al respecto, los historiadores han señalado que se han podido encontrar pruebas de que la Berenjena era cultivada ya en el año 2000 a.C. en el estado de Assam, en la India. No obstante, esta no sería la única región asiática que dio pasos en la antigüedad respecto al cultivo de la berenjena, pues se ha descubierto de Birmania y China también lo hicieron en esa época.

Más adelante, serían los árabes los responsables de llevar esta fruta comestible a África y a Europa. En el viejo continente, la Berenjena se posicionaría en principio en la España musulmana. Empero, durante sus primeros años en suelo europeo, la Berenjena no contaba con buena fama, pues de hecho era considerada como nociva para la salud humana, lo cual de seguro se relacionó con errores a la hora de procurar su consumo, en tanto que este alimento en su forma cruda es altamente tóxico para el organismo.

Sin embargo, gracias a la evolución de la culinaria, la Berenjena fue incorporada poco a poco en la dieta europea, con gran éxito. Por otro lado, así como los árabes llevaron la Berenjena a Europa, los españoles fueron los responsables de llevar esta fruta a América, continente donde encontraría climas y suelos propicios para su producción.

No obstante, aun cuando la Berenjena es consumida en casi todo el mundo, Asia sigue siendo el mayor productor de Berenjena, seguido por otros países europeos, como España, Italia y Grecia.

Propiedades nutricionales de la Berenjena

Así también, los Científicos han podido determinar que la Berenjena es una fruta con grandes propiedades alimenticias. En este orden de ideas, los especialistas señalan que en la Berenjena pueden encontrarse algunos componentes como por ejemplo Carbohidratos, Azúcares, Grasas, Proteínas vegetales y Fibra alimenticia. Igualmente, en las Berenjenas se puede conseguir al menos 93% de agua, por lo que ejerce también una función depurativa en el organismo.

Por otro lado, los científicos también han determinado que en la Berenjena se pueden encontrar gran cantidad de vitaminas, entre las que se encuentran las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B9, C y E. Además, la Berenjena puede ser igualmente identificada como una fuente importante de minerales, como por ejemplo Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio y Zinc, elementos estos que son vitales para el buen funcionamiento del cuerpo humano.

Recetas de pasteles a base de berenjena

Aun cuando la mayoría de las personas son conscientes de que la Berenjena es un alimento saludable, el cual aporta gran cantidad de nutrientes al organismo, en realidad esta no es la razón de peso por la que millones de paladares la escogen siempre. Al respecto, pareciera ganar más el sabor y la textura de esta fruta.

Sin embargo, la Berenjena no sólo sabe bien, sino que además es un alimento sumamente versátil, con el que se pueden preparar infinidad de opciones, como por ejemplos los deliciosos pasteles que se muestran a continuación:

Pastel de berenjenas

Este pastel de Berenjenas es una opción ideal para cuando se tienen visitas, pues además de ser bastante rendidos tiene una gran presencia. Así mismo, podría ser también una forma divertida de hacer que los más pequeños de la casa coman berenjenas.

Al momento de querer elaborarlo, será necesario tener los siguientes ingredientes a mano: dos (2) libras de berenjenas / una (1) cebolla grande / una (1) libra de tomate, previamente cocido y triturado / media (½) libra de queso cremoso / cuatro (4) tazas de harina de trigo con levadura / una (1) taza de aceite para la masa.

Cuando se tengan todos estos elementos a disposición se comenzará entonces por tomar un recipiente profundo, y en él colocar el aceite y el agua caliente. Estos elementos se amasarán hasta obtener una masa para pan. Se cubre un trapo húmedo, y se deja en reposo.

Por otro lado, se deberán tomar las berenjenas, y se procede a lavarlas, pelarlas, cortarlas en láminas y freírlas. Así mismo, se tomará el tomate que se ha triturado previamente, y se colocará en un recipiente, parra así condimentarlos con ajo, sal y pimienta. De último, deberá agregársele una cucharadita de azúcar.

Se toma entonces un molde para tartas, previamente enmantecado, y en él se estira la masa teniendo cuidado de que los extremos de desborden. En el centro de la masa, se procederá a colocar una cebolla ponchada y las berenjenas, sobre ellas también se colocará el tomate sazonado, así como el queso cremoso o queso crema, el cual también se puede condimentar, usando para esto orégano y aceite.

Por último, se doblan los extremos de la masa sobre sí misma, y se lleva al horno hasta que la masa tome un color dorado. En ese momento, se saca la preparación del horno, se corta y se sirve. Lo mejor es consumirlo caliente.

Pastel de berenjenas con crema de tomate

Así mismo, se podrá preparar este delicioso pastel, que además de su sabor cuenta con una presencia bastante imponente, por lo que es ideal para cuando se quiera impresionar un poco a los invitados.

Para prepararlo, lo primero que se hará será juntar los siguientes ingredientes: tres (3) berenjenas / tres (3) huevos / media ( ½ ) taza de jamón ibérico cortado en cubitos / media ( ½ ) taza de pan rallado / sal / pimienta / aceite.

Con todo a disposición, se comienza por tomar las berenjenas, lavarlas, pelarlas y cortarlas. Así mismo, se toma una olla, se lleva al fuego con un poco de agua, y cuando esté hirviendo, se agregan las berenjenas, dejándolas cocinar por 15 minutos. Toda vez este tiempo haya transcurrido, deberán sacarse del agua, y colocarse a escurrir.

En un recipiente aparte, se colocarán los huevos, y se batirán vigorosamente. Así mismo, se le agrega a estos huevos una pizca de sal y otra de pimienta. Se vierte en ellos el jamón, las berenjenas fritas y por último el pan rallado.

Se mezcla la preparación hasta obtener una sustancia homogénea. Se toma entonces un molde de ponqué, previamente enmantecado. En él se coloca la masa, se cubre con papel aluminio, y se lleva al horno, a baño maría por unos 40 minutos, y a unos 200ºC. Pasado este tiempo, se sacará del horno, y se le permitirá que se enfríe.

Se procede entonces a desmoldar la preparación, sobre la bandeja en la cual se servirá. Se baña con el tomate, el cual previamente se ha sofrito con un poco de cebolla, finamente picada, sal y pimienta. Puede decorarse también con unas cuantas hojitas de perejil.

Pastel de berenjena con macarrones y queso

Por último, se presentará también este pastel, el cual ofrece una deliciosa forma de comer berenjenas, por lo que puede que se convierta en el favorito de los más pequeños de la casa.

El primer paso que se hará para prepararlo será reunir los siguientes ingredientes: dos (2) berenjenas / una (1) libra de carne de cerdo / una (1) libra de tomate, el cual previamente se cocinará y triturará / una (1) cebolla mediana / dos (2) dientes de ajo picado / Albahaca seca / Orégano seco / una y media (1 y ½ ) tazas de pasta concentrada de tomate / tres (3) tazas de macarrones / Pimienta / Sal / Aceite de oliva / tres (3) tazas de queso manchego en lonchas / tres (3) tazas de queso mozzarella en lonchas / una (1) taza de queso mozzarella rallado.

Se procede entonces a preparar las Berenjenas, para esto se deberá simplemente lavarlas, pelarlas y cortaras en finas láminas longitudinales. Así mismo, se colocan en un recipiente con agua y sal por unos quince minutos, a fin de que pierdan el sabor amargo, y tomen un poco de sal. Luego en un sartén caliente y con un poco de aceite de oliva se doran por ambos lados.

Así mismo, en una olla se coloca un chorro de aceite de oliva, y cuando esté caliente, se procede a sofreír el ajo, la cebolla, la carne, y se cocina todo, teniendo cuidado también de salpimentar la preparación. Cuando la carne esté doradita, se agrega la albahaca y el orégano. También se agrega el tomate, y se le permite cocinarse por unos treinta minutos. Un poco antes de bajar del fuego, se añadirá una cucharadita de azúcar.

Pasados los treinta minutos, será momento de agregarle a la salsa la pasta o concentrado de tomate, permitiéndole cocinarse por 15 minutos más. Cuando la salsa esté lista, se procede entonces a preparar el pastel. Para esto se tomará un recipiente profundo, previamente enmantecada, y se procederá a colocar capa sobre capa de salsa, berenjena, macarrones, queso manchego, queso mozzarella.

Finalmente, la última capa será pasta, salsa y el queso mozzarella rallado. Se lleva el pastel al horno, permitiéndole cocinar por unos treinta minutos, a unos 190 ºC. Se saca del horno, y se deja enfriar, antes de cortar y servir.

Imagen: pixabay.com

Recetas de pasteles a base de berenjenas
julio 22, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar