Recetas de postres a base de arracacha

Por lo general, cuando la mayoría de las personas piensan en Arracacha, vienen a sus mentes preparaciones saladas, como por ejemplo purés, croquetas o sopas, ignorando que con este tubérculo andino se pueden preparar deliciosos postres.

Sin embargo, antes de exponer algunas de las recetas dulces que pueden prepararse con la Arracacha se revisarán ciertos aspectos respecto a esta raíz, como por ejemplo su naturaleza, origen o propiedades.

La Arracacha

De esta forma, podría comenzarse por decir que los botánicos definen la Arracacha como la raíz de una planta herbácea perenne, perteneciente a la familia de las apiáceas, es decir, que se encuentra relacionada con las zanahorias. Así mismo, la disciplina botánica señala que uno de los nombres científicos de este tubérculo es la Arracacia xanthorrhiza.

Con respecto a su aspecto físico, la Arracacha –la cual también es conocida por otros nombres como Apio criollo, racacha o zanahoria blanca– se distingue por ser una raíz de forma redondeada y alargada, la cual recuerda a una zanahoria gruesa. No obstante, la Arracacha se distingue de la zanahoria, además de ser más gruesa, por contar con una piel, cuyos colores varían entre el marrón, el amarillo o incluso el blanco.

Así mismo, la Arracacha se distingue por contar con una pulpa dulce, carnosa y que también cuenta con colores amarillos, blancos o también morados. En cuanto a su producción, la Arracacha se distingue por ser un tubérculo producido en los países de América del Sur, específicamente en aquellos países andinos, como Perú, Ecuador, parte de Venezuela y Colombia, nación que se erige como la mayor productora. También es cultivada en Costa Rica y Brasil.

De buena productividad, la Arracacha se distingue por prosperar en tierras altas, es decir, en territorios que se encuentren sobre los 600 y 2300 metros sobre el nivel del mar, así como temperaturas de 6 y 20 grados.

Origen

Por otro lado, la Arracacha es identificada por los especialistas como una raíz propia de los Andes, y por ende de Suramérica. De hecho, algunos estudios ha podido determinar que ella constituye la raíz de más antigua data en la historia del cultivo, por parte de los pueblos originarios, lo que quiere decir entonces que su cultivo precede al de la papa o incluso el del maíz. En este sentido, la Arracacha es entendida entonces como un tubérculo pre-inca.

No obstante, en lo que no parece haber tanta claridad es con respecto al punto exacto del territorio suramericano en el cual surgió la arracacha. Empero, las distintas teorías parecen sugerir que esta raíz pudo nacer de forma silvestre por primera vez en los territorios pertenecientes al Cusco, por lo que sería un tubérculo de origen peruano.

Propiedades nutricionales

Igualmente, los científicos consideran que la Arracacha puede ser entendida entonces como un tubérculo lleno de grandes propiedades nutricionales, entre las que destaca por ejemplo ser gran fuente de carbohidratos, azúcares, grasas naturales, proteínas, vegetales y agua.

Por otro lado, en la Arracacha, según señalan los expertos en nutrición, puede encontrarse gran cantidad de vitaminas, como por ejemplo, vitaminas A, B1, B3 y C. De igual forma, en esta raíz existe gran cantidad de minerales, vitales para el funcionamiento del cuerpo humano, como lo son el Calcio, Cobre, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio y Zinc, los cuales resultan esenciales para el funcionamiento del cuerpo humano.

Recetas de postres a base de arracacha

No obstante, no son solo sus grandes propiedades nutricionales las que hacen que la Arracacha sea elegida por miles de paladares en las latitudes donde se produce, sino que esta raíz es también valorada por su delicioso sabor, el cual tiene un tono dulce, que le permite ser también la estrella cuando a la preparación de postres se refiere. A continuación, algunas recetas de postres a base de arracacha:

Dulce de arracacha y piña

Considerado como un dulce típico colombiano, así como un sabor necesario en Navidad, este postre combina todo el dulzor y la textura de la arracacha con el ácido de la piña, haciendo una mezcla deliciosa, y un forma creativa de darle a los niños estos alimentos tan llenos de nutrientes.

Para preparar esta receta, será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: una (1) libra de arracacha / una (1) piña grande / y una libra de azúcar morena, también podrían ser cuatro tazas de miel de abejas.

Cuando se tenga todo a disposición, se comenzará entonces por tomar la arracacha, pelarla y cortarla en cubos pequeños. Así también se lavará, antes de proseguir con su preparación.

Seguidamente, se toma una olla con agua, se lleva al fuego y se cocina la arracacha, hasta lograr un punto de puré. Por su parte, la piña también se lavará, se pelará y se licuará con una taza de agua. Cuando se haya terminado de procesar, se cuela, para retirar la fibra.

Así mismo, se cuela la arracacha, y se escurre bien para retirar el exceso de agua. En una olla limpia se coloca entonces la arracacha, el azúcar o la miel, y la piña, y se les deja procesar hasta que el dulce se reduzca, e incluso tome un toque caramelizado. En ese momento, se retira del fuego, se sirve en copas individuales, y se le permite enfriar, antes de consumirse. Puede acompañarse con helado de pistacho o vainilla.

Torta de arracacha

Así mismo, podría prepararse también una deliciosa torta de arracacha, ideal para aquellos que quieren comer cosas divertidas, pero sin dejar de cuidarse.

Para preparar esta receta será necesario entonces reunir los siguientes ingredientes: media (½) libra de azúcar / media (½) libra de mantequilla / tres (3) taza de harina de trigo / cuatro (4) huevos / media (½) libra de arracacha rallada / una (1) cucharadita de polvo para hornear / bicarbonato / sal / nuez moscada.

Esta receta se comienza a preparar desde el día anterior, cuando se toma la arracacha, se lava, se pela, se ralla con ayuda de un rallador, y se deja sumergida en agua con limón. Al día siguiente, cuando se comienza a preparar esta receta, lo primero que se hace entonces es llevar la mantequilla y el azúcar a un recipiente, y con ayuda de una batidora, se comienza a mezclar, hasta conseguir una preparación cremosa.

Así mismo, cuando se haya logrado esta textura, se agregan las yemas de los huevos, una por una, mientras se continúa batiendo. Por su parte, después de incorporadas todas las yemas, se tomarán las claras, y se batirán también a punto de nieve, incorporando de forma delicada a la mezcla, ya no con ayuda de la batidora, sino de una paleta.

Por otro lado, se toma la arracacha rallada, se escurre, y se agrega a la mezcla. Se bate hasta obtener una masa homogénea. En ese momento, se agrega también el resto de los elementos. Se debe tener cuidado de integrar poco a poco la harina.

Se bate un poco más hasta lograr una masa cremosa y homogénea. Se lleva entonces a una tortera, previamente enharinada y enmantecada. Posteriormente, se lleva la mezcla al horno, a fin de cocinarla a una temperatura de 180 grados, por un tiempo de cuarenta minutos. Está lista, cuando se le meta un cuchillo en el centro y salga limpio.

Imagen: pixabay.com

Recetas de postres a base de arracacha
octubre 2, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar