Recetas de postres a base de batata

Tal vez lo más recomendable, antes de exponer algunas de las más deliciosas y populares recetas dulces a base de batata, sea revisar de forma breve algunos aspectos sobre la naturaleza, origen y propiedades de este tubérculo.

La batata: origen y propiedades

De esta manera, se comenzará por decir que las batatas –conocidas también como moniato, boniato, patata dulce o incluso camote- han sido explicadas por las distintas fuentes como la raíz comestible de una planta perteneciente a la familia de la Convolvulaceae. Así mismo, los especialistas en botánica señalan que este tubérculo cuenta con el nombre científico de Ipomoea batatas.

Origen de la batata

Con respecto a su origen, según señalan las distintas fuentes, la Batata es originaria de las tierras americanas, en donde existe evidencia de haber sido cultivada por los pueblos originarios, que habitan el actual territorio peruano, quienes se creen ya la conocían y la consumían al menos hace unos ocho mil años. Sin embargo, esta no era la única región del continente en donde se consumía esta raíz.

Luego de la llegada de los españoles al nuevo mundo, sería Cristóbal Colón quien llevaría este alimento hasta el viejo continente, en donde fue recibido con entusiasmo por los europeos. De hecho, desde entonces algunas regiones de Málaga se han convertido en los principales productores de este tubérculo, el cual se adapta bastante bien a los climas templados.

Empero, esto no quiere decir que España sea el principal productor de batata, pues este lugar se lo gana, y con total derecho, China, el cual es reconocido por la propia FAO como el principal productor de batata, siendo responsable de al menos 80% de la producción en todo el mundo. Así mismo, lo siguen otros países como Indonesia, las Islas Salomón, Uganda y Nigeria.

Así mismo, la FAO, entre otras organizaciones mundiales, señalan que la Batata puede ser considerada uno de los alimentos bastiones para combatir el hambre en el mundo, puesto que una sola porción de este alimento proporciona al individuo casi 80% de la energía que necesita al día, además claro de su fácil y rápida producción, de ahí que se hayan diseñado programas para la difusión y cultivo de batata en zonas en donde existen problemas graves en cuanto al flagelo del hambre o de la desnutrición infantil.

Propiedades nutricionales de la batata

Y es que la Batata, además de dulce y fácil de producir, en realidad es un alimento con grandes propiedades nutricionales, e incluso curativas. En este orden de ideas, la batata puede ser considerada como un tubérculo que aporta mucha más energía que la papa, pero sin la cantidad de calorías que esta proporciona para la dieta, de ahí que se diga que la batata es un sustituto de la papa ideal para aquellos que deseen perder algunos kilos. Por otro lado, la batata es reconocida también como un tubérculo con un alto contenido proteínico, por lo que su consumo dota al cuerpo también de energía.

De igual forma, la Batata es también una fuente importante de vitamina A, elemento que es relacionado con la regeneración de tejidos, así como con la salud visual, sobre todo con la visión nocturna. También, dentro de la Batata existe igualmente una gran cantidad de fibra digerible, por lo que su consumo de forma regular puede incentivar o estimular el tránsito intestinal, por lo que puede ser usado como una manera natural de combatir o prevenir el estreñimiento. Así también, la Batata cuenta con grandes antioxidantes, los cuales combinados con esta fibra digerible puede ser un gran aliado en la prevención del cáncer de colón.

Por otro lado, pese a su contenido de carbohidratos, en realidad la fibra digerible de la Batata cuenta también con la propiedad de controlar el nivel de glucosa, lo cual puede ser bastante positivo en caso de diabetes. Sin embargo, en caso de sufrir esta condición es en realidad el médico tratante el que deberá informar si ciertamente el consumo de este tubérculo es positivo para la salud de la persona o no.

También, entre las muchas propiedades nutricionales de la Batata se encuentra la de poseer gran cantidad de Hierro, así como de vitamina C, lo cual es una combinación muy poderosa en la lucha contra la anemia, puesto que el organismo humano en realidad no logra asimilar de forma tan precisa el Hierro, sino que necesita de la vitamina C para que este sea correctamente aprovechado. Por ende, el consumo de Batata ayuda a combatir y prevenir la anemia. Igualmente, la gran cantidad de vitamina C con el que cuenta la Batata puede convertir a este tubérculo como un elemento crucial para prevenir y superar catarros, así como para tener un sistema inmunológico fortalecido.

Finalmente, los especialistas en nutrición y medicina naturista señalan que la Batata cuenta también con otros elementos como antioxidantes, provitamina A, vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, C, E, polifenoles, grasas, Ácido fólico, Calcio, Magnesio, Fósforo, Potasio, Sodio y Zinc.

Recetas dulces a base de batatas

En consecuencia, puede que la combinación de deliciosos sabores y grandes propiedades nutricionales hayan convertido a la batata en una de las mejores opciones en materia de tubérculos, siguiéndole los pasos a la reina de ellos, es decir a la papa. Sin embargo, la gran mayoría de las personas, al escuchar hablar de batatas, imaginan platos salados, sin conocer que esta rica y nutritiva raíz comestible puede ser la base también de creativos y divertidos postres, pues su textura le permite hacerlo. A continuación, entonces, algunos ejemplos de cómo preparar postres a base de batata:

Bizcocho de batata

Una buena opción a la hora de preparar platos dulces a base de batata será este bizcocho, el cual puede constituir una merienda o desayuno bastante nutritivo, y además que de seguro encantará a los más pequeños, quienes se podrán beneficiar entonces con las propiedades de este alimento.

Para prepararlo, será necesario reunir entonces los siguientes ingredientes: libra y media ( 1 y ½ ) de batatas / tres (3) huevos / una (1) taza de azúcar morena / una (1) taza de coco rallado / una (1) taza de aceite de oliva / media ( ½ ) naranja / un (1) shot de vino dulce / la ralladura de un limón / una y media (1 y ½ ) taza de harina de trigo / un (1) sobrecito de levadura en polvo / sal.

Cuando se cuente con todos los ingredientes a mano, se comenzará a cocinar las batatas. De acuerdo a lo que señalan las fuentes en donde aparece reflejada esta receta, lo mejor será envolver las batatas en papel de aluminio, y meterlas a asar en el horno, al menos media hora, o hasta que sus pulpa esté completamente cocida. En ese momento, se sacará del horno, y se le quitará la piel, conservando la pulpa cocida, la cual se procesará con un tenedor o pisa papas, hasta obtener un puré de batatas, que se conservará aparte.

Seguidamente, en un recipiente para mezclar, se unirán los huevos con el azúcar y la pizca de sal, procesando con la batidora o el tenedor hasta obtener una preparación homogénea. En ese momento, se incorporan a la receta el aceite, el jugo de la media naranja, la ralladura de naranja y el vino. Se sigue batiendo hasta que estos ingredientes estén totalmente integrados a la mezcla. Se agrega también el coco y finalmente el puré de batata que se ha preparado desde el principio. Se bate la mezcla hasta que todos los ingredientes estén correctamente integrados.

En un recipiente aparte, se mezclará la harina con la levadura, y con ayuda de la batidora se va mezclando poco a poco con el resto de la masa, hasta integrarla por completo. Se agregará esta mezcla a un molde, previamente untado con mantequilla y harina, y se llevará al horno, a una temperatura de 180 ºC, por al menos una hora, o hasta que el bizcocho luzca dorado, y además el cuchillo se hunda en el centro, pero salga limpio.

Pie de batata

Así mismo, en la misma honda de los postres a base de batatas, se puede preparar este pie, que por sus ingredientes y sabores puede resultar ideal para acompañar una tarde de invierno o una cena navideña. En tal sentido, para prepararlo se necesitará contar con los siguientes ingredientes: libra y media (1 y ½ ) de batatas / media ( ½ ) taza de mantequilla / dos (2) huevos / una (1) taza de azúcar morena / una (1) pizca de sal / jengibre / clavos de olor molidos / media ( ½ ) cucharadita de nuez moscada rallada / una (1) cucharadita de canela en polvo / taza y media (1 y ½ ) tazas de leche evaporada / una (1) taza de azúcar blanca.

No obstante, estos no son los únicos ingredientes, pues aparte se necesitará tener también a mano los elementos en base a los cuales se hará la masa sablé, la cual servirá de base al pie, y para la que se necesitará juntar por su lado los siguientes ingredientes: una (1) taza de mantequilla pomada / una (1) taza grande de azúcar impalpable / ralladura de medio (1/2) limón / tres (3) yemas de huevo / doscientos cincuenta (250 gr.) de harina refinada o floja / una (1) cucharadita de sal. Al momento de iniciar la preparación, se deberá unir entonces la manteca con el azúcar, y mezclar hasta que se produzca una mezcla cremosa. Así también se añadirá ralladura de limón.

Seguidamente, se le agregarán las yemas a la mezcla, hasta obtener una masa aún más cremosa. En una mesa limpia, se tamiza la harina, y se hace con ella un volcán. En el centro de este, se coloca la crema que se ha preparado, y se mezclan los ingredientes, pero sin imponer mucha fuerza en la masa. Se forma un cuadrado con ella, se envuelve en papel film, y se lleva a la heladera por una hora completa antes de usar.

Pasado este tiempo se puede comenzar entonces con la preparación del Pie. Para esto, se sacará la masa que se tenía en la heladera, con ayuda de un rodillo, se conseguirá una capa delgada, la cual se colocara sobre el molde cubriéndolo por completo. Se trincha con un tenedor, se coloca sobre él papel vegetal y algo que sirva de peso, pueden ser unos garbanzos, y se llevará al horno por unos 15 minutos por 200 ºC. Los garbanzos se colocan para evitar que la masa suba o no se cocine de forma pareja. Pasado el tiempo, se debe quitar el papel y el peso, y permitirle cocinarse unos seis minutos más, a fin de que se dore su superficie. Se reserva aparte.

Se coloca entonces una olla al fuego, con agua. Cuando esta haya hervido, se agregarán las batatas, peladas y cortadas, la cuales se cocinarán hasta que alcancen el punto de puré. Al hacerlo, se sacarán del agua, y efectivamente se hará un puré con ellas. Luego, esta preparación se llevará a un recipiente, en donde se mezclará junto a las yemas de los huevos, la mantequilla, el azúcar moreno, las especies, la sal y finalmente la leche evaporada. Se mezcla con bastante energía, hasta obtener una masa cremosa y homogénea.

En un recipiente aparte, se procesan las claras y el azúcar, hasta que se obtenga un merengue. Con ayuda de una espátula, y teniendo cuidado de no tumbar la masa, se agrega a la preparación anterior. Se mezcla todo con movimientos envolventes. Se agrega finalmente la preparación sobre la masa que se ha horneado previamente, y se lleva de nuevo al horno a una temperatura de 200 ºC. Posteriormente, se baja la temperatura a 175 ºC, y se deja cocinar la preparación por unos treinta minutos, o hasta que los bordes de la masa comiencen a dorarse. Se sirve fría y se puede acompañar de pistacho.

Imagen: pixabay.com

Recetas de postres a base de batata
julio 31, 2018
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar