Recetas dulces a base de almendras

Las almendras han sido descritas por la Botánica como un fruto seco, proveniente del árbol Prunus dulcis, conocido popularmente como Almendro. Así mismo, son descritas como una fruta seca y almendrada, la cual se encuentra cubierta por una suave capa de color canela, y contenida en una cáscara un poco más dura, y que no es apta para el consumo humano.


Lo más reciente:

Origen de la Almendra

Con respecto a su origen, la mayoría de las fuentes especializadas señalan que la Almendra puede ser reconocida como un fruto originario de Asia, continente en donde comenzó a cultivarse y consumirse hace miles de años, en específico en las zonas desérticas y calidad de Asia Central. Sin embargo, a finales del siglo XX, el continente americano se posicionó como uno de los mayores productores de este fruto seco, crédito que le corresponde directamente a Estados Unidos. Empero, Europa no se queda atrás, pues España sigue de cerca al gigante del norte de América, acaparando 15% de la producción mundial.

Propiedades de la Almendra

Así mismo, las distintas fuentes señalan que las Almendras pueden ser reconocidas como un alimento de grandes propiedades nutricionales, entre las que se encuentra ser fuente de Proteínas, Agua, Fibra, Carbohidratos y Grasas saludables. Por igual, en este fruto seco se han podido distinguir importantes cantidades de vitaminas, entre las que se encuentra la vitamina A, la E, la B1, B2, B3, B6 y B9, vitales para el funcionamiento del cuerpo humano.

Por otro lado, los nutricionistas señalan que en las almendras también son ricas en minerales como Calcio, Cobre, Hierro, Manganeso, Fósforo, Potasio, Selenio, Sodio y Zinc. No obstante, estos frutos secos de origen asiático no solo son apreciados por sus importantes aportes nutricionales, sino porque los elementos que los componen también cuentan con grandes propiedades medicinales.

En consecuencia, las Almendras son identificadas igualmente como una gran fuente de Antioxidantes, elementos estos que hacen que estas frutas resulten una buena opción para retrasar el envejecimiento, así como la aparición de cáncer u otras enfermedades degenerativas. Así también, la gran cantidad de Magnesio que contienen las almendras hace que, entre otras cualidades, las almendras también sirvan para controlar los niveles de azúcar en la sangre, prevenir o combatir los calambres nocturnos, promover huesos sanos o proteger el sistema cardiovascular.

Recetas dulces a base de almendras

Empero, estos componentes nutricionales y las importantes cualidades medicinales de la Almendra no son las únicas razones por las cuales las distintas generaciones siguen integrando este fruto seco dentro de su dieta cotidiana, sino que su delicioso sabor y textura característica hacen que en realidad sea la mejor opción, tanto para platos salados como para platos dulces. A continuación, una muestra de las prácticas y dulces preparaciones a base de almendras:

Batido de chocolate y almendras

Una buena forma de incorporar almendras a la comida, sobre todo si son dulces, es el desayuno, pues a esta hora es permitido el consumo de alimentos que puedan contener algo de azúcar o dulce. Un ejemplo de esto lo constituye este batido, que además de delicioso, aporta la energía necesaria para comenzar el día con buen pie.

Para prepararlo será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: dos (2) cucharadas de cacao negro en polvo, sin azúcar / una /1) taza de leche de almendras / una (1) cucharada de miel / un (1) puñado de hielo / tres (3) almendras. Una vez reunidos todos estos elementos, se llevarán a la licuadora, y se procesarán hasta obtener una preparación homogénea.

Ensalada dulce de almendras y manzana

No obstante, querer consumir platos dulces a base de almendras no deja descartado que esto pueda realizarse a la hora del almuerzo o de la cena también, comidas en donde se pueden acompañar carnes y arroces con creativas ensaladas dulces, que contengan este fruto seco, como por ejemplo esta ensalada dulce de almendras y manzana, la cual incluso puede servir a la perfección para acompañar una comida navideña.

Al momento de prepararla será necesario reunir los siguientes ingredientes: una (1) zanahoria / dos (2) manzanas verdes / media ( ½ ) lata de piña en almíbar / dos (2) cucharadas de uvas pasas / dos (2) cucharadas de almendras trituradas / cuatro (4) cucharadas de yogurt natural / una (1) cucharada de queso crema / media ( ½ ) taza de uvas.

Se picarán las manzanas y la piña en cuadros, mientras que la zanahoria se rallará. Se llevarán estas frutas a una fuente, y se mezclarán con el yogurt. Se agregarán igualmente las uvas pasas y las almendras. Se decora por último con las uvas. Se lleva a la heladera por un tiempo antes de servir.

Helado de almendras

Y por supuesto, qué sería de un postre sin almendras. De hecho, las almendras pueden convertirse en el ingrediente secreto de esta preparación, como ocurre en este delicioso helado de almendras.  Para prepararlo será necesario entonces reunir los siguientes ingredientes: dos (2) tazas de almendras no saladas / dos (2) tazas de azúcar / un (1) limón mediano / cuatro o cinco (4 o 5) hojas de yerbabuena / una (1) cucharada de canela / medio ( ½ ) litro de leche de almendras / una cuarto ( ¼ ) de litro de agua.

Al momento de iniciar con esta preparación, se deberá hacer un almíbar con el azúcar y el agua, teniendo cuidado de que no se dore ni se queme. En una olla aparte, se deberá moler las almendras en agua y leche de almendras, y cocinar por unos minutos. Pasado este tiempo, se llevarán las almendras a la olla donde está el almíbar, y se cocinarán junto a la canela, el limón y la ralladura de limón.  Se lleva la preparación a un molde casi plano, y luego al congelador. Pero se debe tener cuidado con que no se cristalice. Pasado este tiempo se procesará con ayuda de la batidora, para obtener un helado más cremoso.

Imagen: pixabay.com

Recetas dulces a base de almendras
agosto 31, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar