Recetas dulces a base de cerezas

Quizás lo mejor, previo a abordar una exposición sobre las recetas más populares a base de las Cerezas, sea revisar de forma breve algunos aspectos fundamentales sobre esta fruta, como por ejemplo su naturaleza o su origen.


Lo más reciente:

La cereza

Por consiguiente, se comenzará por decir que la Cereza ha sido explicada por la Botánica, como una fruta, que nacen de los árboles, pertenecientes al género Prunus. No obstante, no existe una sola especie de cerezas, puesto que nacen de varias especies de este género, siendo las más conocidas la Cereza ácida (la cual responde al nombre científico Prunus cerasus) y la Cereza dulce (la Prunus avium).

Sin embargo, los árboles del género prunus no sólo producen cerezas, sino que dentro de este género también se encuentran aquellas especies que producen algunas frutas como el albaricoque, el damasco, el durazno o el melocotón.

En cuanto a la apariencia física de las cerezas, estas frutas son descritas por lo general como un tipo de fruta, redondeada, de tamaño pequeño, aproximadamente de dos centímetros de diámetro, de cáscara lisa, y cuyo color puede variar de acuerdo a las distintas especies que existen, encontrándose entonces ciruelas rojas, amarillas, verdes y también púrpura oscuro. Por su lado, la pulpa de estas frutas suele ser de textura parecida, y también de distintos colores, de acuerdo a la especie con la que cuente la fruta.

Origen de la cereza

Aunque en épocas modernas la Ciruela es conocida en casi todas las latitudes del mundo, los especialistas señalan que el origen de esta fruta puede situarse en los territorios encontrados entre el Mar Caspio y el Mar Negro, región de donde se cree proviene la más antigua de las cerezas, la Prunus cerasus, o Cereza ácida, como es conocida más popularmente.

Incluso, según revelan algunos documentos históricos, redactados por Plinio el Viejo, el responsable de llevar esta fruta a Europa sería el mismísimo Lúculo, quien en el año 67 a.C., en su incursión en lo que hoy es Turquía, encontró cerezas en Cerasunte, en el moderno Giresun. Según el testimonio del historiador latino, Lúculo probó y encontró deliciosas las cerezas, por lo que entonces decidió llevarlas a Roma, desde donde viajaron al resto de occidente.

Propiedades nutricionales de la cereza

Sin embargo, con respecto a la cereza, los especialistas dicen que esta fruta, además de deliciosa, cuenta con grandes propiedades nutricionales, entre las que se encuentran por ejemplo ser gran fuente de Carbohidratos, Azúcares, Fibra alimenticia, Proteínas vegetales y Grasas (Monoinsaturadas, Poliinsaturadas y Saturadas).

Por otro lado, la Cereza es considerada por los expertos en Nutrición como una fuente importante de vitaminas, entre las que se encuentran las vitaminas A, B1, B2, B3, B4, B5, B6, B9, C, E y K. Por igual, la Cereza es gran fuente de minerales, entre los que se encuentra el Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio y Zinc.

Igualmente, en estas frutas originadas en Asia, son vistas también como una gran fuente de propiedades medicinales. En este sentido, las cerezas son tenidas como una gran fuente de antioxidantes, así también como de otras sustancias que estimular un efecto depurativo y desinflamante en el cuerpo. Así mismo, las cerezas cuentan con la cualidad de evitar el estreñimiento, son cardioprotectoras, ricas en ácido fólico y tienen la propiedad de tener una buena salud visual.

Recetas dulces a base de cerezas

Empero, las propiedades nutricionales y medicinales de las cerezas no son las únicas cualidades por las cuales las personas buscan y prefieren esta redonda fruta, sino que además –bien sea en su presentación ácida o dulce- las cerezas son reconocidas por su delicioso sabor, rasgo que las hace ser entonces protagonista de deliciosos platos, siendo los más populares aquellos dulces. A continuación, algunos ejemplos de recetas dulces a base de cerezas.

Sorbete de cerezas

Una receta perfecta en donde se puede ver la combinación de la cereza y el limón, en un plato sano y divertido es el Sorbete de cerezas. Para prepararlo será necesario reunir los siguientes ingredientes: libra y media (1 y ½ ) de cerezas / una (1) taza de agua / una (1) taza de azúcar / medio ( ½ ) limón.

Teniendo todos los ingredientes a mano, se deberá comenzar por lavar y deshuesar las cerezas. Así mismo, se reservarán algunas cerezas, las cuales se picarán en pedazos muy pequeños. La mayoría de las cerezas se deberán procesar en una licuadora, a fin de triturarlas. Aparte, se coloca una olla al fuego, con agua y azúcar, elaborando con ella un almíbar.

Se deja cocinar el almíbar hasta que está bastante espeso. En ese momento se baja del fuego, y se le agrega el jugo de limón. Se mezcla la preparación, y se le permite que se enfrié un poco. Llegado ese punto, se deberá agregar las cerezas, tanto las trituradas como las picadas en pedacitos, se mezcla muy bien todo, hasta conseguir una preparación lo más homogénea posible.

Se le permite a la preparación enfriarse lo más posible, y luego se vierte en las heladeras, previamente untadas con aceite de coco, y enfriadas con anticipación. Se deja la preparación un mínimo de cuatro horas. En ese momento está listo para consumir, se puede acompañar de sirope, o helado.

Gelatina de cereza

Otro postre delicioso, divertido y con sabor a cereza es esta gelatina a base de esta fruta, y además con textura a yogur. Para prepararla será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: una (1) taza de cerezas / un (1) sobre de gelatina sabor a cereza / dos (2) tazas de agua caliente / dos (2) tazas de yogur, también sabor a cereza, o incluso sabor a frutos rojos.

Con todos los elementos a mano, se comenzará por lavar y pelar las cerezas, para luego triturarlas, junto a los dos vasos con agua, con la ayuda de la licuadora. Este jugo de cereza se colocará en una olla al fuego, cuando esté caliente, se le agregará el contenido del sobre de gelatina, revolviendo mientras sigue el fuego encendido, y con cuidado de que no se queme o pegue en el fondo.

Cuando la preparación comience a hervir, se bajará del fuego, y se colocará de inmediato en una fuente. Así mismo, se agregarán las dos tazas de yogur, lo más frío que se pueda. Con ayuda de la batidora, se procesará esta preparación, hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. Luego, se lleva al recipiente rectangular en donde cuajará, y finalmente hasta la nevera, en donde permanecerá hasta que se gelifique. Esta gelatina se puede cortar en cubos, y acompañar de helado, así como de cerezas enteras.

Helado de cerezas

Igualmente, se puede elaborar un delicioso helado a base de cerezas. Para esto será necesario reunir los siguientes elementos: una (1) libra de cerezas al Kirsh, es decir, de esas que vienen tan solo en almíbar, sin alcohol / tres (3) tazas de leche entera / una y media (1 y ½ ) taza de crema de leche / una y media (1 y ½ ) tazas de azúcar / una (1) cucharada de maicena.

El primer paso que deberá seguirse es tomar una olla profunda, colocarla al fuego, y en ella agregar la leche entera, el azúcar y la crema de leche, revolviendo de forma constante con una paleta de madera, y con cuidado de que la preparación no se pegue en el fondo. Cuando la mezcla alcance el punto de hervor, se agregará la maicena, la cual para evitar que se creen grumos, debe haberse disuelto previamente en un poco de agua o leche. Igualmente, se sigue revolviendo la preparación, para evitar que se creen grumos o se queme.

En el momento en que la preparación espese, se baja del fuego, y se agregan las cerezas, apenas picadas por la mitad. Nuevamente se mezcla bien la preparación, y se coloca en una fuente, para llevar a la heladera. Cada hora que pase, se tendrá cuidado de revolver toda la mezcla, para que ella vaya obteniendo el punto de helado deseado.

Pudín de cerezas al microondas

Finalmente, también estará esta preparación, con cerezas, la cual además de deliciosa y creativa, resulta bastante práctica, puesto que ni siquiera se necesitará tener a disposición un horno para poder elaborarla. De esta manera, se tendrá entonces la necesidad de reunir los siguientes elementos: una (1) lata grande de leche condensada, es decir, de 400 gramos / una medida de leche entera de la lata de leche condensada / seis (6) huevos / una y media (1 y ½) libra de cerezas /  una (1) cucharada de harina de maíz / tres (3) cucharadas de azúcar.

Una vez se cuente con todos los ingredientes a disposición se comenzará por lavar las cerezas, para así también lavarlas y quitarles el hueso. Aparte, en una fuente o recipiente, se vierten los huevos, y se les bate hasta obtener una textura esponjosa. Llegado ese punto, se agrega la leche condensada, así como la medida de leche entera. Así mismo, se agrega la harina de maíz, y las cerezas. Se bate nuevamente, hasta obtener una medida bastante espesa.

Por otro lado, en una olla, se deberá colocar tres cucharadas de azúcar y una de agua, dejando al fuego hasta que se cree un caramelo, con el cual se untará el molde o refractaria en donde se elaborará el pudín. Esta preparación se lleva al horno microondas durante unos quince minutos, y una potencia de 900 W. Si pasado este tiempo, la preparación continúa cruda, se le permite cocinarse por unos minutos más. Se espera a que se enfríe, para llevarse a la nevera. Cuando esté totalmente frío, se desmolda la preparación.

Imagen: pixabay.com

Recetas dulces a base de cerezas
noviembre 25, 2018
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar