Recetas saladas a base de coco

Ampliar este tema:

Quizás lo más conveniente, antes de abordar algunas de las recetas saladas más populares de la web, a base de coco, sea revisar algunos aspectos sobre esta fruta, como por ejemplo su naturaleza, origen y cualidades.

El coco

De esta manera, se comenzará por decir que en el ámbito de la Botánica, se conoce con el nombre de Coco a la fruta, nacida de la palmera, conocida a su vez como cocotero, y que responde al nombre científico de Coco nucifera, al tiempo que se distingue igualmente por ser la especie de palma más cultivada a lo largo y ancho del mundo.

Así mismo, la Botánica ha descrito al Coco como una fruta que cuenta con varias capas: su corteza más exterior se distingue por ser delgada, pero sumamente dura. Debajo de ella se encuentra una corteza bastante fibrosa y gruesa. Así mismo, en el interior existe una capa dura, delgada y llena de un pelambre de color marrón, la cual presenta también tres pequeños huequitos.

De hecho, algunos autores señalan que es esta corteza marrón y peluda la responsable de que el coco sea llamado de esta manera, puesto que cuando los exploradores portugueses llevaron el coco a Europa, por primera vez, la gente asoció la imagen de esta fruta con el mítico fantasma que según las historias infantiles tenía como misión asustan a los infantes que se portaban mal, y que es conocido como el coco.

Dentro de esta corteza marrón se encuentra la pulpa, constituida por una carne blanca, aromática y dulce. Así mismo, esta pulpa resguarda el agua de coco, la cual es bastante apreciada por su sabor, así como por sus cualidades medicinales y alimenticias.

Origen del coco

Con respecto a su origen, los expertos señalan que este es un tema en discusión, pues son varios los territorios que se disputan haber sido el lugar en donde brotó por primera vez el coco. En este orden de ideas, después de la conquista, se pensó que el Coco era propio del norte de Suramérica, en específico de sus territorios costeros. Sin embargo, también hay evidencias de que en realidad el Coco pudo haber llegado al mundo, por primera vez, en los territorios del Sur de Asia, en específico en el Delta del Ganges.

Sin embargo, estos no son los únicos continentes que pudieran estar en la lista de las posibles cunas naturales del coco. De esta manera, Oceanía parece también haber sido tierra fértil para esta exótica fruta, o al menos así parecen demostrarlos los fósiles de coco, encontrados por los expertos, y que parecen datar de al menos 15 millones de años. Así mismo, existen otros territorios en Asia en donde también hay vestigios de haber sido cuna del coco.

Propiedades del coco

Además de su refrescante y dulce sabor, en las últimas décadas el coco se ha convertido en un verdadero descubrimiento para los científicos y nutricionistas, pues esta fruta cuenta con grandes propiedades nutricionales, entre las que se encuentra ser una importante fuente de Proteínas vegetales, Fibra alimenticia, Carbohidratos, Azúcares naturales y Grasas naturales, pudiendo observares de las tres que existen: saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas.

Igualmente, en el Coco pueden encontrarse una gran cantidad de vitaminas, propias del complejo B, como por ejemplo las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y B9, esta última conocida también como Ácido Fólico, por lo que entonces el Coco es visto también como un alimento bastante importante para las mujeres en estado de embarazo. Así mismo, en esta fruta pueden encontrarse grandes cantidades de vitamina C, por lo que también resulta una buena opción para mantener las defensas altas.

Por otro lado, el Coco es también visto como una importante fuente de minerales, vitales para el buen funcionamiento del cuerpo humano, entre los que se encuentran el Calcio, Hierro, Magnesio, Fósforo, Potasio y Zinc.

Así también, el Coco es una fruta que cuenta con grandes capacidades medicinales. En este sentido, la Medicina naturista considera al Coco como un gran protector del corazón, debido a su gran cantidad de Magnesio. Por igual, el Coco es tenido como una gran fuente de antioxidantes, así como una fruta con la capacidad de combatir la diabetes. Igualmente, se le reconoce por ser un antibiótico natural.

Recetas saladas a base de Coco

Sin embargo, a la hora de la comida, el Coco se posiciona como uno de los ingredientes favoritos, no sólo por sus grandes cualidades nutricionales y medicinales, sino por su delicioso sabor, que sigue ganando seguidores alrededor del mundo.

No obstante, la mayoría de las preparaciones  a base de coco, conocidas en occidente, son dulces, mientras que de este lado del hemisferio son raras y hasta exóticas aquellas recetas saladas a base de coco, aunque cada día por fortuna de los paladares occidentales, cada día se popularizan más. A continuación, algunas de estas preparaciones:

Crema de auyama con coco y jengibre

Una buena forma de incluir el coco en una receta salada, y con bastante personalidad, es esta crema, que no sólo sabrá aprovechar el rico sabor del coco, sino también su textura cremosa y aceitosa. Para cocinar esta deliciosa crema, con aromas orientales, será necesario contar entonces con los siguientes ingredientes:  una (1) libra de auyama / dos (2) cucharadas de coco rallado, no dulce / dos (2) cucharadas de coco rallado, sin endulzar / una (1) cucharadita de sal marina / una (1) cucharada de aceite de coco / una (1) cucharadita de jengibre en polvo / dos (2) vasos de agua.

Cuando se cuenten con todos estos ingredientes, será necesario entonces tomar una olla profunda, y llevarla al fuego. En ella colocar los dos vasos de agua, colocar la sal, y cuando el líquido haya alcanzado el hervor, se agregará la auyama, picada en pequeños cubitos, y sin haberle quitado su cáscara, pero teniendo el cuidado de haberla lavado muy bien. Se le permitirá hervir a esta fruta hasta tomar una textura totalmente blanda.

Llegado el momento, se retirará del fuego, y se le permitirá reposar hasta hacer tomado una temperatura ambiente. Luego se tomarán los trozos de auyama, reservando el agua en la que se cocinó. Aparte en un recipiente, se mezclarán estos trozos con medio vaso de agua, el jengibre y el coco, tanto el rallado como en polvo. Sin embargo, esta receta también admite que en lugar de usar estas dos presentaciones del coco, se podría igualmente usar cinco cucharadas de crema de coco.

Cuando se hayan reunido estos ingredientes, se verterán en la licuadora, y se procesarán hasta obtener una mezcla homogénea y también bastante espesa. Cuando se haya terminado de procesar, se tomará una olla profunda, en la que se colocará una cucharada de Aceite de coco, se sofreirá en él un poco de jengibre, y se colocará a cocinar a fuego lento la preparación que se ha licuado.

En el momento en que esta hierva, y con cuidado de que no se pegue al fondo de la olla, se bajará del fuego, y se servirá en platos hondos, decorando con unas hojitas de cilantro. No obstante, también podrían usarse hojitas de menta, las cuales combinarían también bastante bien con la frescura del coco y la contundencia del jengibre.

Ensalada de coco y zanahoria

Sin embargo, las cremas, sopas y salsas no son la única opción para incluir el coco en el menú de opciones saladas, que contienen esta exótica fruta. Un ejemplo de esto lo pueden constituir las ensaladas, como esta que combina la dulzura del coco con la de la zanahoria, conformando un delicioso plato, que de seguro también hará temblar a los parásitos y bacterias, debido al gran poder antiparasitario y antibiótico con el que cuentan ambos ingredientes.

Para preparar este delicioso plato salado a base de coco, se necesitará tener a mano los siguientes ingredientes:  media (1/2) libra de escarola / una (1) zanahoria / una (1) taza de coco rallado / cuatro (4) cucharadas de aceite de oliva, aunque también podría ser de aceite de coco líquido / una (1) cucharada de vinagre blanco / y una (1) pizca de sal marina.

Cuando se tengan a disposición todos los ingredientes, se comenzará por lavar con abundante agua las hojas de la escarola. Así mismo, se remojarán por al menos cinco minutos en un recipiente con agua y vinagre, a fin de poder eliminar cualquier bacteria, así como los restos de pesticidas que pueda tener este vegetal.

Pasado un tiempo prudente, entonces se tomarán las Hojas de la escarola, y se escurrirán para sacar los excesos de agua. Con ayuda de las manos, se trocean sobre la ensaladera, para que así la ensalada tenga un toque rústico. Acto seguido, también se procede a lavar, pelar y rallar la zanahoria, agregándosela también a la escarola.

Se agrega también el coco rallado, el cual en lo preferible debería ser fresco y no endulzado. Si se deseara un toque mucho más dulce en la ensalada se podría agregar también manzana verde rallada, así como algunas uvitas pasas. En un recipiente aparte, se coloca entonces el aceite, de oliva o coco, el vinagre blanco y la sal, se mezclan hasta obtener una preparación homogénea.

Se toma entonces el aderezo, y se agrega a la ensalada que se ha elaborado. Con ayuda de dos tenedores se mezclan los ingredientes de la ensalada, y ya está lista para servir. Esta preparación puede ser usada para acompañar carnes rojas o blancas, así también como pastas.

Imagen: pixabay.com

Recetas saladas a base de coco

Bibliografía ►

Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar