Recetas saladas a base de coliflor

La coliflor es una planta crucífera altamente nutritiva y saludable. Sin embargo su ingesta no debe ser siempre al vapor, pues con ella se pueden preparar verdaderas delicias, como por ejemplo exquisitos platos salados. No obstante, previo a abordar una exposición sobre algunos de estos platos, se revisarán algunos aspectos de esta planta de origen asiático.


Lo más reciente:

La coliflor

En consecuencia, se puede comenzar por decir que la Botánica ha descrito la Coliflor como una planta, perteneciente a la familia Brassicaceae, y la especie Brassica oleracea, que se reproduce de forma anual.

Así mismo, en cuanto a su apariencia física, la Coliflor puede ser descrita como una planta crucífera, la cual presenta una cabeza principal, de gran tamaño, denominada por lo general como masa o pella, la cual se parece bastante al brócoli, y que se distingue por ser de textura carnosa y generalmente blanca, aun cuando dependiendo de la especie se consiguen también plantas con pellas de color violeta, verde o amarillento.

Además, la pella se encuentra presentada por una serie de hojas y tallos bastante gruesos, que casi nunca se cocinan, aunque en los últimos tiempos se han defendido sus propiedades nutricionales y culinarias. Empero, la Coliflor se distingue sobre todo por su sabor dulce, fresco y un poco dulce, así como por su característico olor.

Historia de la Coliflor

En cuanto a su historia, lo primero que deberá decirse es que los especialistas consideran que la Coliflor es una planta originaria de Asia, continente en donde se cree que nació de forma silvestre en los territorios de Asia menor, al igual que en aquellas tierras en donde en épocas modernas se establecieron el Líbano y Siria.

Por igual, los historiadores han señalado que los primeros en cultivar la Coliflor fueron los egipcios, pueblo que incluyó esta planta dentro de sus cultivos hacia el siglo VI a.C. Así mismo, los romanos cultivaron coliflor, aun cuando en el mundo antiguo no era usada como alimento, sino como planta curativa.

Posteriormente, los romanos fueron los responsables de llevar la Coliflor desde el mediterráneo oriental hacia Europa, en donde se conoció en Italia, y luego en Francia. De acuerdo a las distintas fuentes, España fue una de las últimas naciones europeas en conocer esta planta, ya que la cultivó y consumió a partir del siglo XVIII.

En este sentido, América también conoció bastante tarde la Coliflor. Empero, aun cuando para el siglo XX, la Coliflor ya era conocida y consumida por todo el mundo, China –como parte del continente que lo vio nacer- seguía siendo la mayor productora.

Propiedades nutricionales de la Coliflor

Para los antiguos, la Coliflor era sinónimo de medicina, y no estaban equivocados, pues ciertamente esta planta cuenta con propiedades que inciden de forma positiva en el dolor de cabeza y la diarrea, males para los cuales era usada.

Así también, la Coliflor es entendida como una fuente de nutrientes. En este orden de ideas, los expertos han señalado que esta crucífera puede considerarse como una planta con gran cantidad de Carbohidratos, Azúcares naturales, Fibras alimenticias, Grasas naturales y Proteínas vegetales. Por igual, tiene gran cantidad de agua.

Adicionalmente, en esta planta, los científicos también han encontrado gran cantidad de vitaminas, como por ejemplo las vitaminas B1 (Tiamina), B2 (Riboflavina), B3 (Niacina), B5 (Ácido pantoténico), B6, C y E. Por otro lado, también existen, en su composición, minerales vitales para el desarrollo de ciertas funciones orgánicas, como por ejemplo Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio y Sodio.

Recetas saladas a base de coliflor

No obstante, aun cuando la mayoría de las personas reconocen la Coliflor como un alimento sano, con grandes aportes nutricionales, en realidad, estas no son las únicas razones por las cuales esta planta es elegida diariamente por miles de paladares, alrededor del mundo, ya que el sabor y versatilidad de esta crucífera tiene millones de adeptos en el mundo, siendo protagonista de deliciosos platos. A continuación, algunos de ellos:

Hamburguesa de coliflor

Bastante original y deliciosa, esta receta es ideal para demostrar que cocinar con Coliflor no tiene que ser aburrido, así como que cualquier persona vegana puede participar también de una hamburguesada.

Para preparar esta rica receta, se necesitará tener a disposición los siguientes ingredientes: una (1) libra de coliflor / media (½) taza de avena / tres (3) cucharadas de harina de maíz / dos (2) cucharadas de pan rallado / dos (2) huevos / dos (2) cucharadas de queso rallado / Sal / Pimienta / media ( ½ ) cucharadita de comino / una (1) pizca de pimienta de cayena / un (1) ajo rallado / una (1) cucharita de curry / dos (2) cucharadas de jugo de limón / dos (2) cucharadas de aceite de oliva.

Teniendo todos los ingredientes a disposición, se comenzará entonces por tomar la Coliflor, lavarla y trocearlas. Así mismo, se llevarán los trozos de la cabeza de la planta a un procesador de alimentos, donde se procesará hasta obtener un grano fino.

Hecho esto, se lleva la coliflor procesada a un recipiente hondo, en donde se agregan el resto de los ingredientes. La idea es logras hacer una masa compacta y húmeda. Se toma un sartén, se coloca un poquito de aceite de oliva, y se colocan a sofreír las hamburguesas creadas con la masa hecha con la coliflor y los otros ingredientes. La idea es bajarlas del fuego cuando se tornen doradas. Se pueden comer tanto solas como dentro de un pan, con lechuga y tomate.

Crema de Coliflor

Otra forma, ligera y deliciosa de consumir coliflor es en forma de sopa o crema, pues en realidad será una inyección de energía y sabor.

Para preparar este plato será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: una (1) coliflor mediana / un (1) puerro / una (1) cebolla morada / un (1) litro de caldo de vegetales / tres (3) cucharadas de aceite de oliva / una (1) cucharadita de mantequilla / una (1) cucharadita de vinagre de Jerez / una ramita de cebollín / Sal / Pimienta.

Reunidos todos los elementos, se procede a llevar una olla al fuego. Se agrega un chorrito de aceite de oliva, y cuando esté lo suficientemente caliente, se deberán agregar, cortados finamente, el puerro, la cebolla y el cebollín. Así mismo, se agrega la mantequilla y el Jerez, permitiendo que los vegetales se cocinen.

Cuando los vegetales comiencen a dorarse, se agregará el caldo de vegetales. Se agrega sal y pimienta, y se le permite hervir. Llegado este momento, se agrega el coliflor, y se le permite cocinar hasta que esté muy blando. Se baja la preparación del fuego, y se lleva a la licuadora, procesándolo hasta obtener una crema suave y homogénea. Se sirve, y se adorna la crema con un poquito de cilantro.

Imagen: pixabay.com

Recetas saladas a base de coliflor
julio 30, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar