Remedios naturales para combatir la rinitis alérgica

La rinitis alérgica es una condición de salud, consistente en una reacción negativa, por parte de las membranas mucosas que recubren la nariz, las cuales responden inflamándose y produciendo secreción nasal ante componentes alergógenos, tales como el polen, el polvo, algunos alimentos con alto contenido de histamina, así como a cambios de temperatura, como el frío o incluso el calor.

Tipos de rinitis

Conocida también como la fiebre del heno, esta condición inflama y afecta directamente la nariz y los ojos de la persona, produciéndose numerosos estornudos, congestión nasal, inflamación ocular, y en algunos casos fuertes dolores de cabeza o mareos. Así también, los médicos han relacionado esta condición con la aparición de cuadros de sinusitis, al igual que de pólipos en la mucosa nasal y un contado elevado de eosinófilos en la secreción de la persona. No obstante, estos síntomas sólo aparecen cuando la alergia producida en realidad tiene relación con agentes alergómenos, pues cuando tiene su origen en otros factores desconocidos y además aparece sin que existan eosinófilos, sinusitis o pólipos, los médicos prefieren hablar mejor de rinitis vasomotora.

Tratamientos médicos

Por lo general, los cuadros de rinitis alérgica suelen agudizarse durante los meses de primavera, o cuando florecen algunas plantas cuyo polen puede provocar la reacción del cuerpo, quien sintiendo estos elementos naturales como cuerpos extraños que quieren atacarlo desata el sistema inmunológico así como las barreras nasales, a fin de evitar que estas partículas ingresen al organismo a través de la nariz y los pulmones, por eso el cuerpo utiliza el estornudo y la secreción nasal, para que estos microelementos sean expulsados o queden adheridos a la secreción nasal, siendo eliminados finalmente.

De esta forma, los médicos les aconsejan a las personas afectadas por esta condición evitar zonas naturales, durante las temporadas críticas de florecimiento, así como el evitar la ingesta de ciertos alimentos que por sus componentes pueden incentivar la actividad alérgica. Igualmente, los médicos tienden a recetarle a los pacientes con rinitis alérgica la ingesta controlada de medicamentos como la cetirizina o la loratadina (antihistamínicos H1), por otro lado también los médicos recomiendan a los pacientes la toma de corticoides, medicamentos de propicien la descongestión nasal o aquellos con la propiedad de bloquear los receptores de leucotrienos. Así también, se recomienda hacer lavados nasales con solución salina, a fin de descongestionar las vías superiores, al igual que de agua salinizada, a fin de desinflamar un poco la membrana mucosa.

Remedios naturales contra la Rinitis alérgica

No obstante, también existen ciertos elementos que la Medicina Natural ha identificado como remedios efectivos contra la rinitis alérgica, y cuyo consumo parece no tener los efectos secundarios a largo plazo que sí pueden tener los remedios químicos, lo cual pensando que es una condición crónica, parece ser una opción a considerar. Sin embargo, debe tenerse siempre presente que no se pueden tomar decisiones sobre la salud sin consultar con el médico de confianza o suspender un tratamiento. De esta forma, todo elemento que se decida incorporar a la lucha contra la rinitis debe ser consultada debidamente con el médico de confianza.

Una vez aclarado este punto, se puede entonces comenzar a citar algunas de las plantas y elementos naturales que son considerados por la Medicina Naturista como los mejores remedios contra los síntomas y molestias producidos por la rinitis alérgica. A continuación, algunos de ellos:

Regaliz para desinflamar

Uno de los ingredientes naturales más recomendado por la Medicina China es el té de regaliz, el cual es un arbusto de origen oriental, altamente reconocido por sus capacidades antiinflamatorias, las cuales tienen un efecto inmediato y positivo en este tipo de condiciones. Así mismo, algunas fuentes indican que se puede suministrar a través de la succión a su raíz, aun cuando ya en estos tiempos se pueden encontrar pastillas de esta planta en las tiendas naturistas. La recomendación por parte de los expertos es consultar al médico de confianza, sobre todo si se sufre de hipertensión o ya se están tomando remedios químicos para la alergia.

Ortiga como antialérgico

En los cuadros de rinitis alérgica, casi siempre la sustancia que causa las reacciones de defensa del cuerpo es la histamina. En este sentido, los botánicos y médicos naturistas han resaltado el poder antihistamínicos que tiene la planta conocida como ortiga, la cual parece –según las fuentes naturistas- tener grandes propiedades a la hora de combatir la inflamación, la tos, la congestión nasal, entre otros factores. En este sentido la Medicina Natural recomienda ingerirla en forma de té o sopa, pero también se indica que deben tomar la precaución de usar guantes.

Polen para inmunizar

Otra de las recomendaciones naturistas para evitar los cuadros de fiebre del heno es combatir la condición con lo mismo que lo provoca. De esta forma, los médicos naturistas han señalado que ya que es el polen el que causa la alergia, la toma constante de este producto, puede reducir el nivel de reacción del organismo. Así las cosas, lo naturistas recomiendan entonces comenzar el tratamiento consumiendo un grano de polen, e ir aumentando la cantidad hasta llegar a una cucharadita, siempre y cuando no se presenten reacciones adversas. También se puede agregar la miel como un alimento cotidiano de la dieta, pues las pequeñas cantidades de polen presente en ella pueden ayudar a tener el efecto esperado, al inmunizar al cuerpo contra la alergia.

Té verde, también contra la histamina

Igualmente, la Medicina Naturista ha señalado que el té verde cuenta con una sustancia que es bastante efectiva para inhibir en el cuerpo la producción de histamina, lo cual produce un efecto directo en la disminución de los síntomas asociados con esta condición. Por lo demás, si se ingiere caliente, el calor de la infusión puede ayudar también a desinflamar y estimular la descongestión nasal, sobre todo cuando la rinitis es causada por el frío.

Cúrcuma contra la alergia

Finalmente, otro de los más reconocidos componentes naturales que pueden ser usados contra la alergia es la cúrcuma, la cual cuenta con elementos que bloquean la producción y absorción del anticuerpo inmunoglubulina E, lo cual evita que se presenten los cuadros alérgicos. En este sentido, aun cuando se puede tomar en forma de infusión, acompañado de otras plantas medicinales, los médicos naturistas señalan que si se incorpora la cúrcuma como un ingrediente cotidiano de sopas, arroces, guisos, entre otros, se le estará dando al cuerpo la oportunidad de contar de forma constante con un antialérgico que no causará efectos negativos en el organismo.

Imagen: pixabay.com

Remedios naturales para combatir la rinitis alérgica
junio 30, 2016

Ver más Artículo al azar