Remedios naturales para el cólico menstrual

A pesar de que la mayoría de las mujeres, en edad reproductiva, mes a mes experimentan la llegada del ciclo menstrual, el cual sucede después de la ovulación, siempre y cuando el óvulo no haya sido fecundado, pocas en realidad llegan a acostumbrarse a este proceso, mediante el cual el cuerpo expulsa en forma de sangre las células epiteliales que se desprenden del útero, una vez que no ha ocurrido el embarazo.

Lo más reciente:

Dolores menstruales

Y es que pese a ser un proceso totalmente natural, el cambio hormonal y las situaciones físicas que lo conforman pueden originar sensaciones y situaciones para nada cómodas para la mujer, llegando incluso a ser dolorosas. En este sentido, existen ciclos menstruales que van desde simples molestias hasta dolores insoportables, que requieren de fuertes calmantes, lo cual además depende en realidad de cada mujer y su organismo. Afortunadamente no es la mayoría la que debe enfrentarse a estos difíciles períodos menstruales, siendo la menstruación un proceso físico que no interfiere en el normal desarrollo de las actividades de la mujer.

 Cólicos menstruales, remedios naturales

No obstante, para aquellas mujeres que días previos o durante el desarrollo de su menstruación experimentan, en mayor o menor grado, fuertes dolores, existe siempre una alternativa –indicada por su ginecólogo o médico de confianza- que puede servir para aliviar estos molestos síntomas, y que casi siempre está compuesta por la toma de analgésicos o antiinflamatorios que vengan a aliviarlos.

Sin embargo, no todas las mujeres gustan de tomar fármacos, o incluso puede suceder que los dolores aparezcan en circunstancias u horas en donde la persona no puede tener acceso a medicinas que alivien su padecimiento, por fortuna existen también una serie de remedios y procedimientos naturales que pueden ser aplicados, a fin de disminuir la presión, inflamación, molestia y dolor que pueden constituir los cólicos menstruales. A continuación, algunos de estos tratamientos:

Bolsa de agua caliente

Uno de los recursos más populares para enfrentar el dolor de vientre es el calor, el cual –según la opinión de los expertos- debe ser aplicado directamente en la zona afectada, para lo cual se deberá usar una bolsa de agua caliente, aun cuando también puede funcionar una bolsa terapéutica de semillas, previamente calentada. Lo importante, es que la mujer afectada tome una posición horizontal, la cual le permita a su cuerpo relajarse, y coloque sobre su vientre, con cuidado de no quemarse, la bolsa de agua caliente, a fin de que el calor actúe relajando los músculos y órganos.

Un buen descanso

Aunque en ocasiones las tareas laborales y las exigencias domésticas pueden impedirlo, en realidad, uno de los mejores calmantes para el dolor menstrual es el descanso, puesto que el cuerpo al encontrarse de forma horizontal tiende a relajarse, mientras que el sueño ayuda también a superar el malestar. En consecuencia, si el dolor menstrual es muy fuerte, lo mejor será que la mujer guarde la mayor cantidad de reposo mientras pasa la parte más dolorosa del proceso.

Infusiones contra la inflamación

Así mismo, para aquellas mujeres que gustan de la toma de infusiones, la manzanilla puede ser una opción ideal a la hora de combatir un dolor de vientre, pues esta planta cuenta con importantes cualidades antiinflamatorias y analgésicas, por lo que su ingesta durante un cuadro de cólico menstrual puede resultar beneficioso, pues además la manzanilla resulta también un importante relajante, lo cual se traduce también en beneficios para el cuerpo de la mujer. Otras de las opciones que pueden tener las mujeres con cólicos menstruales es el té de jengibre, el té de albahaca y el de canela, ambos con cualidades antiinflamatorias y antiespasmódicas.

Ducha caliente

Igualmente, una ducha con agua caliente puede resultar bastante beneficiosa para combatir el dolor menstrual, puesto que el calor del agua ayudará al cuerpo a desinflamarse y también a relajarse, haciendo que el dolor retroceda. Igualmente, las duchas de agua caliente pueden provocar que la mujer la predisposición al descanso, lo cual también hará que el dolor se atenúe.

Leche y cebolla para el dolor

Aunque no todas las mujeres gustan de esta preparación, algunas fuentes naturistas indican que la combinación de la leche caliente con cebolla puede generar en el cuerpo el alivio de dolores y la relajación de los músculos, sirviendo por ende para el dolor menstrual. En este sentido, algunas fuentes recomiendan también que esta preparación sea ingerida –a fin de hacerla más apetitosa- en forma de changua, plato típico colombiano en base a leche, cebolla, pan, queso y huevo, lo cual además de nutritivo puede ayudar a la mujer a superar el cólico menstrual.

Ejercicio

Finalmente, y aunque puede resultar sorprendente, puesto que la mujer afectada por un dolor menstrual lo que menos quiere es moverse, el ejercicio físico  en lugar de empeorar la situación, en realidad, la mejora, haciendo que los músculos se relajen, el cuerpo tome de nuevo energía, el dolor de vientre mejore y la mujer se sienta mucho mejor. En consecuencia, el ejercicio es necesario, tanto para reducir el dolor menstrual, como para evitarlo, puesto que algunos estudios han demostrado que las mujeres que hacen ejercicio regularmente son por lo general menos propensas a padecer de cólicos menstruales.

Imagen: pixabay.com

Remedios naturales para el cólico menstrual
febrero 28, 2017

Ver más Artículo al azar