Remedios naturales para el hipo

En el ámbito médico, se conoce con el nombre de hipo a la contracción involuntaria del abdomen, la cual es siempre acompañada por la emisión de aire y de un sonido particular, que constituye el rasgo más popular de esta situación.

Causas del hipo

Aun cuando pueden existir ataque de hipo verdaderamente intensos, tanto en duración como en la fuerza y frecuencia de las contracciones abdominales, en realidad el hipo no es una condición que coloque en riesgo la vida, y por lo general tiende también a durar bastante poco, y desaparecer sin dejar ningún tipo de consecuencias, más allá de los comentarios.

Sin embargo, a pesar de que el común denominador conoce las características y forma de desarrollarse del hipo, en realidad no todo el mundo es consciente de las causas que se esconden detrás de una situación que resulta bastante graciosa para algunos. De esta forma, entre las principales causas de esta contracción involuntaria del diafragma se encuentran las siguientes:

  • Haber ingerido grandes cantidades de comida o líquido.
  • Consumir en exceso bebidas alcohólicas.
  • El tabaquismo también se encuentra relacionado con la incidencia del hipo.
  • El estrés.
  • Las comidas o alimentos en exceso picantes.
  • La alteración o excitación repentina.
  • Los ataques de risa o llanto.
  • En casos muy específicos, algunos tipos de accidentes cardiovasculares pueden reflejarse en ataques de hipo.
  • Los cambios fuertes de temperatura ambiental también están asociados a la aparición de ataques de hipo.

Remedios caseros para el hipo

De esta manera, aun cuando son varias las situaciones señaladas por la Medicina como causantes directos del hipo, en realidad no existe un conocimiento claro de por qué sucede, aun cuando sí se tenga tranquilidad sobre su inocuidad sobre el ser humano, a excepción de algunos casos aislados, en donde el ataque de hipo trasciende los primeros minutos, para convertirse en una situación que sí requiere una consulta médica, para que el profesional de Medicina descarte cualquier otra causa subyacente.

Sin embargo, más allá de que no sea incapacitante o peligrosa por sí misma, el hipo no deja de ser una experiencia no del todo cómoda, de la cual se desea salir lo antes posible, pues además causa cierta curiosidad social, por lo que a lo largo de la historia cada generación ha aportado su forma natural de lidiar contra esta contracción, a fin de volver a la normalidad lo antes posible. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

Remedios naturales para la ciática Es probable que lo más conveniente, antes de avanzar sobre los distintos remedios caseros o naturale...
Remedios naturales para el lumbago Quizás una de las dolencias que más ausencias laborales y consultas al médico provoca sea el lumbago...
Propiedades curativas de la remolacha Conocida como remolacha, así como por otros sustantivos populares como batabel o acelga blanca, este...

Sustos

A pesar de que pareciera una creencia popular sin base, en realidad el asustar a un individuo mientras experimenta un ataque de hipo no parece estar tan fuera de orden, puesto que algunos autores señalan cómo cuando la persona es sometida a una situación que encienden sus mecanismos de alerta, y libera algunas sustancias, como por ejemplo la adrenalina, la cual se cree tiene la capacidad de acabar con el ataque de hipo. Otros, piensan en cambio que el susto hace que la respiración cambien de ritmo, lo cual puede repercutir en la supresión de esta condición.

Agua

Por su parte, otras creencias populares hablan de la necesidad de tomar agua fría y sin respirar para suspender el hipo, siempre y cuando este no haya sido causado por exceso de alimentación o bebida. Sin embargo, algunas fuentes indican que no es el agua o la temperatura de esta lo que ocasiona que el hipo se detenga, sino que cuando el individuo toma el agua sin respirar logra relajar el diafragma, así como reiniciar la respiración, lo cual trae como consecuencia el cese del ataque de hipo.

Bolsa de papel

En este sentido, la respiración y su ritmo pueden estar también detrás del tratamiento contra el hipo, que sugiere que toda vez que se quiera poner fin a uno de estos episodios, se respire profundamente en una bolsa de papel. Las razones detrás del éxito de este método puede residir en el hecho de que cuando una persona respira en este objeto, calma su ritmo de respiración, lo cual conduce a una calma del diafragma, así también está calentando el aire que circula por sus pulmones, lo cual puede ayudar también a sobrepasar el hipo.

Falsos estornudos

Por otro lado, algunas fuentes señalan que el fingir estornudos, o incluso la tos puede ayudar a que el diafragma se relaje y cese la contracción. De esta forma, estos autores señalan que en el momento en que se presente un ataque de hipo, se pruebe con toser o estornudar de mentira, a fin de cesar el movimiento involuntario del abdomen. Otro método que parece también rendir frutos es el fingir que se bosteza.

Shock de limón

Finalmente, entro algunos de los métodos naturales para combatir el hipo se encuentra aquel que dice que el meterse en la boca una rodaja de limón puede acabar de inmediato con un ataque de hipo. La razón científica de esto puede recaer en el hecho de que al colocar una rodaja de limón en la boca, se activan una serie de papilas gustativas, acción que produce que el organismo se centre en esta sensación, relajando en consecuencia el músculo que estaba contrayéndose.

Imagen: pixabay.com

Remedios naturales para el hipo
diciembre 18, 2017