Remedios naturales para la bronquitis

Quizás lo más conveniente, previo a aproximarse a algunos de los remedios y tratamientos que la Medicina naturista suele recomendar en caso de Bronquitis, sea revisar de forma breve la naturaleza de esta enfermedad, así como sus síntomas y causas, con el fin de poder entender cada uno de estos remedios caseros y naturales, dentro de su contexto preciso.

¿Qué es la bronquitis?

En este sentido, se comenzará por decir que la Medicina define la Bronquitis, básicamente, como una inflamación e irritación, localizadas en los bronquios, definidos a su vez como las principales vías respiratorias, y que son producidas por una infección, que invade esta región del aparato respiratorio, causando graves molestias, y en algunos casos complicaciones mayores, que pueden colocar en riesgo la vida de la persona.

Síntomas de la Bronquitis

Así mismo, esta enfermedad o infección respiratoria cuenta con una serie de síntomas, de los cuales el más relevante es la tos con flema y las silibancias de pecho que produce. No obstante, existen otras señales, que pueden ayudar al profesional médico a diagnosticar la Bronquitis. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

  • Además de la flema y las silibancias, la tos que produce la Bronquitis se caracteriza por extenderse a tres semanas o más.
  • Dependiendo del grado de irritación que produzca la Bronquitis, también se pueden presentar expectoraciones acompañadas de sangre.
  • Así también, la irritación y la inflamación puede afectar igualmente la garganta, produciendo entonces dolor de garganta.
  • Finalmente, la Bronquitis, en caso de contar con condiciones cardíacas o pulmonares preexistentes, puede agravar estas situaciones.

Tratamiento de la Bronquitis

Por lo general, una vez que el Médico ha determinado que existe una Bronquitis indica un tratamiento, en donde los pilares son descanso y la ingesta de algunos medicamentos desinflamatorios, no esteroides, que ayudarán a reducir la inflamación en las vías respiratorias. De esta forma, los síntomas y la infección en sí no debería superar las tres o cuatro semanas, desapareciendo poco a poco. A este tipo de Bronquitis, la Medicina la conoce como Bronquitis aguda.

No obstante, también puede suceder que los síntomas de la Bronquitis no disminuyan pese a los medicamentos y el tratamiento, llegando a durar incluso meses. En este tipo de casos, el Médico declara la existencia de Bronquitis crónica. Sin embargo, esta situación suele ser menos frecuente, o al menos solo desarrollarse en pacientes predispuestos, como por ejemplo sucede con aquellas personas fumadoras, o que viven en ambientes donde existe mucha contaminación del aire.

Además de su extensión en el tiempo, es decir, su evolución de aguda a crónica, la Bronquitis puede degenerar igualmente Neumonía, condición que suele ser identificada como la complicación más común que puede sufrir esta condición bronquial, y que consiste en la expansión de la infección, la cual pasa de los bronquios a los pulmones, haciendo que estos se irriten, inflamen y llenen de líquido, lo cual compromete seriamente la respiración y salud del paciente.

Empero, esta complicación suele verse con mayor frecuencia en adultos mayores, fumadores o personas con compromiso inmunológico. Generalmente, la Neumonía es tratada ambulatoriamente, con antibióticos, como la amoxicilina u oxitetraciclina, y solo se recomienda hospitalización cuando el Médico observa que la infección es muy grave, o la vida de la persona puede estar comprometida, situación que suele suceder en niños muy pequeños, personas mayores, o individuos que tengan otras enfermedades o condiciones subyacentes.

En cuanto a la Bronquitis no existe un medicamento como tal. Por lo tanto, el Médico busca que la persona descanse, se mantenga hidratada, y en la medida de lo posible se mantenga alejada de sustancias irritantes como el humo o el cigarrillo. Igualmente, la Medicina cree que el uso de medicamentos mucolíticos pueden ayudar a reducir la flema y congestión, producidas por la infección, ayudando al cuerpo en su recuperación.

Remedios naturales para la Bronquitis

Así como existe un protocolo médico a aplicar en caso de determinarse Bronquitis aguda, o crónica, la Medicina naturista también ha indicado una serie de tratamientos, que pueden ser aplicados en estos casos, para ayudar al cuerpo a superar la infección, y que por su puesto deben contar con plena aprobación por parte del Médico tratante, y en ningún caso sustituir el tratamiento indicado por este profesional. Entre los remedios naturales o caseros más populares por su efectividad se encuentran los siguientes:

Té de miel, limón y jengibre

Uno de los remedios naturales más populares contra la Bronquitis, que se puede encontrar en los portales sobre Medicina naturista es la infusión de jengibre y limón, endulzada con miel. De acuerdo a quienes recomiendan la toma de esta preparación como coadyuvante en el tratamiento de infecciones respiratorias, estos ingredientes cuentan por separado con grandes propiedades antisépticas y antibióticas, por lo que su uso se encuentra relacionado con la disminución de la infección, así como con el alivio de la irritación.

Para preparar este remedio casero, será necesario colocar en una olla una taza de agua al fuego. Cuando haya hervido, se agregará una cucharadita de raíz de jengibre rallada, el jugo de medio limón y una cucharada de miel de abejas natural. Se remueve un poco, y se toma caliente. Quienes recomiendan este remedio, aconsejan también que se tome al menos tres veces al día durante los tres primeros días.

Cebolla morada y miel

Otro de los remedios recomendados en caso de Bronquitis, tanto aguda como crónica, es la infusión de cebolla morada y miel, pues la primera cuenta con propiedades mucolóticas, lo cual ayudará a la descongestión, mientras que la segunda tiene cualidades antisépticas, que apoyarán al cuerpo en su lucha contra la infección.

Para preparar esta infusión será necesario colocar en una olla al fuego una taza de agua, y dejarla hervir. Cuando esto suceda, se deberá colocar la cebolla morada, cortada en trozos, y dejarla cocinar al menos diez minutos, a fin de que suelte su esencia, y el agua tome su color. Seguidamente, se bajará del fuego, se colará directamente en una taza, y se le agregará una cucharada de miel de abejas. Este remedio –de acuerdo a quienes así lo prescriben- debe ser tomado igualmente tres veces al día, sobre todo en ayunas.

Cebolla blanca y ajo

Pese a que la cebolla morada es la que más fama de mucolítico tiene, la cebolla blanca también cuenta con estas propiedades. Por otro lado, el ajo es conocido por la Medicina naturista como un elemento con grandes cualidades antibióticas. De esta manera, una combinación de cebolla y ajo puede resultar de gran ayuda en el tratamiento de la Bronquitis, entre otras infecciones respiratorias.

Para usarlo en este sentido, la mayoría de los portales de Medicina naturista señalan que lo mejor será triturar media cebolla y un diente de ajo en un mortero, para poder extraer sus jugos. Luego con ayuda de una cucharada consumir esta pasta de cebolla y ajo en ayunas. Así mismo, la Medicina naturista ha señalado que incorporarlos como parte de la dieta hará que también se incentive la curación en caso de haber contraído esta infección.

Sopa de pollo y arracacha

Otro de los alimentos naturales que pueden ayudar en casos de gripe o Bronquitis es la sopa de pollo y arracacha, pues ambos elementos tienen propiedades mucolíticas y antihistamínicas. Así mismo, para que esta sopa surta mayor efecto, se le podrán colocar otros ingredientes de cualidades antisépticas y antibióticas.

Para prepararla será entonces necesario reunir los siguientes ingredientes: una (1) pechuga de pollo / una (1) rama de apio / un (1) puñado de perejil / un (1) puñado de cilantro / una (1) cebolla morada / un (1) diente de ajo / cuatro (4) arracachas / una (1) cucharada de aceite de coco / Sal. Reunidos todos los elementos, se procederá a colocar agua en una olla grande y llevarla al fuego. Cuando comience a calentarse, se agregará el tallo de apio cortado en pedacitos pequeños, y una cucharadita de sal.

Así mismo, al hervir, se deberá agregar la pechuga de pollo con su hueso. Se procederá entonces a lavar, pelar y picar en cuadritos pequeños la arracacha. Se agrega a la preparación, y se pican las hojas del apio, el perejil y el cilantro muy finamente, así como la cebolla morada, y se agrega a la sopa. Por otro lado, en un sartén, se coloca en una sartén una cucharada de aceite de coco, y en él se sofríe el ajo rallado. Cuando esté por dorarse el ajo, se agregará a la sopa, la cual se deja hervir hasta que la arracacha esté a punto de puré, y el pollo se desprenda solo del fuego. Esta sopa se puede tomar de esta forma, o también se puede procesar, y servir como crema. 

Vaporizaciones de aceite de sándalo

De igual forma, la Medicina naturista ha resaltado las grandes propiedades desinflamatorias que tiene el Aceite de sándalo, y que pueden resultar de mucha ayuda en caso de sufrir Bronquitis. En consecuencia, los portales que recomiendan este remedio señalan que lo mejor será adquirir el aceite de sándalo en una tienda naturista. Luego en casa, se hervirá un poco de agua, hasta que suelte mucho humo.

En ese momento se retirará del fuego, se agregarán ocho gotas de aceite, y se procurará respirar el vapor por al menos dos minutos. Así también, los portales de Medicina naturista recomiendan repetir este tratamiento al menos tres veces al día.

Imagen: pixabay.com

Remedios naturales para la bronquitis
mayo 20, 2018
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar