Remedios naturales para la hipotensión

Quizás lo mejor, antes de abordar algunos de los principales tratamientos y remedios naturales, que las distintas fuentes alternativas consideran pertinentes en caso de Hipotensión, sea revisar de forma breve la propia definición de esta afección, a fin de poder entender cada procedimiento en su justo contexto.

La hipotensión: síntomas y causas

En este sentido, se puede comenzar por decir que la Medicina ha definido la Hipotensión –de forma general- como la condición consistente en una presión arterial baja, que se mantiene en estos niveles de forma constante, haciendo que los bajos latidos del corazón hagan que la sangre encuentre más difícil su tarea de circular a través de importantes órganos como el corazón, el cerebro, y en realidad todo el cuerpo, trayendo como principales consecuencia la falta de oxigenación, mareos e incluso desmayos.

En cuanto a los principales síntomas –pese a que puede mantenerse silente durante sus primeras etapas- se encuentran una sensación constante de falta de energía o fatiga, tono pálido de piel, mayor necesidad de dormir, sueño intranquilo, menor resistencia física, apatía, mayor disposición a padecer frío, en especial es las extremidades, tendencia a aumentar de peso debido al sedentarismo que se va adquiriendo debido a la fatiga. De tal forma, aun cuando la persona no experimente desmayos o mareos con frecuencia, si se encuentra afectada por la hipotensión, con el tiempo empezará a ver cómo estos síntomas se presentan de forma más frecuente.

Así mismo, la Medicina ha determinado que entre las principales causas de Hipotensión se encuentran los factores hereditarios, puesto que si la madre sufre de hipotensión es muy posible que la hija –puesto que esta afección se caracteriza por su incidencia en mujeres jóvenes y de bajo peso- también la padezca.

No obstante, la Medicina considera que existen también otras causas, como por ejemplo algunos medicamentos como por ejemplo los diuréticos, los vasodilatadores, algunos antidepresivos y ciertos antihipertensores, así también como algunas enfermedades que tienen la hipotensión como uno de sus síntomas, y entre los que se encontrarían el Hipotiroidismo, afectaciones en la hipófisis, la falta de sal o sodio en el organismo o algunas insuficiencias cardíacas, entre otras. Así mismo, la Medicina ve en algunos padecimientos como las várices o cierto deterioro neuronal también causas de la hipotensión.

Por otro lado, más allá de ser un padecimiento un poco molesto, en realidad, la Medicina advierte que no es un trastorno que coloque en riesgo inminente la vida humana, sino que por el contrario, más allá de estas molestias, puede en realidad convertirse en un factor que proteja el sistema cardiovascular de algunas enfermedades surgidas por la afección contraria: la hipertensión, la cual en realidad sí coloca en peligro la salud. Sin embargo, como la Hipotensión puede ser también síntoma de un padecimiento principal corresponde al médico tratante hacer los chequeos, exámenes y diagnósticos necesarios para establecer qué es lo que sucede en el cuerpo del individuo.

Remedios naturales para la Hipotensión

De igual forma, las diferentes fuentes médicas señalan que en realidad no existe un tratamiento como tal indicado en caso de Hipotensión, puesto que la medicina suele intervenir solo cuando los síntomas causados por esta afección producen un malestar o dolencia en el cuerpo de la persona afectada. En tal sentido, estos procedimientos irían dirigidos básicamente a procurar el aumento en la presión arterial, logrando que el individuo supere el malestar, tratamientos que por su puesto deben ser proporcionados con total aprobación y vigilancia del médico.

Empero, en materia de presión arterial –tanto baja como alta- no siempre los tratamientos deben ser de origen químico, encontrándose varios procedimientos que pueden seguirse a la hora de procurar que el individuo logre aumentar su presión, haciendo entonces que supere los mareos o decaimientos que puede sufrir por un cuadro de Hipotensión, remedios y tratamientos que pese a ser naturales requerirán igualmente aprobación por parte del médico tratante. A continuación, algunos de ellos:

Mantener una correcta hidratación

Por lo general se conoce el agua como el elemento vital, afirmación que no está alejada de la realidad, puesto que el cuerpo humano necesita del agua para la correcta función de sus órganos, de los cuales el corazón forma parte. En relación a esto, algunas fuentes naturistas han señalado que la deshidratación puede contribuir a aumentar el malestar en caso de sufrir de hipotensión, o incluso ocasionarla en cuadros muy intensos. De esta manera, tomar hasta ocho vasos de agua al día puede ayudar a mantener el corazón sano, así como unos niveles de presión arterial adecuados.

El café, una opción para la hipotensión

Otro elemento –por supuesto no tan inocuo como el agua- es el café, el cual según señalan algunas fuentes de Medicina alternativa podría ayudar al corazón a acelerar su ritmo, permitiendo entonces que este bombee sangre al cuerpo con más fuerza, lo cual traería como consecuencia inmediata un aumento en los niveles de hipotensión. No obstante, estas mismas fuentes aseguran que en realidad este es un efecto inmediato y transitorio de esta sustancia estimulante, por lo que aun cuando puede fungir como un remedio de emergencia –al igual que el té- en realidad no presenta una solución a mediano o largo plazo, o mucho menos un elemento que pueda conducir a la corrección de este padecimiento.

Sal: aumento de la presión arterial

Así como las personas con Hipertensión tienen la indicación expresa de eliminar el salero de la mesa, así como de regularlo lo más que se pueda en la cocina, los individuos afectados con hipotensión quizás pueden recibir la indicación contraria. En este sentido, puede que uno de los tratamientos señalados por el médico de confianza sea un aumento razonable en la cantidad de sal que se consume, lo cual debe hacerse con supervisión médica constante, a fin de evitar daños cardíacos importantes. Así mismo, durante un mareo o síntoma de la Hipotensión, existen fuentes que señalan que una buena manera de superar el malestar es colocar una pisca de sal en la punta de la lengua, lo cual ayudará a mejorar la sensación de mareo.

Palito de regaliz para la hipotensión

Entre algunas de las plantas que cuentan con la propiedad natural de aumentar la tensión o presión arterial es el Regaliz, hecho por el cual las personas que sufren de Hipertensión la tienen prohibida. Para usarla con el propósito de combatir la hipotensión, sobre todo cuando esta causa frecuentes mareos o desmayos, se puede masticar, o incluso tomar en forma de infusión, elaborada en proporciones de una taza de agua por cada cucharadita de regaliz. Otra buena opción es el cargar en la cartera o pertenencias un palito de regadiz, el cual se puede masticar de vez en cuando durante el día, siempre bajo la supervisión de un médico naturista, que decida cuál es la dosis en que debe usarse esta planta.

Masajes

Por último, algunas fuentes alternativas indican que otra forma natural de corregir la hipotensión puede ser la de hacer un masaje con un cepillo para cabello –o un cepillo especial para masajes- directamente sobre el pecho, justo en donde se encuentra ubicado el corazón. Este masaje deberá ser hecho igualmente con movimientos que vayan del corazón hacia el cuerpo, pues de acuerdo a quienes así aconsejan este tratamiento esto ayudará a fomentar una buena circulación y una presión arterial adecuada. Entre otras de las recomendaciones para las personas con hipotensión será la de practicar hidroterapia y ejercicios cardiovasculares.

Imagen: pixabay.com

Remedios naturales para la hipotensión
febrero 21, 2018

Ver más Artículo al azar