Remedios naturales para las hemorragias nasales

Dentro de la terminología médica, se conoce con el nombre de hemorragia nasal a la emisión de sangre por parte de las mucosas nasales, la cual tiene su causa, principalmente en la ruptura de los vasos sanguíneos la que conforman.


Lo más reciente:

Precauciones sobre las hemorragias nasales

En este sentido, las distintas fuentes médicas son enfáticas en señalar que por lo general las hemorragias nasales se producen debido a resequedad o maltrato de la mucosa nasal, la cual cuenta con vasos sanguíneos de gran tamaño, los cuales son de fácil ruptura. Siendo entonces hemorragias producto de lesiones superficiales, estas son de fácil control, y de corta duración, puesto que por más que se produzcan hacia la parte superior de la nariz, bastará algunos minutos y el debido reposo para que la hemorragia se detenga por sí misma.

Sin embargo, existen un tipo de hemorragias nasales las cuales pueden ser síntoma de afecciones un poco más graves, y que deben considerarse como señal de alarma, sobre todo cuando se encuentran asociadas a fuertes golpes, accidentes o incluso dolores de cabeza. Al respecto, algunas fuentes han señalado que en ocasiones, el sangrado de nariz después de un fuerte golpe en la cabeza puede ser sinónimo de una fractura de cráneo. Igualmente, si esta situación sucede después de un fuerte golpe en la cara, podría indicar una fractura de nariz.

Por otro lado, en algunos casos, sobre todo cuando la hemorragia nasal sucede durante un cuadro de fuerte dolor de cabeza, este puede ser síntoma también de una subida de tensión peligrosa, o incluso un derrame cerebral. No obstante, habrá otras señales a considerar, como por ejemplo el comportamiento de la persona, o la capacidad muscular o neurológica.

Remedios naturales para las hemorragias nasales

No obstante, por lo general, los sangrados de nariz suelen ser benignos, y ocasionados por deterioro de la membrana mucosa, por lo que el reposo y la lubricación de esta frenará la emisión de sangre, al tiempo que podrá prevenir un nuevo episodio. Empero, además de estas dos recomendaciones, la Medicina naturista ha observado otros tipos de métodos y elementos que pueden ayudar a evitar que se produzcan o repitan estas hemorragias. A continuación, algunos de ellos:

Inclinación y presión

Uno de los remedios naturales más recomendados en caso de que sobrevenga un sangrado nasal es el sentarse e inclinarse hacia adelante, mientras se presiona la parte blanda de la nariz con la punta de los dedos pulgar e índice. De acuerdo a quienes así recomiendan este método, la inclinación del cuerpo evitará que la sangre se vaya hacia la garganta, poniendo en riesgo de ahogo a la persona. Así mismo, la presión propiciará el cierre de los vasos sanguíneos que se han roto, deteniendo el sangrado.

En caso de que la hemorragia ocurra después de un fuerte golpe, se deberá proceder de igual manera, para evitar que la persona se ahogue, e intentar detener el sangrado, pero teniendo sumo cuidado al manipular la cabeza. De igual forma, se deberá tener especial atención en procurarle a la persona la atención médica necesaria.

Aplicar hielo

Así también, otro de los métodos naturales o caseros más populares a la hora de abordar una hemorragia nasal será aquella basada en aplicar frío local, a través de una bolsa de gel frío o incluso de hielo, procurando que el frío no produzca ningún tipo de quemadura en la piel. La razón detrás de la efectividad de este método radica en la capacidad del frío de contraer los vasos sanguíneos, lo cual puede traducirse en una disminución o cese del sangrado.

En el caso de que la hemorragia ocurra en niños pequeños, quienes se nieguen a dejarse colocar el hielo, una buena alternativa podrá ser el darles un helado, lo cual también enfriará la zona afectada, produciendo igualmente que los vasos sanguíneos se cierren, deteniendo el sangrado, o previniendo un nuevo episodio.

Limón contra la hemorragia

Aun cuando la forma más segura de evitar el sangrado nasal es mantener lubricada la mucosa, en caso de que este suceda, y mientras se comienza un tratamiento dirigido a evitar que ocurra nuevamente, puede que los esfuerzos también deban dirigirse a cerrar las heridas causadas por el maltrato de esta capa de piel.

Al respecto, las fuentes especializadas en Medicina naturista han señalado que el limón cuenta con grandes cualidades astringentes y cicatrizantes, por lo que en caso de que suceda una hemorragia nasal, se deberán aplicar algunas gotas de limón sobre la mucosa nasal. Para esto, un buen método puede ser humedecer un algodón con zumo de limón, y luego de pasado el sangrado, introducirlo en la nariz, para así prevenir una nueva hemorragia, e incluso evitar una posible infección. La aplicación de esta sustancia debería ser mínimo de veinte minutos.

Vinagre de manzana, cauterizante natural

Otro de los ingredientes aconsejados en caso de que ocurra un sangrado nasal y quiera evitarse que regrese es el Vinagre de manzana, sustancia reconocida por su gran capacidad cauterizante, antiséptica y cicatrizante. Al igual que se hace con el limón, en el caso de que se haya decidido usar el vinagre de manzana, bastará con humedecer una gasa o un algodón con esta sustancia, haciendo posteriormente un tapón en la nariz, el cual deberá dejarse actuar por unos veinte minutos.

Sin embargo, en caso de que el sangrado persista, sea abundante o haya sobrevenido después de un accidente o malestar físico se deberá acudir de inmediato a un médico, quien es el que tiene la capacidad para atender, remediar y diagnosticar la situación detrás de esta afección.

Imagen: pixabay.com

Remedios naturales para las hemorragias nasales
enero 26, 2018

Ver más Artículo al azar