Remedios para agallones

Se puede definir como agallones a un americanismo o palabra propia de América con la cual la cultura popular suele nombrar tanto las inflamaciones de gargantas y amígdalas, así como a las úlceras y llagas que pueden producirse a razón de ciertas infecciones, como por ejemplo la faringoamigdalitis.


Lo más reciente:

Síntomas de los agallones

De esta forma, los agallones cuentan dentro de sus síntomas con dolores agudos del área afectada, inflamación de importancia y úlceras producidas sobre la mucosa que recubren las amígdalas y otras zonas de la garganta. Sin embargo, este tipo de lesiones no son una enfermedad en sí, sino un síntoma de una diversidad de infecciones y enfermedades, que tienden a afectar la zona de la garganta.

Remedios para los agallones

Igualmente, estas infecciones así como los agallones y demás síntomas son bastante comunes en los niños entre 3 a 5 años, y aun cuando desaparecen en corto tiempo, después de suministrar la medicina dictada por un profesional de la Medicina, la sabiduría popular y la medicina alternativa identifican algunos compuestos naturales que pueden coadyuvar a sanar la mucosa de la garganta, así como a reducir el dolor y la inflamación. A continuación, algunos de los remedios naturales más recomendados a la hora de combatir agallones y demás infecciones:

Aceite y miel contra los agallones

Uno de los remedios naturales más recomendados en los manuales de medicina alternativa está constituido a base de miel, aceite de oliva y sal. En este sentido, los naturistas señalan que la miel cuenta con propiedades antisépticas, así como antiinflamatorias. Así mismo, la sal cuenta con propiedades que pueden contribuir a la rápida cicatrización de las partes afectadas. Por su parte, el aceite de oliva cuenta también con propiedades que aceleran el proceso de regeneración cutánea. Para su preparación, se recomienda preparar una mezcla en base a los siguientes elementos y cantidades:

  • Una (1) cucharadita de miel de abejas.
  • Una (1) cucharadita de aceite de oliva.
  • Una (1) pizca de sal.

Una vez se cuenten con todos los ingredientes, se deberá disponer de un recipiente limpio, para proceder a mezclarlas. La medicina alternativa aconseja hacer gargarismos con esta preparación, al menos tres veces al día, a fin de poder aprovechar sus distintas propiedades desinflamatorias, antisépticas y cicatrizantes, las cuales –según las fuentes alternativas- ayudarán a reducir la infección y a regenerar el tejido de la mucosa.

Ajo contra la infección

Por otro lado, algunas fuentes recomiendan como un buen remedio para los agallones algunos productos naturales que coadyuven a reducir rápidamente la infección que causa el cuadro de salud que puede llevar a la formación de estas lesiones. Entre ellos destaca el ajo, alimento que de acuerdo a los distintos trabajos especializados en salud alternativa cuenta con altas propiedades antibióticas, siendo de gran utilidad a la hora de combatir infecciones. Así mismo, el retroceso de la infección traería por ende la reducción inmediata de la inflamación, proceso orgánico relacionado estrechamente con los procesos infecciosos. De acuerdo a los distintos métodos naturistas se aconseja tomar en ayunas un diente de agua y un vaso de agua. Según algunas fuentes este tratamiento surtirá efecto a los pocos días.

Limón y bicarbonato contra los agallones

Otra de las preparaciones que pueden ayudar al cuerpo a combatir la infección que produce el dolor, inflamación y lesiones, es aquella preparada a base de limón y bicarbonato, pues estos dos elementos cuentan con las propiedades antisépticas necesarias, para constituirse como un antibiótico natural. Para prepararlo, será necesario contar con los siguientes elementos:

  • Un (1) limón
  • Un (1) vaso de agua
  • Una (1) cucharadita de bicarbonato

Cuando se tengan todos los ingredientes a disposición, se deberán exprimir el jugo del limón, verterlo en el vaso de agua y combinarlo con el bicarbonato. Posteriormente, se deberán hacer gárgaras con esta mezcla, tratando de no ingerir este líquido, pues algunas fuentes médicas no aconsejan el consumo humano del bicarbonato, por considerar que no es del todo saludable. Así mismo, este procedimiento deberá repetirse al menos cinco veces al día por cinco días. De acuerdo a las fuentes que lo recomiendan tiende a ser bastante efectivo.

Agua tibia y sal para la cicatrización

También, algunas fuentes recomiendan el uso del agua tibia combinada con sal, a fin de aprovechar las propiedades desinflamatorias que tiene el agua tibia, así como las propiedades cicatrizantes con las que cuenta la sal. Para preparar este remedio natural será necesario contar con los siguientes elementos:

  • Un (1) vaso con agua
  • Una (1) cucharadita de sal.

Se deberá colocar el agua a calentar hasta obtener una temperatura tibia. Una vez alcanzado ese nivel se deberá entonces agregar la sal y mezclar. Con esta preparación se deberán hacer gárgaras por lo menos unas tres veces al día por ocho días, a fin de que los elementos vayan actuando sobre las lesiones y la inflamación, coadyuvando así a reducir los cuadros infecciosos y de dolor, relacionados con los agallones e infecciones de garganta.

Imagen: lavoz.com.ar

Remedios para agallones
mayo 20, 2016
Se habla de:                                 

Ver más Artículo al azar