Remedios para el mal de madre

Definición del Mal de Madre

De acuerdo a la diferentes fuentes léxicas y filológicas, en la antigüedad se conocía como Mal de Madre a una serie de desórdenes físicos y de comportamiento, exclusivo de las mujeres, que según algunos especialistas puede referirse a lo que la Psiquiatría llamó durante gran parte del siglo XX como Histeria.

En este sentido, los especialistas se apoyan en el estudio de la palabra madre, la cual desde la Edad Media no sólo era usada para referir a la progenitora femenina, sino que también se usaba como sinónimo de matriz. Por otro lado, se creía desde la antigüedad que este tipo de alteraciones en el comportamiento y en la salud de algunas mujeres, residían específicamente en su útero, por lo cual se generó la expresión “Mal de Madre”.

Posteriormente la Ciencia médica se abocó a estudiar este tipo de condiciones, caracterizada por ataques impredecibles de ataques emocionales, los cuales podían estar acompañados de otros síntomas físicos, como calambres, hiperventilación, opresión en el pecho, cierre de la glotis, dolores de cabeza, llantos y gritos. Igualmente, la Psiquiatría encontró cierta relación de estas situaciones con las mujeres y por ende con su sistema reproductor. Razones por las cuales, algunos especialistas en lenguaje creen entonces que el nombre Histeria vino a sustituir la expresión Mal de Madre, siendo los dos términos usados para describir una misma condición psicológica y física.

Remedios Naturales para el Mal de Madre

Hoy en día, existe muchísimo más conocimiento sobre este tipo de situaciones, así como de los distintos remedios y sustancias químicas que pueden proveer un equilibrio bioquímico y hormonal dentro del cuerpo, tanto de hombres como mujeres. No obstantes, durante los siglos en los que esta condición era presenciada sin que nadie supiera a conciencia de qué se trataba o cómo prevenirla, la sabiduría popular trató de abordarla desde sus conocimientos en plantas y sustancias naturales.

Por consiguiente, la mayoría de los Remedios Naturales que se conciben para el tratamiento de esta condición, caracterizada por ataques de nervios y explosiones emocionales, apuntan a procurar la relajación del organismo, por lo que contienen ingredientes que en esencia cumplen con la función de calmantes en el cuerpo. Resulta pertinente entonces revisar algunos de los tratamientos que las ciencias naturistas a legado para el control y cura del Mal de Madre. A continuación, algunos de ellos:

Usos sorprendentes de la mostaza La mostaza es un condimento, bastante popular en la culinaria oriental y occidental, la cual está co...
Remedios naturales para blanquear los dientes Desde las últimas décadas del siglo XX, una de las más grandes ambiciones estéticas es el poseer uno...
Remedios naturales para el cólico menstrual A pesar de que la mayoría de las mujeres, en edad reproductiva, mes a mes experimentan la llegada de...

Mora contra el mal de Madre
Entre los diversos manuales naturistas, la Mora –mejor conocida como Black Berry en algunas latitudes- aparece señalada como uno de los remedios naturales más eficaces para combatir y evitar los brotes de esta condición nerviosa. De acuerdo a esta literatura, la forma ideal de usarlo será disponer de tres kilos de esta fruta, una jarra de un litro, un litro de agua y sal. Posteriormente, se deberá verter en la jarra el agua, las moras, abundante sal y dejar esta preparación por un tiempo de una semana en un sitio donde pueda recibir sol. Pasado este tiempo, la mujer afectada deberá comenzar a comer la fruta, totalmente en ayunas. Así mismo, debe acompañar esta preparación con una taza de esa agua. Según la literatura que indica este tratamiento, se deberá tomar por dos semanas.

Miel para endulzar y calmar
Igualmente, la Medicina Natural contempla la miel como uno de los eficaces remedios para prevenir los brotes del Mal de Madre. El tratamiento en base a esta sustancia consiste simplemente en tomar la precaución de que la mujer afectada consuma una cucharada de miel en ayunas.

Fresca y relajada como una lechuga
Así mismo, algunas fuentes antiguas señalan los poderes relajantes que tiene el jugo de lechuga. En sintonía con esto algunos naturistas afirman que el ingerir diariamente un vaso de jugo de lechuga recién preparado puede traer grandes beneficios a la estabilidad emocional de la mujer afectada. No obstante, algunas fuentes sugieren también hacer una combinación de jugo de lechuga y grosella hindú, la cual se deberá tomar en ayunas como mínimo por un mes de tratamiento continúo.

Dieta contra el Mal de Madre
Por otro lado, algunas fuentes naturistas abocadas a esta condición psicológica que al parecer afecta específicamente a las mujeres, afirmaban que la paciente debería someterse a cambios rigurosos en su alimentación, lo cual se transformaría en una mejoría notoria de los cuadros de ansiedad y descontrol que podía estar experimentando. De esta forma, algunas fuentes naturistas indicaban entonces la necesidad de cambiar la dieta por frutas. Así, la mujer entraba en un proceso de depuración, en donde sólo comería frutas, siendo este ingrediente la base de sus tres comidas. También, eran sacados de la dieta algunos productos que podían fungir como estimulantes, por ejemplo, se prohibía expresamente el consumo de té, café, alcohol, azúcar.

Por otro lado, algunos especialistas indicaban por el contrario un tratamiento mucho más extremo, pues le indicaban a sus pacientes una dieta única y exclusivamente en base a leche, la cual era la única base de alimentación de la mujer afectada, por lo menos por un mes. Seguidamente, se comenzaban a agregar semillas y frutos secos a la alimentación.

Imagen: pixabay.com

Remedios para el mal de madre
abril 30, 2016