Resumen de Aura

Sinopsis de la novela Aura

Con el título de Aura, esta obra constituye una de las más célebres novelas del escritor mexicano Carlos Fuentes, la cual fue publicada en el año 1962, convirtiéndose desde entonces también en una de las mayores exponentes del Realismo Mágico Latinoamericano, formando parte del fenómeno literario de mediados del siglo XX, conocido como Boom.


Lo más reciente:

En sus líneas, Carlos Fuentes logra hilar magistralmente una novela, en la cual el tema de las Desesperación, la Obsesión, la Muerta y la Rencarnación, se convierten en los argumentos necesarios para dar vida a una historia, en donde un escritor, Felipe Montero, debe enfrentarse con la misión de construir las memorias de un coronel, sin sospechar que esto lo llevará a enfrentarse consigo mismo, al tiempo que descubrirá el misterio encarnado por Consuelo, la anciana que lo contrata, y su sobrina Aura, de quien este escritor se enamora, para descubrir finalmente que ella es un espejismo construido por la obsesión de esta anciana mujer. Realidad y ficción en un ritmo de suspenso que convierten a esta novela en una de las mejores en su género.

Resumen de la novela Aura

Esta novela comienza cuando Felipe Montero, quien se desempeña como profesor en una escuela privada, lee en una cafetería un periódico, en el cual aparece un anuncio donde solicitan a un historiador joven, a cambio de un muy buen sueldo. Sin poder creer su suerte, y seguro de cumplir con todos los requisitos, Felipe decide acudir a postularse, con la ilusión de doblar hasta cinco veces el salario que ahora recibe.

Finalmente, llega a la dirección que reporta el anuncio: Donceles 815, en donde encuentra una antigua casa, a cuya puerta golpea sin obtener respuesta. Empuja la puerta, la cual sede lentamente, y decide entrar al espacio oscuro y húmero que le brinda la casa. Sin embargo, un resplandor lo guía, hasta que encuentra un cuarto, iluminado por velas, en medio del cual hay una cama, donde yace una anciana. Esta mujer afirma haber publicado el anuncio del periódico, y le informa que el trabajo consiste en escribir las memorias de su antiguo marido, un general que falleció hace sesenta años. La paga es buena, y la única condición es que viva en la casa mientras realiza el trabajo.

Mientras Felipe y la anciana, Consuelo, conversan sobre las condiciones del trabajo, a la habitación entra una hermosa joven, la cual es identificada como Aura, sobrina de Consuelo, quien se distingue por unos llamativos y hermosos ojos verdes, los cuales logran a conquistar desde el primer momento a Felipe, quien al ver a esta joven de inmediato acepta las condiciones y el trabajo propuesto por la anciana.

De inmediato, Consuelo –quien manifiesta estar feliz ante la aceptación del joven- le pide a Aura que lleve al joven a su nueva habitación. El joven sigue a la muchacha sin prestar atención a otra cosa. Finalmente, Aura se detiene frente a una habitación, señalándole a Felipe que ese será su cuarto, al tiempo que lo invita a bajar en una hora a la cena. Pasado el tiempo, y luego de revisar su cuarto, en donde le sorprende la antigüedad de los objetos que están por toda la casa, Felipe baja a cenar, encontrando sólo a Aura, quien le refiere que la anciana no los acompañará. El joven comienza a notar que las dos mujeres parecen preferir la oscuridad.

Después de la cena, Felipe encuentra a la anciana de rodilla, pidiéndoles a los santos. Consuelo y Felipe tienen entonces una conversación, donde la mujer le solicita que comience lo antes posible con su misión. Haciendo caso de la petición, esa misma noche, Felipe comienza a revisar los papeles del coronel, descubriendo que en realidad la vida de este hombre no resulta para nada extraordinario, a diferencia de lo que había señalado su viuda. En ese momento, la visión de unos gatos amarrados y quemándose vivos inauguran la serie de hechos misteriosos e irreales que harán que el propio Felipe comience a dudar sobre la veracidad de las cosas que empezarán a suceder en esta misteriosa casa.

Igualmente, Felipe comienza a percibir que la anciana tiene una peculiar influencia en la joven, al punto de que ésta casi no habla en presencia de Consuelo, quien parce dominarla por completo, hecho que hacer nacer en el joven historiador el deseo de llevarse de esta casa a Aura. A esta altura del relato, Felipe descubre la edad verdadera de la anciana, la cual se remonta a los 109 años, así mismo tiene acceso a unos manuscritos donde el antiguo esposo declara su amor por ella, así como su obsesión por sus hermosos ojos verdes.

A pesar de que no puede creerlo, Felipe comienza a sospechar sobre la irrealidad de Aura, sobre todo cuando la ve en la cocina, desollando un macho cabrío, y ve cómo al otro lado de la casa, la anciana repite los movimientos de Aura, pero en el aire, como si la controlara desde la distancia. Sin entender aun, Felipe cree simplemente que la anciana está loca. Después de cenar, Felipe vuelve a tener un encuentro amoroso con Aura, no obstante sus facciones ya no son tan jóvenes como la primera vez, como si tan solo en una noche la mujer hubiese envejecido 20 años. Aura le jura amor eterno. Al amanecer, en medio del sueño, Felipe logra ver en su habitación a Aura y también a la anciana, ambas hacen los mismos movimientos, juntas salen de la habitación. Felipe está convencido de poder recordar que la anciana estuvo también toda la noche en el cuarto, con ellos.

Bastante confundido, Felipe regresa a su propio cuarto. Está tan ensimismado que incluso se corta afeitándose. Decidido a sacarle alguna confesión a Aura se acerca a ella para que le cuente lo que sucede. La mujer le confiesa que la anciana se ha ido, y que estarán todo el día a solas. Así mismo, lo invita a entrar al cuarto de la viuda. En este sitio, en un baúl, el joven encuentra unos papeles. Al leerlos, Felipe descubre sobre la obsesión que sufrió durante su juventud la anciana, ante la imposibilidad de tener hijos, hecho del que nació la locura y el deseo de mantenerse joven eternamente.

Mucho más impresionante, Felipe descubre unas fotos antiguas, en los que puede reconocerse así mismo, como el coronel que estuvo casado con Consuelo, abrazado con Aura, que no es otra que la mismísima Consuelo joven. Tratando de encontrar una explicación hacia lo que acaba de descubrir, se encuentra con Aura en la habitación de la viuda. La mujer le pide que se acueste con ella. Felipe comienza a besarla y desnudarla en la oscuridad. De repente un halo de luz descubre los cabellos blancos y la terrible dentadura de la anciana. Consuelo abraza a Felipe, y le promete que en pocos días ella logrará materializar a Aura nuevamente.

Imagen: pixabay.com

Resumen de Aura
abril 19, 2016
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar