Resumen de El perfume

Ampliar este tema:

Dentro de la Literatura contemporánea, se conoce con el nombre de El perfume: la historia de un asesino (Das Parfüm, die Geschichte eines Mörders, por su título original en alemán) a la segunda y más famosa novela del escritor germano Patrick Süskind, quien la publicó por primera vez en el año 1984.

Desde su salida al mercado, El perfume: la historia de un asesino ha cautivado al público, convirtiéndose en un verdadero bets-seller, llegando a vender más de 153 millones de ejemplares en todo el mundo, siendo además traducido a más de 46 idiomas. Así mismo, la historia de esta novela fue adaptada al Cine, en el año 2006, bajo la dirección de Tom Tykwer.

Sinopsis de la obra

Básicamente, se puede decir que El perfume: la historia de un asesino es una novela de suspenso, con gran manejo de la dimensión psicológica de los personajes, que busca dar cuenta de la vida de Jean-Baptiste Grenouille, mejor conocido como Grenouille a secas, desde el día de su llegada al mundo. De esta forma, a través de sus cincuenta y un capítulos, divididos en cuatro partes, el lector podrá enterarse de cómo este peculiar personaje desarrolló un instinto asesino, que terminó por acabar con él mismo.

Resumen de El Perfume

Sin embargo, para poder apreciar un poco mejor los detalles de esta historia, nacida de la pluma de Patrick Süskind, puede ser conveniente revisar con más precisión cada una de las cuatro partes en que este escritor alemán planeó para contar los sucesos relacionados con la travesía de Grenouille desde su nacimiento hasta convertirse en un asesino y encontrarse cara a cara con su destino. A continuación, un resumen de cada una de ellas:

Parte 1

En consecuencia, esta historia comienza el día 17 de julio de 1783, justo en el momento en que Jean-Baptiste Grenouille llegó al mundo, sobre los restos de animales putrefactos del puesto de pescado en donde trabajaba su madre, una chica pobre de París, que con 25 años ya había dejado morir a otros tres bebés sobre la basura de su local. Sin temor a dudas, esta mujer decidió para Grenouille el mismo destino que el que habían corrido sus otros hermanos, sólo que este bebé delató sus planes con su fuerte llanto. Al ser descubierta por la muchedumbre, fue detenida y condenada a la guillotina.

Por su parte, el recién nacido Grenouille fue llevado a una casa de beneficencia para huérfanos, la primera de muchas por la que pasaría, siendo rechazado por sus cuidadores y odiado por sus compañeros, quienes incluso trataron de matarlo varias veces, pues este niño era extraño y causaba grima a quien lo conocían. De esta forma, a los 8 años de edad es vendido al curtidor Grimal, a fin de que comience a fungir como su aprendiz y empleado. Allí pasa casi siete años, trabajando de sol a sol, mientras su cuerpo se llena de cicatrices, debido a las numerosas enfermedades mortales a las que sobrevivió.

Para esa época, ya Grenouille había desarrollado gran pasión por los olores, por lo que aprovechaba la poca libertad que le daba su jefe y dueño, Grimal, para explorar con su gran sentido de olfato,  los aromas de la París del siglo XVIII. Es así como a los 15 años, mientras se encontraba en una celebración callejera, en honor a la coronación del rey, Grenouille percibe un olor que lo estremece: se trata de una joven pelirroja que lo embriaga con su olor. Grenouille la sigue, y termina matándola, para luego olerla y olerla hasta que no deja ni un vestigio de aroma en su cuerpo.

Ese crimen cambia su vida, no sólo por el hecho de haber matado, sino porque a partir de ese momento tendría sólo una meta fija: convertirse en el mejor perfumista de todo el mundo. Con su firme propósito se las arregla para lograr ser contratado por Baldini, cliente de Grimal, con quien pasa a trabajar durante tres años seguidos, tiempo en el cual logra aprender a perfección las técnicas de extracción de los aceites esenciales, aun cuando siente frustración al sentir que solo puede extraerlos de flores. Queriendo seguir con sus investigaciones, logra convencer a Baldini para que lo deje partir, su nuevo rumbo es Provenza.

Segunda parte

Grenouille parte entonces hacia Provenza, dejando atrás París. Cuando no ha avanzado mucho en su recorrido, por primera vez se da cuenta de que percibe aromas que nunca había olido, y que no tenían relación alguna con un ser humano. Encantado con los olores descubierto, Grenouille comienza a sentirse tan cómodo en la naturaleza, que termina por encerrarse en una cueva, en donde habitará por siete años, alimentándose de cualquier animal o resto que encuentra, mientras tiene fantasías con ser el dueño de un imperio, y pasa los años bebiéndose las fragancias que había coleccionado de por vida, incluida la primera, la de la chica pelirroja. Sin embargo, un buen día descubre algo horroroso: él, el amante de los olores, el aspirante a perfumista, no tiene olor alguno. El descubrimiento lo hace entonces salir de su retiro, y retomar su camino inicial hacia el sur.

Tercera parte

Luego de crear un perfume que le permite disimular un olor propio, Grenouille llega a Grasse, en donde se da a la tarea de empezar a conocer los aromas de esta ciudad. Es así como entre la gran variedad de olores, encuentra uno que lo estremece: el aroma de Laura Richis, una niña que le recuerda a la muchacha pelirroja. Haciendo acopio de paciencia, Grenouille llega a la conclusión de que esta muchacha es como una flor, a la que hay que esperar a que llegue a la madurez, momento en que él calcula dará su mejor aroma.

Buscando un medio de subsistencia, entra a trabajar como aprendiz al taller de Madame Arnulfi, a fin de aprender nuevas técnicas que le permitan extraer el aroma de las flores. Se emplea, bajo unas condiciones miserables, en el taller de Madame Arnulfi, dirigido por su amante Druot, el capataz. Allí aprende una nueva manera de obtener el alma olorosa de las flores, no obstante, Grenouille lleva la técnica un poco más allá y se da cuenta de que puede con ella conservar el olor de objetos, animales, y por qué no de personas. Es ahí cuando su instinto asesino sale de su estado de latencia y empieza a cazar a las jóvenes del pueblo, a quien les corta el cabello y la ropa, para robarse su olor, después de matarlas.

La policía no sabe qué hacer ni cómo calmar a la población que llora sus 24 jóvenes asesinadas, por lo que en medio de la confusión arrestan a Grenoble. No obstante, al padre de Laura Richis, su instinto le dice que el asesino en realidad quiere a su hija, por la que se la lleva de la ciudad. Lamentablemente, Grenouille ya va tras de ella, siguiendo su olor. Al poco tiempo logra alcanzarla y matarla en la misma posada en donde ella y su papá habían hecho su primera parada.

Sin embargo, ese es el fin de su carrera, pues el posadero logra describirlo, y la policía le da alcance, encontrando en su casa, los vestidos y cabellos de las jóvenes asesinadas. Como castigo es condenado a muerte, no obstante cuando al menos diez mil personas esperan que el asesino pague, Grenouille aparece llevando en su piel el último perfume que ha fabricado, haciendo que la multitud se estremezca en estasis de amor por su figura. Ante la sorpresa de todos, la multitud lo aclama y pide que lo perdonen, antes de entregarse a una gran orgía. Grenouille concluye que ha inventado la fragancia del amor, aun cuando esto le causa decepción, pues no es ese el sentimiento que busca.

Cuarta parte

Después de este descubrimiento, Grenouille decide regresar a París. La propia noche de su llegada visita el justo lugar en donde nació. Después de estar totalmente mezclado entre la miseria de ese sitio, decide rociarse por completo el perfume que ha inventado. La gente vuelve a enloquecer, ahora mucho más porque es mayor la cantidad de perfume. De esta forma, Grenouille es nuevamente aclamado, cada vez con más euforia, hasta que la gente termina devorándolo, mientras la felicidad de sentir que por primera vez en sus vidas hicieron algo por amor, los embarga.

Imagen: obra Júpiter y Antíope, de Antoine Watteau, usada para la cubierta más conocida de la publicación de El perfume / Fuente: wikipedia.org

Resumen de El perfume

Bibliografía ►


Ver más Artículo al azar