Resumen de El periquillo sarniento

Sinopsis del Periquillo Sarniento

Con el título El Periquillo Sarniento esta obra constituye una novela picaresca, nacida de la pluma del célebre escritor mexicano José Joaquín Fernández de Lizardi, quien la publicó por primera vez durante la Guerra de Independencia de su país, ocurrida en el año 1816.

Lo más reciente:

En sus líneas, Fernández de Lizardi aborda las aventuras de un pícaro, en su afán por ganarse la vida, e ir superando las dificultades que le ofrece el destino. Esta historia es contada por un narrador en primera persona, que lejos de ser testigo es protagonista, pues su narrador en el propio Periquillo, quien en sus últimos momentos, antes de morir, le cuenta a sus hijos los peligros que aguardan en el mundo.

De la misma forma, como toda picaresca –aun cuando el pícaro está más allá del bien y el mal- en su paso por el mundo va encontrando verdaderos personajes malvados, los cuales son usados por el autor para retratar los vicios y debilidades de los poderes instituidos de la sociedad que le ocupa. Sin embargo, en esta historia el Pícaro recibe un golpe de suerte que lo hace abandonar la vida picaresca y convertirse en señor de casa, por lo que algunas fuentes señalan que el tema principal es la superación. No obstante, lo críticos literarios apuntan que por el contrario el tema principal del Periquillo Sarniento es realizar una gran sátira del México del siglo XIX, a través de un fino humor.

Resumen del Periquillo Sarniento

Esta obra de José Joaquín Fernández de Lizardi, comienza narrando cómo un hombre se encuentra en su habitación, a puno de fallecer y rodeado de sus hijos, por lo que este personaje, que no es otro que el Periquillo Sarniento comienza a contar la que ha sido su vida, a fin de poder colocarse como ejemplo para advertirles a sus hijos los peligros que rondan en el mundo.

De esta forma, el narrador en primera persona comienza a contar cómo su nacimiento se produjo alrededor del año 1771 ó 1773, en el seno de una familia, compuesta por un padre, a quien el Periquillo recuerda como un hombre bastante sensato, y su madre, mujer que recuerda como una mamá sobre protectora.

Igualmente, el personaje hace referencia a su primer desgarramiento: el momento en que debe dejar el hogar, para comenzar a ir a la escuela. Con gracia comenta el narrador que por esa época también surgió el apodo que lo acompañaría toda la vida, el cual nació de su uniforme, verde amarillo, lo cual hizo que de Pedrillo, pues se llamaba Pedro Sarmiento, comenzaran a llamarle Periquillo. Igualmente la mala suerte lo haría sufrir un episodio de sarna, por lo que quedó bautizado también como Sarniento, pasando a ser le Periquillo Sarniento.

En su vida escolar, Periquillo comienza a conocer varios prototipos de maestros: el primero de ellos, resultó ser un hombre bueno, que sin embargo tuvo que cerrar la escuela, lo que hizo que el Periquillo tuviese que ser inscrito en otra escuela en donde el maestro no era muy bueno, siendo por el contrario un maestro tirano y cruel.  Igualmente, el Periquillo le contará a sus hijos cómo un poco mayor comenzó a estudiar Filosofía en el colegio San Idelfonso.

Sin embargo -tal como confiesa el Periquillo- su principal motivación era conseguir una profesión donde tuviese que invertir el menor esfuerzo posible, por lo que convencido por un amigo, decide ingresar a estudiar para clérigo. Sin embargo, encuentra malas compañías que lo inducen al juego y la apuesta, dejando incluso de ir a clases. Cuando su padre lo descubre, lo insta entonces a buscar un oficio, por lo que el Periquillo entra en un convento. No obstante, no es buena la vida que el Periquillo encuentra ahí, por lo que quiere fingir una enfermedad para poder librarse. En esas anda cuando llega la noticia de la muerte del padre.

Regresa entonces al lado de su madre, donde la pobreza comienza a azotar la vida del Periquillo, después de que dilapida la herencia que le dejó su padre. Así mismo tiempo después, su madre fallece también. El Periquillo sufre entonces el desgarramiento definitivo, y queda solo frente al mundo. Las malas amistades comienzan a rondar el día a día la vida del periquillo, quien incluso haciendo trampas con un amigo consigue una paliza que lo envía dos meses a un hospital. En otro momento también se involucra con un robo, asunto por el que va a parar a la cárcel. Al salir, decide entonces buscarse un amo, para orientar sus pasos y poder ganarse la vida.

Así el Periquillo consigue primero un escribano, luego un barbero, después un boticario, un médico charlatán, un subdelegado de dudosa mora, un coronel y finalmente un chino, quien serpa el que cambiará su vida para siempre, al nombrarlo su heredero antes de morir. Cada episodio con estos amos planteará situaciones bastante cómicas, que revelará los vicios de cada uno de ellos, quienes a su vez representan un sector de la sociedad.

Ya maduro, y ahora con el dinero que le ha otorgado el chino, el Periquillo Sarniento contrae matrimonio en segundas nupcias, y forma un hogar, tiene hijos, y se dedica a corregir su vida de excesos y mala conducta. De esta forma, consigue convertirse en un ser honrado y un hombre de bien, forma en la que termina su vida.

Imagen: elpensante.com

Resumen de El periquillo sarniento
marzo 26, 2016
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar