Resumen de La República

Con el nombre de La República (traducción al español de su título original en griego, Politeia) se conoce una de las obras más emblemáticas del célebre filósofo griego Platón, quien es sus páginas hace una compilación de las principales ideas que comprenden su filosofía.

También te puede interesar:

Sinopsis de La República

Sin embargo, aun cuando es tenida como una obra individual, La República también constituye uno de los principales Diálogos de Platón (ver más en Diálogos de Platón) identificado como uno de los textos correspondientes a su segundo período o Período de madurez, en el cual este filósofo helénico utiliza los personajes de Sócrates y algunos de los familiares y estudiantes de su maestro para plantear su propia idea de los que debería ser La República ideal.

En este sentido, a lo largo de los diez libros que conforman esta obra o diálogo de Platón, este filósofo se da a la tarea de exponer su concepto de Justicia, así además como en base a esta deben estructurarse las distintas clases sociales de la sociedad ideal, la cual debería estar conformada por una clase social de basa, conformada por los artesanos; una intermedia, constituida por los guerreros; y en la cúspide de esta jerarquía una élite conformada por los dirigentes del estado, los cuales deberían ser filósofos para establecer así la clase gobernante ideal de la República perfecta.

Así mismo, durante esta obra, Platón aborda otros asuntos inherentes a la Polis, como la Educación, la crianza de los niños y las competencias del Estado en materia política y legal. Igualmente, es en este diálogo que este filósofo clásico griego expone a cabalidad su teoría de las Ideas, en su famosa Alegoría de la Caverna, historia que construye para exponer la metáfora de la posición que ocupa el ser humano respecto a su conocimiento.

Resumen de La República

Con respecto a su contenido específico, La República comienza por exponer cómo Sócrates, a través de su mayéutica, se da a la tarea de tratar de que sus interlocutores razonen en torno al tema de la Justicia, como eje central sobre el cual se sostiene la República ideal. Sin embargo, en cada uno de los libros que comprenden la obra, se van tocando de forma profunda algunos de los temas más importantes que constituye una ciudad-estado perfecta. En este sentido, resulta pertinente, revisar de forma detallada cada uno de ellos:

Libro primero

Desde este primer capítulo es el personaje platónico de Sócrates quien dirigirá las discusiones y reflexiones que se vayan dando en torno a temas relacionados con la naturaleza humana, así como con la Polis. Así las cosas, el primer tema abordado por Sócrates en este libro es el de la vejez, el cual discute con el personaje mayor, y dueño de la casa en donde se encuentran. De igual forma, entablará a continuación un debate con Trasímaco sobre la Justicia, cualidad que será representada como la máxima virtud, de la cual dependen otras, necesarias para establecer una sociedad justa, como primer paso a la sociedad ideal.

Libro segundo

En el mismo orden de ideas, el libro segundo de La República también abarca el tema de la Justicia, sólo que este ve Glaucón y Adimato exponen ante Sócrates importantes y contundentes argumentos sobre cómo la Justicia es una virtud que sólo sirve para ganarse un beneplácito divino después de pasar a mejor vida, mientras que en este mundo lo que permite la acumulación de bienes es precisamente la Injusticia, que parece en su práctica mucho más beneficiosa para la vida. Asombrado de este argumento y con la intención de demostrar cómo la Justicia es una virtud que debe seguir cada individuo, Platón, en voz de Sócrates comienza entonces a exponer el nacimiento y conformación de lo que es un estado ideal, donde deba ser la Justicia la cualidad por la cual se muevan sus gobernantes, guerreros y artesanos, e incluso aquellos considerados como artistas.

Libro tercero

Seguidamente, el tercer libro abarcará en específico cómo debe estar conformada la educación que deben recibir aquellos ciudadanos que pertenecen a la clase de guerreros o guardianes, quienes deben ser formados en Música (educación dirigida al Alma) así como en la Gimnástica (el cuerpo) a fin de que sean seres dignos y justos, sin temor a la muerte, y quienes practiquen su amabilidad hacia los ciudadanos que protegen y su ferocidad contra aquellos enemigos ajenos al estado.

Cuarto libro

Por su parte, en este libro, Platón expone lo que a su juicio es un Estado justo, el cual –para ser perfecto- debería sostenerse sobre cuatro virtudes esenciales: Sabiduría, Valentía, Moderación y la Justicia; virtudes estas que también deberían conformar el Alma, la cual a su vez estaba compuesta por tres partes: Juicio, Fogosidad y Apetito. Igualmente, este filósofo griego plantea un estado donde no debería producirse acumulaciones de dinero que promovieran la desigualdad social o que un grupo de ciudadanos dejaran de trabajar, pues esto no sería un estado justo. Así mismo, Platón argumenta que el Estado ideal debería llamarse Monarquía, aun cuando también puede recibir el nombre de Aristocracia, si cuenta con más gobernantes.

Libro quinto

Posteriormente, Platón expone cómo la mujer debe guardar en la Polis justa e ideal igual posición que el hombre, pues aun cuando es menos fuerte guarda en ella iguales capacidades. Así mismo, este filósofo griego plantea cómo la reproducción de los ciudadanos debe darse entre iguales, para que así los hombres más valiosos procreen con las mujeres de mejor “calidad”, dejando por su parte que los débiles se reproduzcan entre ellos. Sin embargo, en esta ciudad ideal nadie sabría quién es el padre o hijo de quién, puesto que los niños serían criados por un grupo de hayas, y bajo los mismos parámetros. Igualmente, Platón aprovecha este libro para exponer cuáles deben ser los protocolos de guerra griegos, tanto si se trata de guerras internas como externas. Finalmente, expone la necesidad que tiene todo Estado ideal de contar con un dirigente filósofo, entendiéndose este término como amante del conocimiento.

Libro sexto

En este tomo, Platón se extiende un poco más sobre la verdadera noción de Filósofo, señalando que un verdadero filósofo es aquel que ama el conocimiento, sin saciarse nunca de él, pues siempre tiene motivación por aprender, al tiempo que desea arrojar la luz de la verdad sobre los distintos temas inherentes a la vida. En contraposición expone también la figura de los amantes de la opinión, a quien señala de corruptos y de estar lejos de alcanzar la verdad. Así mismo, Platón abarca la diferencia que existe entre conocer la verdad de un objeto o situación, o sólo llegar a abarcar una opinión sobre ella.

Libro séptimo

Considerado uno de los libros más importantes de La República, en este Platón expone el mito de las ideas o el mito de la Caverna, en donde metafóricamente habla sobre un hombre que estaría amarrado en el fondo de una caverna, sólo viendo sombras proyectadas en una pared. Así mismo, Platón argumenta la posibilidad de que este hombre se libere y comience a ascender hacia la luz, para dejar de ver sombras, y por primera vez ver los objetos como son en realidad, posibilidad que sólo le permitiría el conocimiento. Finalmente, Platón señala cómo es tan sorprendente y vedado para el resto, que si este hombre hipotético regresara a contarle a sus semejantes lo que ha visto a la luz, estos lo matarían considerándolo loco.

Libro octavo

Así mismo, este libro Platón lo dedica a reiterar la importancia de velar por el nivel de perfección que debe tener el Estado, puesto que como cualquier circunstancia atada a las manos de los hombres, puede degenerarse. En este sentido, recuerda la importancia sobre todas las cosas de impedir la mezcla entre desiguales o incluso la procreación durante malas épocas, puesto que traerán generaciones necias, incultas y corruptas que atentes contra la estabilidad del propio Estado, mientras sus ciudadanos simplemente se dedican a una competencia por la riqueza, que hará a su vez que el Estado vaya atravesando por varias etapas de gobierno: Aristocracia, Timocracia, Oligarquía, Democracia y finalmente la Tiranía, lo cual señala el filósofo griego como la peor forma de gobierno.

Libro noveno

Este libro, como continuidad del anterior, sirve al filósofo griego para que ahonde un poco más en la conformación que tiene un Tirano, así como la forma en la que se va conformando como gobernante. Igualmente, en sus líneas, Platón también expone la superioridad que guarda aquello que es Justo por sobre la injusticia.

Libro décimo 

En el último libro de La República, Platón retoma su teoría de las Ideas, para señalar como forma de corrupción del Alma al Arte mimético, es decir, a aquel que trata de representar la idea, alejándose de ella. En este sentido, Platón expone que hay un primer nivel del Arte, adjudicado a la naturaleza quien esculpe los objetos verdaderos; en segundo lugar, se encontraría el Arte del Demiurgo, que se encarga de copiar estas ideas que ve en el mundo con fines prácticos, a partir del trabajo; y en tercer lugar los artistas y escritores que buscan imitar el mundo y sus objetos, siendo simples pintores de sombra, que muestran al mundo la opinión y no la verdad, y que en sí representarían un peligro para la constitución de un Estado Ideal.

Imagen: busto Platón, fotografía de Gunnar Bach Pedersen / Fuente: wikipedia.org

 

 

Resumen de La República
noviembre 26, 2016


Ver más Artículo al azar