Resumen de Rebelión en la granja

Libros y literatura

En el ámbito de la Literatura universal, y en específico en la historia de la novela satírica británica, se conoce con el nombre de Rebelión en la granja (Animal Farm, por su título en inglés) a una de las más afamadas novelas del escritor George Orwell, la cual fue publicada en el año 1945, gracias al trabajo de la editorial Harvill Secker.

Sobre Rebelión en la Granja

A pesar de que Orwell publicó su Rebelión en la granja en el año 1945, los hechos históricos relacionados con el fin de la Segunda Guerra Mundial y el advenimiento de la Guerra fría no permitieron que el público conociera ampliamente este libro sino hasta cinco años después de su publicación, momento en que comenzó a ganar fama, por erigirse como una de las mayores críticas literaria hacia el régimen soviético, liderado por Iósif Stalin.

De esta manera, desde su posición de socialista democrático, Orwell critica abiertamente cómo el régimen de Stalin, el cual comenzó con la proclamación de abolir la corrupción y la injusticia social, procurando la igualdad entre los ciudadanos, terminó por entregarse a la corrupción. No obstante, según señalan algunos expertos, Orwell no buscaba con esta obra interpelar solo al régimen socialista de Stalin, sino también establecer una alegoría sobre la condición humana frente al poder, y cómo este termina por  fracturarla, y sacar lo peor de ella.

En consecuencia, y aun cuando el sistema educativo estadounidense ha encontrado en Rebelión en la granja la obra de cabecera de la lucha ideológica contra el comunismo, en realidad, la obra de Orwell puede ser entendida incluso por los más pequeños, que desconociendo los pormenores históricos o políticos puede captar el mensaje del peligro que se corre, cuando en un grupo humano, una élite se erige sobre los otros, explotándolos y tratándolos sin compasión ni justicia.

Resumen de Rebelión en la granja

Con referencia al contenido puntual de Rebelión en la granja de George Orwell, se puede decir que básicamente narra la historia de la Granja Manor, desde que sus animales deciden rebelarse contra los humanos, alegando el maltrato y sometimiento que estos tenían para con ellos, y con el propósito de quedar bajo control del sitio, construyendo un sistema de vida más justo para todos los animales que ahí habitan.

Es así como todos los animales de la Granja Manor, inspirados por un cerdo llamado Viejo Mayor, el cual antes de fallecer les logró explicar cuál era su ideal de justicia e igualdad, encabezan una revolución, que logra expulsar al granjero humano Howard Jones, creando su propio gobierno y organización.

En este orden de ideas, los animales instauran también una serie de reglas y normas, en pro de garantizar la igualdad entre todos, y que se encuentran constituidos por siete mandamientos básicos, los cuales rezan textualmente lo siguiente:

1.- Todo aquello que camina en dos patas será considerado un enemigo.
2.- Todo aquello que camine en cuatro patas, o cuente con alas, será considerado un amigo.
3.- Ningún animal usará ropa.
4.- Ningún animal dormirá en cama.
5.- Ningún animal beberá alcohol.
6.- Ningún animal matará a otro animal.
7.- Todos los animales son iguales.

De igual forma, los animales liberados deciden cambiar el nombre de la granja, la cual pasa de llamarse Granja Manor a Granja Animal, mientras que los hombres ya no son los que lideran el colectivo de animales, sino que de ahora en adelante, debido a su inteligencia, los cerdos se alzan como la especia que guía a las otras.

De hecho, son dos cerdos en específicos, quienes se encargarán de tomar las decisiones y conducir la productividad de la granja, durante los primeros estadios de su liberación: los cerdos Snowball y Napoleón. Sin embargo, la paz y la comunión entre estos líderes dura poco, pues las diferencias pronto fracturan la relación, haciendo que un buen día, el cero Napoleón termine por echarle en contra los perro de ataque a Snowball, quien huye de la granja, para salvar su vida.

Resumen de La cabaña del tío Tom Sinopsis de La Cabaña del Tío Tom Con el título de La Cabaña del Tío T...
Acróstico de celular En el campo de la Literatura, se define como Acróstico a toda composic...
Resumen de El demonio y la señorita Prym El demonio y la señorita Prym (O Demônio e a srta Prym, por su título ...

Sin ningún rival en el camino, el cerdo Napoleón termina erigiéndose como único líder de la Granja animal, en donde este nuevo reacomodo de poderes se sentirá rápidamente. Es así como poco a poco las preferencias hacia los cerdos, por sobre las otras especies, pasan a convertir a este grupo en un élite, la cual disfruta de privilegios, a la sombre de la férrea dictadura, ejercida por el cerdo Napoleón, quien siempre muestra como amenaza, a quien intente rebelarse, su furiosos perros de ataque.

Así mismo, la evolución de los cerdos no sólo se encamina hacia el ejercicio pleno del poder, sino que sorprendentemente estos animales comienzan a adoptar y ambicionar algunas costumbres y modos, propios el humano, y que en el pasado sirvieron de alimento al impulso revolucionario, que los llevó a rebelarse contra estos. Incluso, para poder darle rienda suelta a sus nuevos anhelos y gustos, estos animales cambian los mandamientos fundacionales sobre los cuales se organizó la Granja Animal, reduciendo los siete mandamientos a solo tres, en los que se puede ver la doble moral de esta élite porcina. Estos nuevos mandamientos rezan textualmente:

  1. Ningún animal dormirá en una cama, con sábanas
  2. Ningún animal beberá alcohol, en exceso
  3. Ningún animal matará a otro, sin motivo

Sin embargo, estos cambios en los mandamientos fundacionales de la Granja Animal no serán las únicas actitudes que cambien los cerdos, quienes no se detendrán en su camino por querer imitar en sus conductas y modo de vida a los humanos. Es así como entonces llegan incluso a empezar a usar la ropa que el antiguo jefe de la granja, el señor Jones, ha dejado antes de ser expulsado por la revolución animal. Así también, sorprendentemente, e incluso en contra de cualquier norma biológica, los cerdos comienzan también a caminar en dos patas, tratando de parecerse aún más a quienes habían sido considerados en el pasado inmediato como enemigos de la igualdad entre animales.

Empero, estas circunstancias no solo son percibidas por todos los otros animales que no pertenecen a la especie-élite de los cerdos, sino que también es conocida por los humanos, propietarios de las otras granjas. En consecuencia, estos últimos deciden atacar la Granja Animal, para ver si logran aprovechar la vanidad y corrupción de los cerdos, para aueñarse de la propiedad. No obstante, los perros de ataque, a servicio de Napoleón, logran repeler el ataque.

En adelante, estos propietarios abandonan la idea de marchar nuevamente contra los cerdos, y deciden por el contrario establecer relaciones amistosas con la Granja Animal, la cual además se destaca en la zona por su gran productividad, la cual es promocionada por el cerdo Napoleón, y alagada por los otros humanos propietarios, al tiempo que es sostenida por las largas y explotadoras jornadas de trabajo a la que son sometidas los otros animales, quienes con su productividad hacen posible la prosperidad de la granja, pese a recibir apenas una pequeña porción de comida por su esfuerzo, y no contar con posibilidad de quejarse nunca.

Un buen día, la sorpresa de los animales sometidos por los cerdos llegará a su máximo nivel, cuando vean cómo esta élite poderosa decide ampliar sus relaciones amistosas con los propietarios humanos vecinos, lo cual se materializa en un almuerzo que se da en la propia Granja Animal. Ocasión que sirve a los otros animales para quedar anonadados cuando ven a los cerdos totalmente convertidos, en cuanto a sus modos, a las costumbres humanas.

Esto los hace pensar de inmediato en los antiguos mandamientos fundacionales, los cuales saben que han ido cambiando, pero entonces deciden recurrir a Benjamín, un viejo burro de la Granja Animal, el cual sabe leer, pidiéndole entonces que les diga cuáles son los mandamientos que quedan en la Granja Animal, de aquellos siete con los que se inició la revolución. Para la sorpresa de todos, el viejo Benjamín les comunica que de los siete solo queda el último, es decir, el séptimo de ellos, el cual sin embargo ha sido también modificado, y siendo cambiado por una sentencia que reza textualmente:

Todos los animales son igualespero algunos animales son más iguales que otros.

Imagen: retrato de George Orwell, autor de Rebelión en la granja / Fuente: wikipedia.org

Resumen de Rebelión en la granja


¿Conoces acerca de...?

Bibliografía

El pensante (marzo 9, 2018). Resumen de Rebelión en la granja. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/resumen-de-rebelion-en-la-granja/