Retroimput (TGS)

En el ámbito científico, se define como Teoría General de Sistemas (TGS) al abordaje interdisciplinario y sistemático que se hace al momento de estudiar un fenómeno u objeto, independientemente del área en donde se inscribe el elemento a estudiar, a fin de poderlo comprender desde todas las perspectivas científicas posibles.

Característica de la TGS

En este sentido, se puede considerar entonces que el principal rasgo que puede asignársele a esta teoría científica, conocida también por sus siglas TGS, es la de tener una concepción interdisciplinaria de la Ciencia, entendiendo que las fronteras entre las distintas disciplinas deben ser cada día más invisibles, y por el contrario entender el estudio científico como un campo en donde los profesionales de distintas áreas se encuentren para compartir información, teorías y prácticas, que den como resultado la mayor comprensión del fenómeno que pretende estudiarse.

Retroalimentación

La Teoría General de Sistemas (TGS) nació en el año 1950, de mano de Ludwig von Bertalanffy, biólogo y filósofo austríaco, quien planteó el estudio sistemático de los elementos abordados por las Ciencias puras, en donde fue aplicado al principio, encontrándose en la actualidad en todos los campos de saber, incluso los humanísticos. No obstante, que el origen de esta teoría parta de las nociones biológicas no sólo constituye un hecho histórico, sino que se ve manifestado también en la nomenclatura o categorías propuestas por esta teoría sistemática.

De esta forma, por ejemplo se puede encontrar la definición de Retroalimentación, la cual debe ser analizada antes de introducir el concepto de Retroimput. En este sentido, la Retroalimentación –dentro de la concepción de la Teoría General de Sistemas- puede ser definida como los distintos procesos por medio de los cuales un sistema de tipo abierto recoge y recibe información sobre los efectos y consecuencias que han tenido sus mecanismos y decisiones internas con respecto al mundo exterior o fuera del sistema.

Retroalimentación positiva y negativa

Así las cosas, la TGS también dictamina que la Retroalimentación, es decir el proceso en donde el sistema obtiene información sobre los efectos externos de sus decisiones internas, pude ser de dos tipos:

  • Retroalimentación positiva: cuando se trata de relaciones de tipo causal, en donde se puede ver –dentro de un sistema- cómo una variación, por mínima que sea, la cual se da en el inicio del sistema puede extenderse a los demás elementos, resaltando así el carácter de Sistema que tiene el elemento.
  • Retroalimentación negativa:  este tipo de retroalimentación se encuentra vinculada sobre todo a los sistemas de autorregulación, conocidos también como homeostáticos, es decir, cuando el sistema se enfoca en mantener ciertas característica o sostener objetivos específicos, a veces en base a lo que indica un sistema externo.

Retroimput

Revisado entonces la definición de Retroalimentación –en los término en los que lo plantea la Teoría General de Sistemas- se puede avanzar hacia la definición de Retroimput, el cual es entendido como las distintas salidas de información que salen de un sistema determinado con el fin de dirigirse nuevamente al mismo sistema, con el objetivo de llevarle información a éste sobre los efectos que han causado en el exterior las decisiones internas, o por el contrario si se han mantenido los objetivos internos determinados por un sistema externo. En este sentido, el Retroimput, como conjunto de salidas de información para volver a ingresar al sistema estarían promoviendo la autorreflexión por parte del sistema.

Imagen: pixabay.com

Retroimput (TGS)
julio 3, 2016

Ver más Artículo al azar