Sufijo -áceo / -ácea

Es probable que la forma más adecuada de acercarse a una definición sobre el sufijo –aceo / -acea sea revisando de forma previa algunas definiciones que permitirán entender esta clase de morfema dentro de su contexto lingüístico específico.

También te puede interesar:

Definiciones fundamentales

En consecuencia, puede que también resulte prudente delimitar esta revisión en tres conceptos básicos: el primero de ellos, la propia definición de Sufijo, pues esto permitirá tener conciencia sobre la naturaleza de este secuencia lingüística. Así mismo, será necesario pasar revista sobre las definiciones de sufijos adjetivizantes y nominalizantes, por ser los tipos de sufijos en donde pueden inscribirse las formas –aceo y –acea. A continuación, cada uno de ellos:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por decir entonces que los Sufijos han sido explicados por la Lingüística como uno de los cinco afijos que esta disciplina puede identificar en las Lenguas naturales.

Así también, la disciplina lingüística ha señalado que los sufijos pueden ser definidos como un morfema tónico, que se inserta de forma posterior en la palabra o lexema, teniendo incluso la capacidad de inferir en la categoría gramatical que este tenga originalmente.

Por otro lado, la Lingüística destaca que en los sufijos pueden verse dos funciones morfológicas claramente definidas: en primer lugar, esta secuencia lingüística llamada sufijo puede cumplir una función flexiva, uniéndose a una palabra, para constituir alguna de las muchas formas que esta pueda adquirir según sus distintos accidentes gramaticales; en segunda instancia, el sufijo puede cumplir también con un rol derivativo, anexándose a la palabra, a fin de generar una nueva forma, que se distinga por tener independencia semántica y gramatical.

En cuanto a esta última función, la Lingüística también ha señalado que la Derivación por sufijación se caracteriza por ser la forma más productiva de nuevas palabras en las distintas Lenguas naturales, de las cuales algunos estudios reflejan que al menos 70 % de ellas basan su producción lingüística en este método.

Sufijo adjetivizante

En otro orden de ideas, será necesario también llamar la atención sobre el Sufijo adjetivizante, e cual es entendido como un tipo de sufijo derivativo, que cumple con la función de anexarse de forma posterior a alguna palabra –casi siempre un nombre, un verbo o incluso otro adjetivo- para dar origen así a una nueva forma lingüística que es identificada como un adjetivo.

El proceso lingüístico por medio del cual un sufijo adjetival se une a un lexema, dando origen a un adjetivo se conoce como Derivación adjetival, mientras que cada una de los adjetivos que se forman, difieren entre sí, según la palabra que le ha dado origen, distinguiéndose entonces entre adjetivos deverbales (si ha sido un verbo), adjetivos deajetivales (si le ha dado origen un adjetivo) y adjetivos denominales (si en cambio lo ha originado un sustantivo o nombre).

Sufijos nominales

De igual forma, la Lingüística también se ha dado a la tarea de definir los Sufijos denominales como aquellos sufijos derivativos que al unirse a una palabra –la cual igualmente puede ser un verbo, un nombre o un adjetivo- origina otra nueva palabra, que puede ser identificada como un sustantivo.

Este proceso morfológico recibe el nombre de Derivación nominal, mientras que las palabras que se originan variarán su nombre de acuerdo a las palabras de las cuales se han creado: sustantivo deverbales, sustantivo deadjetivales o sustantivos denominales.

Sufijo –aceo / -acea

Teniendo presente estas definiciones, quizás resulte ciertamente mucho más sencillo aproximarse a una definición del sufijo –aceo /-acea. Al respecto, es necesario decir que este sufijo derivativo puede ser definido de dos maneras distintas, de acuerdo a las distintas palabras que crea. A continuación, cada una de ellas:

Como sufijo adjetivizante

Una de las definiciones del sufijo –aceo / -acea conviene en explicar este sufijo como una secuencia lingüística derivativa, la cual se une a la palabra de forma posterior, creando una nueva palabra que puede ser identificada como un adjetivo. Así mismo, este sufijo es considerado como un sufijo de significado, refiriendo directamente a la idea de “semenjante a”. Algunos ejemplos concretos del uso en el Español de este sufijo serán los siguientes:

Gris + aceo = Grisaceo (es decir que el objeto o la identidad tiene semejanza o apariencia gris)

Como sufijo nominal

En segundo lugar, el sufijo –aceo/-acea puede ser también señalado como un sufijo derivativo nominal, es decir, que se une a una palabra para dar origen a un sustantivo. De igual forma, en este caso el sufijo –aceo /-acea se erige igualmente como un sufijo de significado, el cual puede ser leído como “perteneciente a”. Un ejemplo de su uso en Español sería el siguiente:

Hierba + -acea= Herbácea (es decir, que pertenece a las hierbas)

Imagen: pixabay.com

Sufijo -áceo / -ácea
noviembre 27, 2017
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar