Sufijo -ar

Quizás lo más conveniente, antes de avanzar sobre la naturaleza y significado en el Español del sufijo –ar, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que permitirán entender este sufijo dentro de su contexto lingüístico preciso.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea prudente delimitar esta revisión teórica a cuatro conceptos específicos: Sufijos, Sufijos flexivos de infinitivo, Sufijos derivativos nominalizantes y Sufijos derivativos adjetivizantes, por estar totalmente relacionados con la constitución del sufijo –ar.   A continuación, cada uno de ellos:

Sufijos

De esta forma, se comenzará por decir que la Lingüística ha explicado los sufijos como la clase de partícula lingüística o morfema, que se une a la palabra o lexema de forma posterior, originando una nueva palabra. Así también, esta disciplina identifica los sufijos como uno de los cinco tipos de afijos que han sido señalados en las Lenguas naturales, por lo que entonces estos comparten grupo con los prefijos, interfijos, infijos y circunfijos.

Por otro lado, los sufijos son considerados como los artífices de dos principales tareas morfológicas, las cuales han sido explicadas a su vez de la siguiente manera:

  • Tareas flexivas: en primer lugar, se podrá hablar de que los sufijos ejercen funciones flexivas, es decir, que se unen a una palabra de forma posterior, a fin de generar algunas de las formas que esta podría tener, en concordancia con los distintos accidentes gramaticales que puede tener la palabra.
  • Tares derivativas: por otro lado, los sufijos podrían ejercer igualmente tareas derivativas, uniéndose entonces de forma posterior a un lexema, a fin de generar una nueva palabra, que a pesar de guardar relación con la palabra que le ha dado origen, en realidad puede ser considerada una palabra con independencia semántica, e incluso gramáticas, puesto que el sufijo es además el único tipo de afijo capaz de inferir y cambiar la categoría gramatical de la palabra a la cual se une.

Sufijos flexivos de infinitivo

Dentro de los distintos tipos de sufijos flexivos que existen en el Español, se conocerán con el nombre de sufijos flexivos de infinitivo a aquellos morfemas que se unen al verbo, para constituir una de las formas que este puede tener, de acuerdo a sus distintas terminaciones que le permite su conjugación en infinitivo. De esta forma, dentro del Español se identifican tres sufijos de tipo flexivos: -ar, -er, –ir.

Sufijos derivativos nominalizantes

Por otro lado, en cuanto a los sufijos derivativos, es decir aquellos capaces de formar nuevas palabras, se conoce como sufijos nominalizantes a los morfemas que uniéndose a un lexema, el cual puede ser un verbo, un adjetivo o igualmente un sustantivo, origina una nueva palabra, identificada a su vez como un sustantivo.

Los sufijos originados a raíz de este tipo de morfemas nominalizantes, variarán de nombre de acuerdo a la categoría gramatical de la palabra a la cual se han unido, dándose entonces los casos de sustantivos deverbales, sustantivos deadjetivales y sustantivos denominales.

Sufijos derivativos adjetivizantes

Finalmente, será necesario también lanzar luces sobre la definición de los Sufijos derivativos adjetivizantes, los cuales son entendidos como los morfemas derivativos que se anexan de forma posterior a un lexema, dando como resultado una nueva palabra, que puede ser clasificada –gramaticalmente hablando- como un adjetivo.

Así mismo, los adjetivos originados por este proceso derivativo diferirán entre sí de acuerdo a la categoría gramatical de la palabra a la cual se han unido, teniendo adjetivos deverbales, adjetivos deadjetivales y adjetivos denominales.

El sufijo -ar

Teniendo presente estas definiciones, quizás ciertamente sea mucho más sencillo comprender la naturaleza del sufijo –ar, el cual es entendido como un morfema que se une de forma posterior a un lexema, para cumplir con tareas tanto flexivas como derivativas. A continuación, cada una de ellas:

Sufijo flexivo

De esta manera, una de las primeras funciones morfológicas del sufijo –ar podrá ser la de conformar verbos en primera conjugación del infinitivo, como por ejemplo: cantar, probar, trotar, caminar.

Sufijo derivativo

Así mismo, el sufijo –ar es entendido como un sufijo derivativo, el cual puede unirse de forma posterior a un lexema, tanto para conformar sustantivos, referentes al concepto de conjuntos o lugares (costillar, palomar) así como también puede originar nuevas palabras, clasificadas como adjetivos denominales, usados para referir a elementos que se relacionan o pertenecen a un grupo (semanal, astral).  Por último, dentro de las funciones derivativas del sufijo –ar se encuentra la de constituir adjetivos deverbales, es decir, la de formar adjetivos en base a verbos (alegre → alegrar).

Imagen: pixabay.com

Sufijo -ar
diciembre 14, 2017
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar