Sufijo -ático / -ática

 Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –ático / -ática sea hacer una breve revisión a algunas definiciones, que permitirán entender esta partícula morfológica, propia del Español, dentro de su contexto preciso.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea recomendable enfocar esta revisión a dos nociones específicas: en primer lugar, vendrá bien traer a capítulo el concepto mismo de Sufijos, pues esto permitirá cobrar conciencia sobre la naturaleza morfológica de la partícula ático / ática. Por otro lado, también será de provecho pasar revista sobre la definición de Sufijos según su significado, por ser esta la categoría donde ha clasificado la Morfología a este morfema. A continuación, cada uno de estos:

Los sufijos

De esta manera, se comenzará por señalar que la Lingüística ha definido los Sufijos como un tipo de morfema, de clase tónica, cuya principal misión es unirse de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de crear con ellos, a través de esta unión, nuevas palabras. Sin embargo, la Lingüística también señala que detrás de este desempeño, por parte de los sufijos, pueden identificarse en realidad dos procesos morfológicos, los cuales han sido explicados de la siguiente manera:

  • Flexión: por una parte, la Lingüística habla de un grupo de sufijos, en los cuales pueden verse capacidades flexivas, puesto que estas partículas se unirán de forma posterior a ciertos lexemas, para crear alguna de las tantas formas que estos deben asumir en la medida en que van enfrentando los accidentes gramaticales que su contexto lingüístico les presenta.
  • Derivación: en segunda instancia, también se podrá encontrar en las Lenguas naturales otro conjunto de sufijos, en donde las cualidades que se distingan sean derivativas. De esta forma, este tipo de sufijos se unirán de forma posterior a determinados lexemas o palabras, para crear por Derivación nuevas partículas lingüísticas, las cuales se diferenciarán sobre todo por ser totalmente independientes, en referencia a la palabra de la que se ha originado.

Así mismo, la Morfología también ha advertido sobre la necesidad de concebir al sufijo como uno de las cinco clases de afijos que existen en las Lenguas naturales. En consecuencia, los sufijos se contarán en el mismo grupo que los prefijos, infijos, interfijos y circunfijos, morfemas de los cuales sin embargo se diferenciarán, pues los sufijos serán los únicos afijos que tendrán la capacidad de modificar la categoría gramatical de la palabra a la cual se ha unido, para dar vida a otra palabra. Esto sucede cuando el sufijo es derivativo.

Sufijos según su significado

En otro orden de ideas, al momento de estudiar el sufijo –ático / -ática será también recomendable lanzar luces sobre los Sufijos según su significado, los cuales constituyen una categoría de sufijos, distinguidos no solo por su función de añadirse de forma posterior a un determinado lexema, sino porque estos morfemas tónicos cuentan también con su propia carga semántica, la cual además pasa a formar parte también de la nueva palabra creada, por medio de la anexión del sufijo al lexema, orientando entonces el sentido de la partícula que ha surgido.

Además de esto, la Morfología también refiere que dentro de los Sufijos según su origen no se puede hablar de un solo significado, sino entre los sufijos que se incluyen en ella se logrará distinguir al menos ocho diferentes tipos de cargas semánticas, encontrándose entonces sufijos de gentilicio, profesiones, lugares, cualidades, colectivos, pertenencia, superlativos, acciones, entre otros.

Sufijos adjetivizantes

Por último, también será importante tomar un momento para asomarse a la definición de Sufijos nominalizantes, los cuales han sido definidos como morfemas tónicos y derivativos, cuya tarea morfológica es la de unirse de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de crear por Derivación nuevas palabras, que además de contar con independencia semántica, respecto a la palabra de la que han nacido, serán clasificadas gramaticalmente como Adjetivos.

Empero, la Lingüística también señala que los Sufijos adjetivizantes no producirán un solo tipo de sufijos, sino que estos podrán ser clasificados en distintos grupos, usando como criterio de agrupación la categoría gramatical de la palabra de la cual se ha generado, distinguiéndose entonces entre Adjetivos denominales, Adjetivos deadjetivales y Adjetivos deverbales.

Sufijo –ático / ática

Una vez se han analizado cada uno de estos conceptos, quizás ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a la explicación que ha dado la Morfología del Español sobre el sufijo –ático, y su variante femenina ática, los cuales son entendidos por esta disciplina, básicamente, como morfemas propios del Español, lengua en donde serán reconocidos igualmente como Sufijos de significado, relacionados con el concepto de pertenencia o relación.

Así mismo, el sufijo –ático / ática será definido como un morfema tónico y derivativo, el cual se une de forma posterior a palabras, clasificadas gramaticalmente como Sustantivos, para crear Adjetivos, por lo tanto será un sufijos derivativo adjetivizantes, creador por derivación de Adjetivos denominales. Igualmente, la Morfología del Español señala que la partícula –tico / -tica puede ser considerada una variante de este sufijo.

Ejemplos de uso del sufijo –ático / ática

No obstante, una forma eficiente de completar una explicación sobre este sufijo puede ser exponer algunos ejemplos de sus uso concreto dentro del Español, para la formación por derivación de Adjetivos denominales. A continuación, algunos de ellos:

Drama (sustantivo) + -ático (sufijo) = dramático (adjetivo)

Énfasis (sustantivo) + -ática (sufijo) = enfático (adjetivo)

Dogma (sustantivo) + -ático (sufijo) = dogmático (adjetivo)

Democracia (sustantivo) + -ática (sufijo) = Democrática (adjetivo)

Imagen: pixabay.com

Sufijo -ático / -ática
marzo 31, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar