Sufijo -atra

Es probable que los más conveniente, antes de abordar una explicación sobre el sufijo –atra, sea comenzar por una revisión teórica, que permita aproximarse a distintas definiciones, indispensables para entender esta clase de morfema dentro de su contexto específico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, quizás entonces resulte también prudente centrar esta revisión a tres conceptos básicos: Sufijos, Sufijos de procedencia y Sufijos nominalizantes, pues este constituyen tanto la naturaleza como los tipos de sufijos en donde la forma –atra se encuentra clasificada. A continuación, cada una de estas definiciones:

Sufijos

De esta manera, se comenzará a decir que la Lingüística ha explicado los sufijos como una clase de afijo, los cuales pueden considerarse en el mismo grupo con otros afijos como los prefijos, los interfijos, los infijos y los circunfijos.

Así también, los sufijos son definidos como una clase de morfema que se une de forma posterior a un lexema o raíz de palabra, para generar una nueva forma. Se diferencia de los otros afijos no solo por la posición del lexema en donde se anexa, sino porque es el único afijo que cuenta con la propiedad de afectar o variar la categoría gramatical de la palabra a la cual se ha unido.

Dentro de las distintas tareas morfológicas con las que cuentan los sufijos, la Lingüística resalta dos de ellas, las cuales serán consideradas de tipo flexivas, en la medida en que estas partículas se unan a una raíz, para generar alguna de las formas que esta puede tener de acuerdo a las distintas categorías gramaticales que esta forma tendrán según su contexto. En segunda instancia, los sufijos cumplirán también con tareas derivativas, generando nuevas palabras, señaladas como  independientes gramatical y semánticamente hablando.

Sufijos nominalizantes

Por otro lado, resulta también necesario arrojar luces sobre los sufijos nominalizantes, los cuales serán entendidos como morfemas de tipo derivativo, que cumplen con la función de anexarse a los lexemas, de forma posterior, originando una nueva palabra, la cual además de cumplir con el requisito de tener independencia semántica, gramaticalmente hablando puede ser tenida o identificada como un sustantivo, el cual según la categoría de la palabra que le ha dado origen, se diferenciará entre sustantivos deverbales, sustantivos deadjetivales y sustantivos denominales.

Sufijos por procedencia

Finalmente, cobrará importancia también pasar revista sobre la definición de Sufijos por procedencia, los cuales serán entendidos como aquellos morfemas o partículas lingüísticas que se unen a una palabra de forma posterior, para generar una nueva, y cuyo origen, es decir la procedencia de este tipo de morfemas, puede ser situado en una lengua clásica, como por ejemplo el Griego o el Latín. Estos sufijos se caracterizan, además de su origen, por contar también con un significado específico, que al unirse a la palabra termina por transferirle este sentido.

Sufijo –atra

Teniendo en cuenta estas distintas definiciones, quizás ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a la definición y entendimiento del sufijo –atra, el cual ha sido explicado por las distintas fuentes como un morfema de tipo derivativo nominalizante, que se une a las palabras, de forma posterior, para originar una nueva palabra, que podrá ser identificada como un sustantivo.

Así mismo, la Lingüística refiere que el sufijo –atra es también un sufijo de procedencia, el cual se encuentra o proviene del vocablo griego iatrós, el cual puede ser traducido como “médico”. Por ende, en el Español, toda palara que se conforme con el sufijo –atro / -atra constituirá un sustantivo que hará referencia a algún especialista de las distintas ramas que tiene la Medicina. Algunos ejemplos del uso de este sufijo en el Español serían los siguientes:

Pediatra
Psiquiatra
Foniatra
Geriatra

Imagen: pixabay.com

Sufijo -atra
diciembre 14, 2017
Se habla de:                                 

Ver más Artículo al azar